Militao peligra para el Clásico

El Virus FIFA ha terminado pasándole factura al Real Madrid. Los médicos de la selección brasileña han confirmado que Éder Militao sufre una lesión muscular en la parte posterior de la pierna derecha, por lo que no sólo se cae del partido de este viernes de la canarinha contra Uruguay sino que también peligra seriamente para el viaje en Champions contra el Shakhtar (21 de octubre) y tres días más tarde el Clásico del Camp Nou.

El central madridista tuvo que ser sustituido el pasado lunes en el partido contra Colombia por un pinchazo y las primeras reacciones apuntaban a una posible lesión. La CBF confirmó ayer que la ecografía practicada al jugador reveló en efecto que la dolencia era de consideración. El médico de Brasil, Rodrigo Lasmar, le informó a Tite de que perdía por tanto al futbolista y se puso en contacto también de inmediato con los médicos del Real Madrid.

Militao ha sido liberado y viajará lo antes posible a Madrid para ponerse en manos de los médicos madridistas en Valdebebas e iniciar de inmediato la recuperación. Tiene muy complicado pese a ello estar en una semana que puede ser clave para el futuro del Real Madrid en la Champions y también en el campeonato de Liga. Ancelotti, que venía quejándose de las lesiones en la retaguardia, tendrá que volver a alterar su once porque Militao estaba siendo uno de sus titulares habituales. En principio podría solucionarlo con la dupla Nacho-Alaba en los centrales y como tres Miguel Gutiérrez (que debutó esta semana con la Sub-21) o dos jugadores en teoría ya recuperados como son Marcelo y Mendy.

El resurgir de Lemar

Lemar ha vivido una montaña rusa desde su llegada al Atletico Madrid camiseta. Su fichaje procedente del Mónaco, el más caro en la historia del club en aquel momento, se cerró y anunció cuando iba a comenzar el Mundial de Rusia 2018 que acabaría levantando junto a sus ya compañeros de vestuario Griezmann y Lucas. Un refuerzo de quilates que desbordó la ilusión de la afición cuando, tras haber adelantado sus vacaciones para ponerse a las órdenes de Simeone, dio una exhibición de fútbol en la Supercopa de Europa contra el Real Madrid.

Pero esas sensaciones se fueron desvaneciendo con el paso de los partidos. Lemar alcanzó los 70 millones de valor para la página especializada Transfermarkt en su llegada, pero el bajo rendimiento, unido a que parecía haber perdido la confianza en su juego y la poca transcendencia en el Atlético pese a que Simeone continuaba dándole minutos, provocó que dicha cotización fuese bajando hasta los 15 millones hace sólo un año, en noviembre de 2020. El francés tocó fondo. Había estado en el mercado, ningún club se lanzó a por sus servicios y la nueva temporada la comenzaba a priori con un papel secundario.

Sin embargo, Lemar resurgió de sus cenizas y fue capital para levantar el título de Liga. Potenciando su fútbol en el nuevo sistema táctico como interior y convirtiéndose en una pieza clave para enlazar la defensa y el ataque y dar un salto de velocidad al centro del campo. Su cabeza también hizo un clic, encontró su lugar y recobró la fuerza mental para encarar a los rivales con una confianza nueva. Y esta temporada está siendo aún más importante y resolutivo de cara a puerta (suma dos goles y dos asistencias). Eso le ha servido para volver a dar un salto en su valor. En enero, hasta los 20 millones, en marzo a los 25 y en la última calibración de este 13 de octubre hasta los 40. Lemar recupera cotización a la par que ha ido recuperando su nivel y con todavía 25 años (cumple 26 el mes que viene) tiene mucho tiempo para seguir mejorando.

«No sabes la cantidad de gente que me decía que no lo pusiera, que pusiera a otro. Y yo lo veía y decía que tenía que jugar. Tiene cosas diferentes de los demás. Va para delante, gambetea (regatea). Tiene algo que tienen pocos. Hoy ya no se gambetea más. Hoy es todo posicional, hago superioridad numérica por acá, por allá. ¿Y el talento? ¿Y lo individual? ¿Y la gambeta? ¿Y el eludir? ¿Y el sacarse un hombre de encima que rompe toda la estructura? ¿Quién lo tiene? Lemar, João, Correa, pocos«, explicaba Simeone esta semana en El País. Lemar ha tenido una recuperación en forma de U y tras tocar fondo, quiere volver a llegar a su techo.

João y Griezmann bajan

En la nueva estimación de Transfermarkt también hay jugadores del Atlético cuyo valor decae. En el caso de João Félix, sus últimos meses lastrado por la lesión de tobillo le llevan a bajar desde los 80 a los 70 millones. Griezmann continúa con su descenso constante pese a volver al Atlético y el último bajón le lleva de los 60 a los 50 millones. Los jugadores veteranos como Felipe y Herrera tienen un ligero descenso hasta los 9 y 7 millones respectivamente, algo habitual en la estimación de la página en los jugadores que han superado los 30 años.

Mendy alivia a Ancelotti

Carlo Ancelotti espera recuperar muy pronto a Ferland Mendy (26 años). El francés, que todavía no ha debutado en esta temporada por problemas físicos, ha completado entrenamientos a buen nivel durante el parón de selecciones. Parece que las distintas molestias empiezan a quedarse atrás, aunque el cuerpo técnico y médico del conjunto blanco prefieren ser precavidos. Su situación es delicada y no quieren que reaparezcan molestias por apresurarse.

El regreso de Mendy al grupo es un soplo de aire fresco para Carlettoque ve en el ex Lyon una pieza fundamental dentro del estilo de juego que pretende implementar. Ya antes de empezar a trabajar contaba con él como un futbolista importante en el sistema. Su capacidad física y su intensidad en el robo pueden ser de gran ayuda en las transiciones defensivas que tantos quebraderos de cabeza le están dando al técnico. También en la presión adelantada que tan mal funcionó contra Inter en la primera mitad o contra el Villarreal en el Bernabéu, por poner dos ejemplos.

Con su vuelta, el Madrid no solo refuerza el lateral izquierdo, posición natural del francés. También el derecho donde Ancelotti, por la lesión de Carvajal, solo estaba contando con Lucas Vázquez. Probó a Valverde como defensor, pero fue un parche que no funcionó. Con el regreso de Mendy, el entrenador tiene ahora la alternativa de poner a Nacho en la derecha para darle al equipo un mayor equilibrio defensivo. El canterano ya jugó en esa posición contra el Sheriff y lo hará más a menudo en los próximos partidos.

Otra opción que tiene Carlo con Mendy es la de usarlo como central. De hecho, el italiano ve en él un jugador con capacidades para ocupar el centro de la zaga. Esto permitiría dar descanso a Alaba o jugar con el austriaco de lateral, aprovechando su capacidad para centrar e incorporarse al área rival. También permite hacer una defensa con tres centrales, en la que Mendy actuaría en el costado izquierdo, algo que ya hizo con Zidane en algunos partidos la temporada pasada.

Sea en la posición que sea, se le espera con los brazos abiertos. La defensa del Madrid está haciendo aguas, necesita soluciones y Mendy puede ser una ideal. En cuanto pueda volver a jugar, va a sumar muchos minutos de blanco. La única duda es si su última lesión le permitirá tener la regularidad necesaria.

Arezo, otra apuesta de futuro

El Atlético está muy contento con lo que tiene, pero no deja de mirar cómo reforzar su plantilla. Vlahovic gustaba en verano y sigue en la agenda, aunque se ha entrometido al Juventus. Y en el radar rojiblanco está también Matías Arezo, una de las grandes joyas de Sudamérica. El serbio de la Fiore tiene 21 años y el uruguayo, aún 18. Dos cracks de presente y, sobre todo, mucho futuro a los que pretende pescar el Atleti en los próximos meses. En primer lugar, al joven de River Plate.

El Atlético no ha dejado de vigilar a Matías Arezo. El delantero muestra en cada encuentro un potencial enorme y eleva su rendimiento con el paso de las semanas. Esta temporada lleva 13 goles en 19 partidos, algunos de bellísima factura, y cada vez más clubes le miran, pero el futbolista valora que el interés de los rojiblancos viene de lejos y las cifras que estiman en Uruguay rondan los 10 millones de euros.

«Me consta el interés del Atlético, no hay duda, es uno de los equipos que le quieren. Es un jugador potente, definidor. Es un estilo Luis Suárez, con algunas características diferentes, pero con muy buena pegada y que sabe moverse muy bien en el área», confesó Leo Rumbo, director deportivo del River Plate de Montevideo, a AS en abril, donde reveló otra clave: «Además del idioma, un plus es la protección que puede tener allí», en relación a los uruguayos que hay (Giménez, Suárez, el Profe…) y ha habido en el club. En la dirección deportiva entienden que da el perfil.

Si ficha en enero, cedido en River o a Europa

El plan del Atlético es no acelerar el crecimiento de Arezo, que ahora está en un contexto muy favorable en su país. Pero los pretendientes acechan. Por eso el club rojiblanco no quiere que se le adelanten y en Uruguay afirman que la operación se materializará ya el próximo mes de enero, aunque luego decida dejarlo cedido o buscarle un primer equipo en Europa. Matías Arezo cotiza al alza y es otra de las apuestas de futuro del Atleti, quizá el heredero de Suárez en el equipo y en la selección. Si los rojiblancos atan al charrúa y a Vlahovic, Simeone tendrá goleadores para muchos años.

Explosión de La Masia

El barcelonista de base tenía motivos para sacar pecho este lunes en la oficina por la explosión de su Masia contra el Levante. No fueron debuts para la galería. Fueron actuaciones brillantes como la de Gavi (17 años), convincentes como las de Nico (19), Mingueza (22) o Eric García (20), chispeantes aunque algo irregulares de Riqui Puig (22). Eso, más la memorable reaparición del elegido Ansu (18). Los seis, escoltados por dos capitanes en el césped, Gerard Piqué (34) y Sergio Busquets (33). Los otros dos, Jordi Alba (32) y Sergi Roberto (29), no pudieron jugar el partido. A esta explosión de cantera se suma Ronald Araújo (22), que llegó con 19 años al Barça y no puede ser considerado como tal, pero tuvo que ganarse su sitio desde el filial. Y lesionado está Alejandro Balde (17), otra bomba en la banda izquierda de la que se hablan maravillas y que ya debutó como titular, con lesión, en el partido ante el Granada.

Los datos hablan por sí solos. Según informe del CIES, el Barcelona es el segundo equipo de las cinco grandes ligas que más minutos le da a los menores de 21 años, con el 22,7%. El Bayer Leverkusen es el único que lo supera. En España, el segundo es el Mallorca, con un porcentaje mucho menor: 14,7%. Eso sí, la edad media del once titular blaugrana no es baja en relación a otros muchos otros clubes, debido al indiscutible rol de futbolistas de la talla de Gerard Piqué, Jordi Alba o Sergio Busquets. 26,78 años promedian los hombres de Koeman.

Este Baby Barça viene para quedarse y ha aparecido de la nada. La temporada pasada, Koeman ya demostró que su apuesta por los jóvenes es decidida. «Si es bueno y trabaja, jugará aunque sea joven», explicaba el domingo Alfred Schreuder, segundo entrenador de Koeman. El holandés no sólo apostó por Pedri y Mingueza el curso pasado. También le había dado ya galones a Ansu hasta que se lesionó y se la jugó con Araújo y, sobre todo, con Ilaix, a quien llevó del juvenil al primer equipo. Su adiós le dolió, tenía un gran futbolista en ciernes.

Pero donde crecía Ilaix, también lo hacían Gavi y Nico, que, a la espera de Balde, han sido los grandes descubrimientos del Barça 2021-22, especialmente el chico de Los Palacios, que tiene 17 años y un mes y juega con una variedad de registros que ha impresionado a cualquiera que no lo hubiese seguido su desarrollo en la ‘pedrera’ azulgrana. Gavi juega a dos toques, pero también se mueve, es capaz de romper al espacio y de chocar en defensa. Nico es un jugador más frío, muy posicional. Lee bien el juego y todos quieren ver en él, aunque son palabras mayores, al Busquets del futuro.

No hay vuelta atrás. Por las circunstancias que rodean al club, y por el rendimiento de los jugadores en los primeros minutos oficiales que han tenido con el Barça, esta generación ha llegado para quedarse.

El Liverpool, con un ojo en el City

En menos de una semana, el Liverpool tiene que defender dos tronos: el de la fase de grupos de la Champions y el de la Premier League. Un escenario que beneficia claramente al Atlético de Madrid, que verá cómo los reds deberán ir a Oporto (21:00) con la necesidad de hacer rotaciones por la visita del Manchester City a Anfield el domingo en liga. Van Dijk, Jota y Alexander-Arnold, entre otros, pueden ser los elegidos por Klopp para quedarse fuera ante los portugueses, que ya dejaron claro ante los del Cholo que no van a vender barato el quedarse fuera de los octavos de final.

De hecho, el Oporto está invicto en este arranque de temporada y solo ha concedido cuatro goles en los ocho encuentros que ha disputado hasta la fecha. Únicamente el Benfica, que lleva pleno de victorias en las siete jornadas de la liga portuguesa, le priva del liderato. Un encuentro, por tanto, que no será para nada cómodo para los reds, pero en el que deberán hacer rotaciones prácticamente obligadas, pues la Premier League no podría estar más apretada arriba y cualquier tropiezo se paga caro.

El Oporto, por cierto, aún no ha ganado al Liverpool en competición oficial en ocho intentos. Mbemba está sancionado y Pepe es duda.

Inter y Shakhtar ya no pueden fallar

Tras la actuación positiva (pero sin puntos) en el estreno con el Madrid, el Inter ahora no puede fallar más: necesita ganar. La visita al Shakhtar es un desempate fundamental para el segundo puesto del grupo y un partido siempre complicado En el curso pasado allí los nerazzurri no pasaron del 0-0 y en el mismo estadio cayó el propio Madridpero este año hay una razón más para tener cuidado: Roberto De Zerbi.

El técnico italiano, que encandiló la Serie A con el juego del Sassuolo, llega con ilusión (ganó la Supercopa de camiseta ucrania 2021 3-0 ante el Dinamo Kiev), pero también muy hambriento por la derrota ante el Sheriff de la primera jornada. Los nerazzurri, por su parte, han comenzado bien en el Calcio, ganando cuatro partidos y empatando dos: el último, 2-2 con el Atalanta, fue un espectáculo.

Inzaghi tuvo buenas noticias en la víspera, ya que pudo convocar tanto a Joaquín Correa como a Arturo Vidal, recuperados de sus molestias físicas. Difícil que salgan de inicio, pero tenerlos a disposición puede representar un arma importante a lo largo del partido. De Zerbi, por su parte, no podrá contar con Trubin, que todavía no está al 100%, y en la portería apostará por la experiencia de Pyatov.

SHAKHTAR: Pyatov; Dodò, Marlon, Matvienko, Ismaily; Maycon, Marcos Antonio; Teté, Alan Patrick, Pedrinho, Traoré. Entrenador: Roberto De Zerbi.

INTER: Handanovic; Skriniar, De Vrij, Bastoni; Darmian, Barella, Calhanoglu, Brozovic, Perisic; Dzeko, Lautaro. Entrenador: Simone Inzaghi

ÁRBITRO: István Kovacs, Rumania.

ESTADIO: NSC Olimpiyskiy, Kiev.

HORA: 18:45- Movistar L.de Campeones.

Camavinga cae de pie

Camavinga ha empezado de forma inmejorable en el Real Madrid. Todavía no ha jugado ni medio partido (34 minutos en total, 24’ ante el Celta y 10’ contra el Inter) y suma un gol y una asistencia. Todo ello sin apenas tiempo para adaptarse (llegó en el último día de mercado) y con sólo 18 años. Palabras mayores.

Lo primero para este gran rendimiento ha sido la confianza de Carlo Ancelotti, que le ha convertido desde el principio en el primer recambio en el mediocampo, por delante de Isco y Asensio, que hasta su llegada habían tenido bastante protagonismo. Sin embargo, en los dos últimos partidos el malagueño ni siquiera ha saltado al campo (ha visto ambos íntegros desde el banquillo) y el balear sólo ha jugado 12 minutos (once frente al Celta y uno contra el Inter).

Ante el Celta, en Liga, Carletto le dio entrada con el partido a favor, pero contra el Inter lo hizo con el encuentro empatado (0-0) y en un estreno en Champions que era decisivo, a domicilio y con el rival más fuerte del grupo enfrente. El francés respondió con creces: le dio a Rodrygo el pase del único gol del choque, el que pone al Madrid con tres puntos valiosísimos. Era su debut en Champions, ante un grande europeo y en un escenario imponente. Nada de eso le pesó a Camavinga, que derrochó desparpajo y seguridad en sí mismo.

Ancelotti, consciente de la lluvia de elogios que va a recibir el futbolista en los próximos días, destacó su buen rendimiento a la vez que incidió en dos aspectos clave: paciencia y facetas que mejorar. “Es un jugador que puede jugar en el Madrid, por eso lo hemos fichado. Es muy joven, tiene mucha calidad pero tenemos que tener paciencia. Debe progresar bien, lo está haciendo. Debe mejorar el aspecto defensivo y lo va a mejorar en el futuro”, dijo el italiano.

Fichaje de futuro

Estas primeras actuaciones dan la razón al Madrid, que considera el de Camavinga como un fichaje estratégico. El centro del campo es una demarcación que necesita progresivamente un cambio. El trío formado por Casemiro, Kroos y Modric sigue siendo el presente, aún tienen gasolina y van a seguir siendo muy importantes mientras mantengan su nivel. Pero Modric ya tiene 36 años y Kroos se recupera de una incómoda pubalgia. Con el croata, el club blanco ha demostrado que van a seguir en el Bernabéu mientras mantengan el nivel (le renovó el curso pasado por un año más). Pero es una evidencia que el tiempo pasa para todos y en el Madrid quieren estar preparados para que el relevo se produzca de forma natural…

Alaba es el nuevo káiser

David Alaba (29 años) llegó al Madrid para ser líder y en un par de meses lo ha conseguido. Es una de las voces autorizadas sobre el terreno de juego, dando indicaciones constantemente y haciendo lo que necesita el equipo en cada momento. Contra el InterAncelotti lo volvió a colocar de central para que dirigiese desde atrás y le diese consistencia a una línea que había perdido el orden y la confianza en los últimos partidos. El austriaco tomó el mando y, aunque se sufrió en la primera mitad, se recuperó mordiente y consistencia para salir del Giuseppe Meazza sin encajar.

En unas imágenes emitidas por en Movistar+, se puede ver a Alaba durante el partido como una de las extensiones de Carletto en el terreno de juego. De hecho, habló con él en varias ocasiones para retocar cuestiones tácticas. Se le ve animando al equipo y echando broncas a los compañeros cuando era necesario, al más puro ‘estilo Sergio Ramos‘. Se le fichó para que tuviese un papel similar al del sevillano y lo ha aceptado a la perfección. Por capacidad competitiva y carácter, se está poniendo a su altura, con lo difícil que es hacerlo en una entidad como la de Chamartín y en tan poco tiempo.

En datos, su partido fue excelente. Recuperó tres balones y ganó dos duelos ante delanteros tan físicos como Dzeko y Lautaro Martínez. Ofensivamente, fue el central encargado de romper líneas mediante pases interiores y exteriores. Completó 59, con un acierto del 89%. Su gran rendimiento en la posición hace que sea muy difícil que regrese al lateral, puesto mejor cubierto con Miguel GutiérrezMendy y Marcelo, y al que solo volverá en caso de necesidad.

«El entrenador me ve más como central. No es un secreto que también puedo jugar por la izquierda, pero solo quiero ayudar al equipo, no me importa la posición», aseguró tras el partido en el canal austriaco ServusTV.

El Madrid se lanzó a por él durante los primeros meses de 2020 conscientes de que, con la más que probable marcha de Ramos y Varane a final de curso, iban a necesitar un veterano que liderase la parcela defensiva. Por ello, se le ofreció un salario a la altura (unos 11 millones) y se le aseguró un papel importante en el equipo. Respecto a su papel, Alaba fue claro: «Se me exigirá en consecuencia, pero solo ocupo un puesto e intento ayudar a mi equipo«. Un futbolista que quiere ser parte de la historia del club blanco.

Un SOS a Ansu Fati

Una de las conclusiones que se pudo sacar del partido ante el Bayern es que el nueva camiseta del Barcelona no muerdePor primera vez en su historia en la Champions League el equipo blaugrana acabó el partido sin disparar entre los tres palos. Ronald Koeman sólo pudo alinear a dos delanteros: Memphis y el recién llegado Luuk de Jong. ¿El motivo? Eran los únicos de que disponía. Al final del partido, tanto desde el banquillo como desde el vestuario se reclamó como fundamental el regreso de Ansu Fati.

Koeman afrontó el partido ante el gigante alemán con una nómina de lesionados en la línea atacante que mediatizaba la alineación. Braithwaite fue el último en caer y deberá ser operado y no se espera su retorno hasta el año que viene, Dembélé sigue de baja tras su lesión de la Eurocopa con Francia, Kun Agüero aún no ha debutado tras lesionarse en el sóleo el día antes de presentarse en el Gamper. Per por encima de todos ellos, el SOS se lanza en busca de Ansu Fati, el jugador que hace dos temporadas apareció como la luz a la que aferrarse en ataque y que después de una serie de malas decisiones médicas lleva ya 10 meses en el dique seco.

El jugador ha empezado ahora a hacer trabajo con el grupo, pero no se le espera hasta octubre después de sufrir un nuevo frenazo en su recuperación.

Quien más o quien menos dentro del club había puesto en rojo en el calendario la fecha el lunes 20 de septiembre, cuando el Barcelona juega en casa ante el Granada, como la ideal para volver a ver de nuevo al joven delantero en un campo de fútbol. En este sentido, TV3 el miércoles apostaba por esta circunstancia.

Según puso saber AS hace una semana, la prudencia que están gestionando tanto los médicos como los técnicos la recuperación del joven delantero se ha unido una ralentización de la rehabilitación en los últimos días, que ha obligado a poner el freno de mano sobre las expectativas iniciales.

La prueba irrefutable de que a Fati aún le queda camino por recorrer para recibir el alta es que no estuvo en el amistoso que jugó el equipo el pasado miércoles ante El Prat. Una ausencia justificada en el seno del vestuario porque Ansu «aún tiene que sumar muchos más entrenamientos para jugar».