Sólo importa el Huesca

El Atlético no vive una semana tranquila. Parece imposible. El equipo de Simeone goleó al Eibar y tomó aire después de unas jornadas donde lo pasó mal: ganó con susto al Alavés; perdió ante el Sevilla y empató con el Betis. El 5-0 vino a tranquilizar a una plantilla ansiosa por retomar la senda de los triunfos. Pero todo lo sucedido con la Superliga ha sacado de foco el liderato del Atlético, que vuelve a sentirse fuerte para reconquistarlo tras el triunfo del Madrid. Y, además, Simeone ve cerca la recuperación de sus cracks: Luis Suárez está de vuelta, aunque no jugará. Su retorno será en Bilbao, como el de João Félix y Lemar.

El Atleti afronta un duelo similar al anterior, ahora ante un Huesca que también lucha por no descender. Los números dicen que los rojiblancos deberían ganar con relativa facilidad, pero los de Pacheta se la juegan y a falta de siete jornadas no hay rival menor. Uno persigue el título, el otro no bajar. La principal preocupación del Atlético es que todos los sentidos estén puestos en el choque y no en lo que pudo ser y no será con el proyecto de la Superliga. Huesca, Huesca y Huesca es lo que más se ha escuchado por Majadahonda.

Simeone parece que repetirá once. Al equipo le volvió a costar entrar en juego ante el Eibar, pero apareció Correa y se disiparon los males. Renacido el argentino, también Llorente, en un buen nivel Carrasco y con Herrera dispuesto a reclamar su puesto, el Atlético quiere otra tarde feliz en el Wanda Metropolitano. Otra fiesta con ratos de buen fútbol y goles. Una victoria propiciará que siga líder y van pasando las jornadas…

Rafa Mir, la gran baza del Huesca

El Huesca, por su parte, recupera efectivos también. Su lucha por salvarse es encomiable y el partido es una final. Da igual que toque el Metropolitano. No es el mejor sitio para puntuar, pero todo eso importa hoy poco. Dos triunfos (Valladolid y Levante), seis empates y ocho derrotas es su balance a domicilio.

En la ida el equipo del Cholo no pasó del 0-0. Tiró por la borda buena parte del partido y en la recta final mereció ganar, pero no estuvo fino de cara a portería. Rafa Mir, delantero del Huesca, ha sonado para el Atlético, uno de esos futbolistas que no tienen gran nombre, pero cuyo rendimiento está fuera de toda duda. Pacheta vuelve a tener a Gastón Silva, no aún a Ontiveros y prepara algunas rotaciones. El Atlético sabe que no puede dejar escapar estos tres puntos.