El Liverpool, con un ojo en el City

En menos de una semana, el Liverpool tiene que defender dos tronos: el de la fase de grupos de la Champions y el de la Premier League. Un escenario que beneficia claramente al Atlético de Madrid, que verá cómo los reds deberán ir a Oporto (21:00) con la necesidad de hacer rotaciones por la visita del Manchester City a Anfield el domingo en liga. Van Dijk, Jota y Alexander-Arnold, entre otros, pueden ser los elegidos por Klopp para quedarse fuera ante los portugueses, que ya dejaron claro ante los del Cholo que no van a vender barato el quedarse fuera de los octavos de final.

De hecho, el Oporto está invicto en este arranque de temporada y solo ha concedido cuatro goles en los ocho encuentros que ha disputado hasta la fecha. Únicamente el Benfica, que lleva pleno de victorias en las siete jornadas de la liga portuguesa, le priva del liderato. Un encuentro, por tanto, que no será para nada cómodo para los reds, pero en el que deberán hacer rotaciones prácticamente obligadas, pues la Premier League no podría estar más apretada arriba y cualquier tropiezo se paga caro.

El Oporto, por cierto, aún no ha ganado al Liverpool en competición oficial en ocho intentos. Mbemba está sancionado y Pepe es duda.

La Juventus debe remontar para salvar la temporada

La Juventus, en 2018, tiró la casa por la ventana para fichar a Cristiano con un objetivo claro: romper su gafe con la Champions. Tras haber caído en cuartos en 2019 y octavos en 2020, hoy la Vecchia Signora tiene la obligación de remontar ante el Oporto. Hay que evitar una eliminación que sería un fracaso doble, ya que el Scudettotras nueve seguidos, se ha complicado bastante.

La importancia de la cita estuvo clara el sábado, cuando Pirlo dejó fuera de su once a Ronaldo por primera vez desde noviembre. Hoy el portugués vuelve al lado de un Morata que por fin superó el citomegalovirus y ha vuelto a su nivel. El Maestro tendrá, en cambio, problemas en la zaga, con De Ligt fuera de combate y Chiellini en condiciones precarias.

Dilemas que también tiene Conceiçao. Mbemba ayer volvió a trabajar con el grupo, pero el técnico reconoció que Corona y Grujic siguen siendo duda. Los Dragones, en los últimos seis partidos de Champions, apenas encajaron un gol y sopesan utilizar a lo largo del enfrentamiento el 5-4-1 con el que anularon al City de Guardiola. Le tocará a Cristiano tirar abajo el muro.