«No tengo que saltarme etapas»

Eden Hazard ha disputado cerca de media hora en el partido de ida de semifinales entre Real Madrid y Chelsea. El belga incluso apuntaba a la titularidad, pero Zidane consideró que aún no estaba al cien por cien, recién recuperado de su lesión muscular. El ex ‘blue’ lo aclaró: «No tengo que saltarme etapas«. Aun así, el técnico francés confió en él para el tramo final, en el que el partido estaba más embarrado. Trató de participar en la ofensiva del equipo, si bien no pudo desequilibrar ni generar ocasiones de peligro.

Tras el encuentro, compareció en los micrófonos de BT Sports, admitiendo que lo que se vio en el terreno de juego podría haber dejado un resultado más desfavorable de cara a la vuelta: «El marcador podría haber sido peor. Aún queda el partido de vuelta, tenemos que pensar en el partido contra Osasuna este fin de semana, luego ir ahí abajo para ganar».

Además, también explicó por qué había disputado tan solo un rato en la segunda mitad, consecuencia de su lesión y los plazos de su recuperación: «No tengo que saltarme las etapas. Por supuesto que quiero estar en el campo. Aún quedan partidos por jugar al final de la temporada, así que quiero estar listo para ellos. Simplemente feliz de poder volver a jugar».

Por último, habló del sistema y del reencuentro con su exequipo: «Siempre es bueno jugar contra amigos, pero que ahora es jugador del Madrid y que solo quiere ganar. ¿Repetir esquema? Pregúntale al entrenador. Ya hemos jugado con esta formación antes y sabemos hacerlo. También sabemos con cuatro atrás. Depende del entrenador». En Twitter, elogió a Benzema: «Gran definición».

El Madrid también cambia el plan con Ceballos: quiere que vuelva

La eliminación del Real Madrid contra el Manchester City supuso una gran decepción en el club que empieza a tener consecuencias. No fue tanto por caer en Champions, algo que entraba en los planes tras el mal resultado de la ida. Lo preocupante fue la imagen, la falta de recursos cuando llegó el partido más importante del año. Por eso, el plan del Madrid con respecto a los refuerzos se mantiene debido a la crisis económica (no valoran fichar) pero la visión con los cedidos ha cambiado. Especialmente con dos: Odegaard y Dani Ceballos.

AS ya informó que ahora la intención es recuperar al noruego y la misma línea siguen con el internacional español. Hace apenas un mes las opciones de que permaneciera otro año en el Arsenal eran altas, pero el buen tramo final de temporada del utrerano ha cambiado la situación. A día de hoy la idea es que se incorpore a la pretemporada del Real Madrid. Los dirigentes blancos están convencidos de que es un futbolista que puede dar un salto de calidad a la plantilla después de haber demostrado que está preparado para jugar al más alto nivel al ser uno de los líderes de un Arsenal que fue campeón de la FA Cup tras eliminar al City y ganar al Chelsea en la final. Ceballos fue indiscutible y uno de los mejores futbolistas de su equipo en los encuentros decisivos.

Entre los dirigentes blancos nunca existieron dudas con respecto al andaluz. Creen que tiene calidad de sobra para triunfar en el Madrid. Por eso ahora, tras su gran año en Inglaterra, esperan que Zidane por fin cuente con él. Aunque se incorpore a la pretemporada será el francés quien tenga la última palabra cuando hable con Dani. Sus características son perfectas como recambio de Modric, que con 34 años comienza su último año de contrato en el Madrid. De hecho, en 2017 se fichó a Ceballos con la idea de que en un futuro se convirtiera en el recambio natural del croata. Ese momento ha llegado.

En un mercado tan golpeado por la crisis del coronavirus pocos equipos cuentan con la posibilidad de reforzar su plantilla a coste cero con dos futbolistas del nivel de Odegaard y Ceballos. Por eso, ante la debilidad mostrada en Champions, en el Bernabéu creen que deben mejorar su plantilla con dos futbolistas que hasta hace pocas semanas se contaba con que siguieran otra temporada más en la Real y el Arsenal, respectivamente.

Ceballos, por su parte, sigue a la espera de acontecimientos. Hace semanas que Arsenal y Madrid conversan para analizar la opción de que siga en Londres, pero ahora el club blanco ha frenado todo. El jugador ve con buenos ojos la idea de volver al Madrid, porque su sueño sigue siendo triunfar en el Bernabéu. Pero tiene claro que si vuelve debe ser para ser importante. Su gran objetivo es jugar la Eurocopa y los Juegos del próximo verano y para eso debe ser importante en el club en el que milite. Su objetivo al marcharse al Arsenal fue demostrar que está preparado para rendir en un grande. Lo ha conseguido. Ahora, si vuelve al Madrid, ya no es aquel Sub-21 que llegó en 2017 con la intención de ir entrando poco a poco en el equipo. Ya es un fijo en la Absoluta y una pieza clave en un Arsenal campeón. Su sueño es regresar… pero para jugar.