El Madrid ‘espera’ al United

Consumada la marcha de Sergio Ramos del camsieta de futbol Real Madrid barata, el club blanco ahora espera que lleguen ofertas por Raphael Varane. No por un convencimiento de traspasar al francés a toda costa, pues la intención inicial fue renovar su contrato, un proceso que arrancó hace ya un año, sin frutos; los agentes del central no respondieron a las primeras ofertas y finalmente hicieron una contraoferta con una enorme subida de salario que el Madrid no puede afrontar ahora, por lo que la situación se paró en seco, con el actual contrato de Varane finalizando en junio de 2022. Este verano será el último en que el Madrid pueda obtener un traspaso por el francés y eso es lo que espera.

Evidentemente, el Madrid no puede ir por los grandes clubes de Europa ofreciendo el traspaso de Varane; eso devaluaría automáticamente su precio. Esperan en el club blanco que sean los representantes de Varane los que lleguen al club con ofertas para salir este verano, por un valor que se sitúe cerca de los 50 millones de euros (la idea inicial eran 60 millones, pero el Madrid entiende que en tiempos de crisis por el coronavirus y con sólo un año de contrato es difícil llegar a esas cantidades). Y en concreto se tiene mucha fe en un equipo: el Manchester United.

Varios medios ingleses han venido informando del interés del United en Varane. El Mirror ya lo hizo hace unos días, y después le llegó el turno a The Athletic. Es un viejo sueño de los dirigentes de Old Trafford que ahora está más cerca que nunca de hacerse realidad. En el Madrid están convencidos de que Varane no hubiese desechado las ofertas blancas si no fuese porque tiene algún pretendiente en la recámara; se entiende que la Eurocopa impide que los movimientos se agilicen, pero el final del torneo o la prematura eliminación de los de Deschamps podrían acelerar las negociaciones.

Pogba y el PSG, de fondo

Existe, claro está, la opción del trueque entre Varane y Pogba de la que ya dio cuenta este periódico hace días. Una opción que gustaría mucho al jugador, con ganas de abandonar Mánchester para vestir de blanco, pero que tiene una clara contraindicación: el Madrid necesita hacer caja con traspasos para financiar parcialmente la operación de fichaje de Mbappé, si llega el caso y el PSG se abre a negociar. Esos 50 millones ayudarían mucho en esa misión.

Precisamente el PSG es el otro club del que el Madrid esperaba movimientos en el tema de Varane. Al Khelaifi acostumbra a intentar incorporar todo el talento joven que es capaz de captar, en su esfuerzo de darle identidad al proyecto parisino, que todavía se ve en Francia como un equipo extranjero radicado en París y construido a base de dinero foráneo. Pero la principal apuesta ahora mismo para el Madrid es el United, al que en el club esperan con los brazos abiertos.