Araújo: tercera lesión en el tobillo izquierdo y segunda recaída

El partido ante el Levante en el Ciutat de camiseta de futbol Valencia barata (3-3) quedará grabado en la retina del aficionado culé como la imagen de una derrota más que un empate: el equipo perdía dos puntos vitales para el campeonato, que hubiera supuesto además dormir esa noche como líder, pero lo que es peor, reflejaba una preocupante resignación e impotencia, tras dejarse remontar en dos minutos una ventaja de 0-2.

Pero las consecuencias de este partido han ido mucho más allá del resultado: dos jugadores tuvieron que retirarse antes de tiempo por sendas recaídas. Una, la de Sergi Roberto, reconocida a regañadientes en un comunicado del club que hablaba de “molestias tendinosas” en el recto femoral de la pierna derecha, cuando lo cierto, según ha podido saber este diario, es que se trata de una rotura de tomo y lomo, con un tiempo de baja entre uno a dos meses.

Mucho más sibilino fue el comunicado que emitió el club durante el partido sobre Ronald Araújo, limitándose a señalar que sufría “un golpe en el tobillo izquierdo”. Evidentemente, se trataba de la zona más delicada del central uruguayo, donde había sufrido sendas lesiones esta temporada, con recaída incluida. Según pudo saber AS, el jugador también se sometió a pruebas tras el partido, que confirmaron una nueva recaída. De hecho, se detectó una lesión en la sindesmosis del tobillo izquierdo, sin afectación ligamentosa ni fractura, que le podría tener unas tres semanas fuera de los terrenos de juego. Más que por la gravedad de la lesión, estamos hablando de un esguince, el problema es que es la tercera vez que sufre la misma dolencia y en el mismo tobillo, entrando en una espiral muy peligrosa para un jugador tan joven.

Al Atlético se le escapa LaLiga… en los últimos minutos

El Atlético consiguió empatar el partido en San Mamés en el minuto 78 cuando, después de estar toda la segunda parte remando para tirar abajo la puerta de Unai Simon, un córner lanzado por Carrasco encontró el gran testarazo de Savic para igualar el marcador. Cuando parecía que los de Simeone se volcarían en busca de la remontada, el equipo se echó atrás tratando de bajar las pulsaciones y calmar su juego antes de volver a la carga.

Tanto fue así que dejó de pisar el área rival y acabó concediendo un córner que remató sólo Iñigo Martínez para dar la victoria al Athletic en el minuto 85 de partido, sin ningún tipo de reacción y sin jugarse prácticamente nada de los escasos tres minutos añadidos por el colegiado. Quizás por excesivo conservadurismo, al Atlético se le escapó un punto en los últimos minutos cuando la dinámica del partido tras el gol de Savic parecía indicar que serían los de Simeone los que intentarían voltear el marcador.

Y no es la primera vez en esta versión lúgubre que viene mostrando el Atlético en los últimos meses que meterse atrás conlleva la pérdida de puntos pasado el minuto 85. Si en la maravillosa primera vuelta del equipo rojiblanco, donde alcanzó los 50 puntos en las 19 primeras jornadas, aparecía la otra cara de la moneda, con el equipo amartillando a los rivales hasta mejorar su resultado en la Zona Cesarini de los partidos, ahora está saliendo cruz. En la jornada 17 y 19, en dos salidas consecutivas, el Atlético consiguió ganar en sus visitas al Eibar y al Alavés (Felipe se había marcado el empate en propia en el 84′) con dos goles de Suárez en el minuto 89 que supusieron en los dos casos el 1-2.

Pero ahora la dinámica es otra. Con el resultado corto a favor, el equipo ha tenido dificultades para mantener su ventaja y con el marcador en contra no ha conseguido aprovechar sus oportunidades que hubiesen cambiado el sino de los encuentros. En la jornada 22 el Atlético remontó al Celta el tanto inicial de Mina con un doblete de Luis Suárez. Pero, con una plantilla mermada por el coronavirus y sin prácticamente cambios, el equipo se aculó sobre su meta y Ferreyra puso el empate en el minuto 88. En la jornada 26 el Atlético había realizado una magnífica primera mitad contra el Real Madrid y se había adelantado a través de Suárez. En la segunda parte pudo ampliarse el marcador, no se consiguió y Benzema empató en el minuto 87 en un partido que restó dos puntos a los de Simeone y dio el empate a uno de los rivales por el título.

Y en partidos donde el resultado no era el esperado, el Atlético pudo marcar en los últimos instantes, pero pese a tener una gran ocasión de gol no pudo convertirla. Pasó contra el Levante, cuando Lemar tuvo de volea el empate en el minuto 88 que detuvo Cárdenas con un paradón. Acabaría poniendo el 0-2 De Frutos en la última jugada con Oblak en el área rival. En Getafe, el Atlético pudo romper el marcador en los últimos minutos con un remate de Suárez al palo o un cabezazo de Dembélé prácticamente en el último minuto que se marchó fuera por centímetros. Y ante Sevilla y Betis le llegó la ocasión de marcar a Correa pasado el minuto 85 para empatar en el Sánchez Pizjuán o ganar en el Benito Villamarín sin éxito. También es cierto que Oblak paró un penalti contra el Alavés en los instantes finales que podía haber conllevado el empate de Joselu y otros dos puntos al traste.

Mirando a los rivales por LaLiga, el Atlético está en déficit en los últimos instantes de los partidos mientras sus rivales se crecen cuando llegan a los momentos finales. El Sevilla, a tres puntos de los rojiblancos, es el equipo que más finales locos ha vivido. Para bien y para mal, pero con un saldo muy positivo. Ante el Athletic perdió por 2-1 con el tanto de Sancet en el 86’, cayó en la ida ante el Granada con el gol de Yangel Herrera en el 82’ y recibió el tanto del empate del Valladolid en el 87’, aunque se lo devolvería en la vuelta en Zorrilla con el empate del guardameta Bono en el 94’. Y es que en el lado positivo de la balanza sevillista es muy grande. Además de ese punto ante el Valladolid, derrotó al Cádiz por 1-3, pero marcando su segundo gol en el minuto 90, se impuso al Levante por 1-0 con el gol de En-Nesyri en el 92’, ganó al Celta 4-2 haciendo su tercer tanto en el 85’, derrotó al Huesca con gol de En-Nesyri en el 83’, al Getafe con gol de Etxeita en propia el 81’ y al Valencia con el tanto de Suso también en el 81’. Es decir, se le escaparon cuatro puntos una vez pasado el minuto 80 (Bono salvó la victoria contra el Alavés parando un penalti en el descuento), pero ganó 13 puntos en esa Zona Cesarini.

El Madrid por su parte ha sido un seguro en la parte final de los encuentros. Le rascó un punto al Atlético en el Wanda Metropolitano en una semana donde Vinicius empataría ante la Real Sociedad en el minuto 89 y Benzema conseguiría el gol para derrotar al Elche en el 92’. En el inicio de curso ganó al Betis por 2-3 con un gol de Ramos de penalti en el 82’ y derrotaría al Huesca por 1-2 con un tanto de Varane en el 84’. El equipo de Zidane no tiene cara B, sin recibir ningún gol relevante en los minutos finales (Illaix estuvo a punto de empatar el Clásico con un balón al larguero en el 93′) y rescatando ocho puntos pasado el 80’. Y el Barcelona se haría con el triunfo en el Benito Villamarín con un gol de Trincao en el 87’ y ganaría al Valladolid en el 90’ con un tanto de Dembélé, aunque también se le escaparían dos puntos en el último minuto del partido contra el Cádiz con un tanto de penalti de Álex Fernández.

Es decir, el balance final es positivo para todos los candidatos al título menos al Atlético. El equipo rojiblanco ha perdido cinco puntos en la segunda vuelta pasado el minuto 80 (había ganado cuatro en ese tramo de los partidos en la primera vuelta), mientras que el Sevilla ha dicho adiós a cuatro puntos, pero ganado ha 13 en esa zona roja, el Real Madrid ha ganado ocho y no ha perdido ninguno y el Barcelona ha ganado cuatro y perdido dos. Minutos finales que deciden encuentros y con LaLiga tan apretada deciden campeonatos. El Atlético ha dilapidado su ventaja en la tabla y deberá ponerse a la altura de sus rivales en esos minutos finales si quiere hacerse con el título.

Oferta a la baja a Eric García

Eric García sigue siendo una prioridad para la nueva presidencia del Barcelona. Un refuerzo ideal y a coste cero. Pero la situación no parece tan encaminada como hace un mes, como ha anunciado Cuatro. Mateu Alemany ya ha empezado a tomar decisiones como el hombre fuerte en la parcela deportiva del presidente Joan Laporta. Se ha puesto manos a la obra para reforzar la plantilla y el asunto Eric García estaba en lo alto de la lista.

El Barcelona quiere que el futbolista regrese al Camp Nou, y el defensa está encantado de que sea así. Por ese lado no hay problema. Sin embargo, como apunta Cuatroel acuerdo cerrado hace meses con el central español ahora ha sufrido modificaciones. La crisis económica hace estragos en el Barcelona y su tesorería no está para tirar flores. Por ese motivo, se han modificado las condiciones del contrato con Eric García pero a la baja. Esa oferta menos atractiva que frena al zaguero a tomar el paso. Y eso que el internacional español había rechazado todas las propuestas de renovación del Manchester City por volver al Barcelona. Ahora se han cambiado las tornas y el futbolista duda en escuchar otras proposiciones interesantes.

Un problema económico que hace encallar una operación que parecía muy encaminada. Y supone el primer tropiezo al nuevo proyecto de Joan Laporta.

De Jong: «Vamos a París a competir, ganar y… a clasificarnos»

Frenkie de Jong es uno de los jugadores más importantes de la era Koeman. Su juego se ha convertido en una de las grandes referencias del equipo, destapándose además como goleador. Ahora afronta uno de los retos más importantes desde que viste la camiseta blaugrana: remontar un 1-4 en contra.

¿Cuál es el objetivo?

¿Ha hablado ya con Laporta?

Estamos contentos porque hay un nuevo presidente en el Barça. Yo aún no le conozco muy bien, pero voy a hablar con él seguro.

¿Les habló de la remontada?

Sí. Nos ha dado toda la suerte del mundo y que vayamos a competir.

¿Este equipo es una piña?

Sí. Estamos muy unidos. Se puede ver en partidos como el Sevilla. Vamos a París a ganar y competir.

¿Sorprendido con Ilaix Moriba?

No me sorprende porque lo he visto en los entrenamientos. Tiene un gran futuro aquí.

¿Quieren eivindicarse tras el 1-4?

No sé si fue justo ese marcador, pero jugamos un mal partido. Queremos dar una buena imagen del Barcelona y competir.

¿Es importante la baja de Neymar?

Es uno de los mejores del mundo. Es mejor que no esté Neymar.

¿Estás contento con su rendimiento?

Me siento muy bien. No tengo ni molestias. Para mí es lo más importante. El año pasado jugué muchos minutos, pero no acabé contento.

¿Se ven luchando por LaLiga y la Copa?

Claro. Tenemos una final y la tenemos que ganar. En LaLiga estamos mucho mejor y luchando por el título.

¿Creen en la remontada?

Creemos y lo vamos a intentar.

Koeman: «Laporta nos transmitió buen rollo»

Ronald Koeman habló este martes en rueda de prensa en la previa del PSG-Barça de Champions que se juega en el Parque de los Príncipes este miércoles a las 20:00 horas.

Estas últimas semanas el equipo ha remontado en LaLiga. ¿Las sensaciones son diferentes al partido de ida?

Ojalá sea diferente. Tenemos un resultado malo en contra. Siempre hay vida. Depende de cómo empecemos el partido y en la energía que vamos a poner para complicar la vida al contrario. Ellos demostraron mucha efectividad en el primer partido. Nosotros salimos a ganar en cualquier campo y que tenemos oportunidades. Si tenemos efectividad, nada es imposible.

¿En qué ha cambiado el Barça desde el 1-4 hasta ahora?

En el partido de ida estábamos también en un buen momento. Pero no se puede comparar perder 2-0 con perder 1-4. Y el PSG es un equipo que aspira al máximo en la Champions. Para tener una oportunidad de remontar hay que hacer un partido redondo y tener mucho efectividad. Pero nosotros saldremos a ganar. Ojalá que le podamos complicar el partido.

¿Cree que las bajas le condicionan más todavía, habría más opciones con Piqué y Araújo?

Es verdad que es una temporada donde ningún día hemos tenido a todos los jugadores disponibles. Y tuvimos mala suerte con nuestros centrales. Pero somos fuertes y hemos seguido adelante. Y eso es lo que queremos demostrar otra vez.

¿Cómo fue el encuentro con Laporta, ve más opciones de que Messi se quede con Laporta?

Más posibilidades no sé, pero el nuevo presidente Laporta tiene un pasado con Leo y eso es positivo. No sé si es un cambio para que Leo decida quedarse porque la decisión es suya pero ojalá que siga con nosotros. Laporta ha ganado con bastante diferencia; los socios han votado y para el club es bueno tener un presidente como él para mejorar cosas en el futuro.

¿Cree que Laporta será un buen presidente, qué le vas a pedir?

Sí le conozco. Nos saludamos varias veces en el pasado. Y conozco bien a Rijkaard. Sé que es un presidente que da confianza a los jugadores y etsá bien metido en su cargo de ayudar a los jugadores y a los entrenadores. Pero al final todo depende de los resultados. Ha entrado bien, nos dijo unas palabras y había buen rollo. Ahora hay que seguir en el camino que hemos empezado y es el momento de demostrar que estamos en el buen camino.

Ha dicho que nada es imposible. ¿Pero se conformaría con ganar y competir, o no lo firma?

En principio, no me conformo con nada. Hay que salir fuertes en el partido, hacer nuestro juego, crear oportunidades para marcar. Si cuando acabe el partido, hemos dado el máximo, ya veremos el resultado. Pero lo peor que nos puede pasar es que no demos el máximo en el partido de mañana.

¿Cree que la mejoría en LaLiga será suficiente?

Sabemos que va a ser complicado. Jugamos contra el PSG, no contra un equipo que nos deja. Hay que hacer un partido redondo, pero ojalá podamos aspirar a más. A veces se habla de las bajas del contrario, pero hay que hablar de las bajas que tenemos nosotros que son muchas más que las que nosotros tenemos mañana.

¿Si remontan sería su momento más especial como entrenador?

Hay que marcar más goles que el día del Sevilla, son goles fuera de casa. Pero, una vez más, nada es imposible. Somos el Barça, y cuando eres el Barça hay que ganar.

¿Tiene decidido ya el once?

Sí. Tengo el once en mi cabeza. Hemos tenido una charla y veremos mañana. Con estos 22 jugadores podemos jugar cualquier sistema.

¿Cómo está Araújo?

Hemos hablado y analizado sus últimas dos semanas de entrenamiento. Creo que hemos forzado un poco su vuelta y eso le generó molestias. No queremos forzar. Necesita más entrenamientos y, si todo va bien, puede que esté disponible para el próximo lunes.

El Barça sólo ha conseguido siete victorias en la Champions con resultados que le clasificarían y en cinco de esos partidos estuvo Messi. ¿Cree que Messi puede vivir una noche histórica?

Si pensamos en poder remontar, necesitamos a los jugadores a su mejor nivel. Y si Leo es capaz de hacer uno de los mejores partidos, todo es poisble. Porque puede decidir cualquier partido en cualquier momento. No hay que meter más presión a Leo; todo el equipo debe estar al mejor nivel. Hay que finalizar jugadas, buscar la efectividad que necesitamo. Hay que ver el inicio del partido. Será importante.

¿Puede tener miedo el PSG?

No creo que nos tenga miedo. Conozco bien a su entrenador y preparará a su equipo en la mejor manera de que no piensen que es un partido fácil. Siempre es más fácil remontar en tu casa que fuera. Son diferentes circunstancias. Nosotros tenemos que hacer nuestro partido. El PSG tiene confianza con el nuevo entrenador.

Rotación masiva en Cornellà

 

Ter Stegen, Dest, Lenglet, Alba, Busquets, De Jong, Griezmann y Dembélé, además de Messi, sancionado, pueden descansar. Koeman dará una oportunidad a jugadores con los que no cuenta pero que esta vez deben sacarle las castañas del fuego al entrenador y al equipo.

El holandés puede introducir en el once a Mingueza, Umtiti, Júnior, Pjanic, Riqui, Trincao y Braithwaite. También podría darle la alernativa a dos jugadores del filial, Ilaix Moriba y Konrad. Podría llamar a alguno más, siempre jugando con que al menos, por normativa, debe haer siete jugadores de la primera plantilla. Araújo o Pedri se perfilan como dos de los jugadores que pueden completar un once que podría estar formado por: Neto; Mingueza, Araújo, Umtiti, Júnior; Pjanic, Riqui Puig, Ilaix; Trincao, Braithwaite y Konrad. El Barça tendrá una sesión de activación el mismo jueves a las 10:15 horas y no sería extraño verlo entrenarse en césped artificial alguno de estos días.

Koeman y la situación del club: «Es complicado, no tienes nada en las manos»

Ronald Koeman ha concedido una amplísima entrevista a la Revista Barça en la que trata numerosos temas. Son estos.

Jugar sin público: «Sí, allí (en el Camp Nou) jugué muchos partidos, muchos partidos importantes donde siempre tenías la ayuda del público y ahora no la tienes, no sólo nosotros, también el resto de los equipos, porque todos tenemos estas dificultades con la Covid».

La pandemia: «El tema de la Covid también ha sido nuevo para mí, y me cuesta. Sí, sí que se nota. Cuesta sobre todo en los partidos en casa, porque en un campo tan grande, que no haya gente, lo hace más complicado para el jugador. Después de un tiempo quizás estás más acostumbrado a jugar sin público, pero creo que cada vez que un jugador salta al campo donde no hay nada de ambiente, donde se escucha todo, es algo raro…, te falta mucho el ambiente».

Koeman pasó el coronavirus: «Lo pasamos mal en el sentido de que no me encontraba bien, me encontraba muy cansado, tenía fiebre, por la noche estaba peor, pero no fue muy grave. Pero sí tenía la sensación de no estar bien, de sentirme cansado».

Su salud en general, problemas con el corazón: «Es verdad que cuando te pasan cosas así, o que tienes gente a tu lado que han estado enfermos, la vida cambia un poco. En mi caso, con el pequeño infarto que tuve, hay cosas que seguramente piensas un poco diferente. Quizás la oportunidad de poder entrenar al Barça era ahora o nunca. Ya tengo 57 años, ya hace muchos años que soy entrenador, tampoco quiero acabar entrenando con 70 años. El momento era ahora».

Dejar a Holanda: «Sí, puede ser. Cuando me llamaron en enero para preguntarme si tenía interés en venir dije que faltando cuatro o cinco meses para la Eurocopa no podía dejar la selección. En marzo, cuando supimos que no íbamos a jugar la Eurocopa, mi situación personal con Holanda cambió, porque quién me hubiera dicho que en verano sí que habría una Eurocopa normal, con público, en diferentes países…, la situación ha cambiado, y tal vez si no hubiéramos tenido la Covid-19 habría tenido que esperar unos años más».

Tony Bruins: «Cuando estábamos juntos entrenando al Ajax en 2003, recuerdo bien que tuvo el momento en que le encontraron el cáncer de próstata. Lo ha llevado 17 años bien, pero siempre ha tenido que vivir con su enfermedad, haciendo quimioterapia…, y lo he visto bajar en el tema físico. Siempre íbamos hablando, íbamos a comer, lo visitaba a su casa…, siempre me ha dado consejos con los rivales, con los jugadores, pero últimamente estaba más callado y sabía por qué, pero no pensaba que estaba tan cerca del final . Son cosas muy difíciles de aceptar, pero pienso que no tuvo una vida como debía vivirla una persona a su edad. Para toda la familia fue una situación complicada y triste, pero creo que al final fue lo mejor para Tony».

Lo primero que dijo a su mujer, Bartina, a sus hijos Debbie, Tim y Ronald, cuando supo que entrenaría al Barça: «Bueno, en el Barça siempre que se necesitaba un entrenador mi nombre ha sonado, por parte del Club, de la gente, pero también por mi parte, porque he dicho muchas veces que para mí era un sueño poder entrenar al Barcelona. Ahora tuve la oportunidad, y tanto mi mujer como mis hijos sabían que estoy encantado, incluso ellos prefieren vivir aquí antes que en Holanda, así que no es un tema sólo deportivo, también es un tema de vida, siempre nos hemos encontrado como en casa, pero sobre todo ellos sabían que para mí ha sido realizar un gran sueño. No, sobre todo porque tenía el sueño de entrenar al Barcelona. Creo que tampoco puedes esperar el momento que todo funcione bien. Si un equipo tiene muy buenos resultados, un equipo no cambia de entrenador. Siempre que hay un cambio es porque la gente no está contenta, porque el equipo no gana…, no sé si he sido valiente, creo que cualquier entrenador que tiene la oportunidad de venir, dice “¡voy!”. Por el afecto de la gente, por el afecto del Club, por mi relación personal… Conozco bien el Club, conozco a la gente, estuve seis años como jugador y un año y medio como ayudante de Van Gaal , sabía que era un momento complicado, con cambios importantes en el Club, pero soy el entrenador, tenemos que jugar bien y ganar los partidos, el resto no lo podemos controlar».

Ser una leyenda: «Cualquier entrenador que llega a un club como el Barça tiene que ganar para que la gente esté contenta. Claro que puedes tener un buen nombre, lo que has hecho antes como jugador, pero al fin lo que cuenta son los partidos, son los títulos y las cosas que ganas. Si ves mi carrera como entrenador, bueno, en Holanda sí, pero en muchos otros casos como con el Benfica, el Valencia o el Everton y el Southampton en Inglaterra, no estuve en equipos muy grandes que aspiraran a todo. Ahora también me tengo que ganar a la gente y me he dado cuenta de que las cosas no vienen fácilmente. Creo que hay que tomar decisiones, hay que hacer cambios, hay que dar confianza, hay que dar oportunidades a los jóvenes y hay que valorar después de un tiempo. Uno tiene que trabajar y demostrar como entrenador que es válido para este club».

Ser fiel a uno mismo: «Es muy importante, porque lo mejor es tener confianza en ti mismo, pensar cómo quieres llevar las cosas y ser fiel a ti mismo porque, al final, si pierdes tu cargo y has cambiado, es un poco más duro. Lo importante es buscar una línea, tener gente a tu lado con la que puedas discutir sobre decisiones que tienes que tomar, pero si es una línea debes seguirla. También es un mensaje claro para los jugadores. Si tienen un entrenador que hoy es negro y mañana es blanco, así no llegas. Si pierdo, pierdo por mis cosas y por mi filosofía».

Qué hay del Koeman jugador en el Koeman entrenador: «Sobre todo las ganas de ganar, eso no ha cambiado. Quiero ver a un equipo que juega, que domina, pero también que presiona, y el fútbol también ha cambiado, porque en mi época yo era más de construir desde atrás y hoy en día son los laterales que casi son extremos. El fútbol ha cambiado, pero quiero ver a mi equipo ganador, que lucha, que trabaja, que juega bien pero que también obtiene el mejor resultado».

Quinto entrenador holandés: «Con Michels coincidí con la selección. Lo único grande que hemos ganado nosotros fue la Eurocopa del 88 con Michels de entrenador. Ha sido un entrenador de muchísima personalidad. De cualquier entrenador aprendes algo, positivo, pero también negativo. A Johan antes del Barça ya lo tuve de entrenador un año en el Ajax. Johan, de todos, quizá fue el mejor jugador del mundo en su época y tienes más información en detalles de fútbol. Estuve con él seis años aquí con muchos éxitos. Además, con un buen grupo de gente, nos llevábamos bien fuera de campo y fueron unos años fantásticos. Con Van Gaal fui su ayudante en el Barça un año y medio. La diferencia entre Johan y Van Gaal es que Johan entrenaba como un exjugador, y Van Gaal ha sido además profesor, más metódico. Johan se basaba más en lo que ha visto, en su feeling, su experiencia. Con Frank (Rijkaard) he jugado, nunca he entrenado, pero hicimos el curso de entrenador juntos un año».

Las rotaciones de Messi: «En principio esto es para cualquier jugador. Si está en condiciones de jugar y es tan bueno, juega. Y claro, Leo tiene más años que antes, pero todavía es un jugador al que le gusta mucho estar allí y sobre todo ganar partidos, está disfrutando cada día con los entrenamientos y está muy metido. Yo como entrenador hablo con mis jugadores, y también hablo con Leo sobre esto y sobre otras cosas porque es capitán del equipo también, y hay cosas de vestuario, hay normas, y hablamos de muchas cosas, no sólo del juego. Es decir, éste es el trabajo diario de un entrenador que tiene comunicación con sus jugadores».

Ansu y Pedri: «Hablar de gente joven también es bonito, lo merecen, pero también son gente que tiene que aprender muchísimo todavía, porque tienen 17 o 18 años en el sentido de Ansu y de Pedri, pero lo que han hecho, estar al nivel máximo en el primer equipo de Barça, es algo muy grande. En el caso de Pedri, a su edad, llegando del Las Palmas y jugando ya en partidos contra el Madrid o el Juventus y con el nivel que ha demostrado, es fantástico.. Es importante para un club tener a gente joven que vaya teniendo oportunidades, hay que cambiar el equipo poco a poco, necesitamos aún tener a los grandes, pero no lo serán toda la vida y hay que buscar cambios con tiempo, con tranquilidad, y, una vez más, Pedri ha ganado sus minutos en los partidos en los entrenamientos porque a mí me ha demostrado ser muy bueno y que puede jugar en un equipo como el Barcelona».

Situación institucional: «Es muy complicado porque no tienes nada en las manos, pero yo siempre digo que si por arriba estamos tranquilos, abajo es mejor. Cualquier equipo necesita una cierta tranquilidad para triunfar».

Koeman, la revolución puede esperar

Aunque luego el resultado le dio, sólo en parte, la razón, la alineación de Ronald Koeman contra el Levante sorprendió a un porcentaje altísimo del entorno del Barça. Cuando todos esperaban con cierta expectación una sacudida después del 2-1 contra el Cádiz y el 0-3 contra la Juventusel holandés no hizo una sola concesión y sacó su perfil más conservador. Hasta siete supervivientes del humillante 2-8 de Lisboa fueron titulares. A saber, Ter Stegen, Lenglet, Alba, Busquets, De Jong, Griezmann y Messi. Puede ser peor si se rasca un poco más. Probablemente, Sergiño Dest y Araújo jugaron porque Sergi Roberto y Piqué están lesionados y Braithwaite, porque ya Suárez se fue al Atlético. El titular número once, Coutinho, también pertenece a la generación del fracaso de Liverpool.

Más allá de análisis futbolísticos, ya que es posible que Koeman hiciera lo más prudente para asegurar el marcador en un partido decisivo, lo que quedó claro es que, para el holandés, que supuestamente había venido a darle al vestuario la vuelta como un calcetín, la revolución puede esperar. Es cierto que las circunstancias no le están ayudando. Uno de los líderes del cambio, Ansu, se lesionó de gravedad en el partido contra el Betis.

Hay, sin embargo, una situación que puede convertirse en peliaguda para Koeman. Hasta ahora, y al contrario que con Valverde o Setién, nadie le había exigido resultados, sólo valentía para poner a los jóvenes. Ese es su principal aval. El arrojo y el descaro para no casarse con las vacas sagradas. Sin embargo, Koeman prescindió de Pedri en el once contra el Levante. Trincao y Pedri (el único en el que realmente parece creer) salieron un ratito, Riqui y Aleñá ni aparecieron por el partido y, para colmo, acabó jugando con tres centrales después de la extravagante salida de Umtiti al campo, con posible penalti incluido.

Semanas después de gustar mucho en Kiev con un equipo en el que estuvieron Mingueza, Júnior, Aleñá o Pedri, Koeman ha dado un paso atrás por la razón que sea. Como buen conocedor del fútbol, es posible que la reflexión le haya hecho ver que después de cuatro derrotas en LaLiga y un palo como el de la Juventus, meter a los jóvenes con calzador podría suponer una manera de quemarlos. Sin embargo, Koeman se está jugando su credibilidad porque, de cara al exterior, todos esperaban cambios. Exigían cambios. Y van a menos. Será interesante comprobar cuáles son los próximos pasos del holandés contra Real Sociedad y Valencia. Si Koeman sigue poniendo a «los mismos cabrones de siempre» se le demandarán resultados. Y no están siendo los mejores.

 

«Doy las gracias al Madrid por no ficharme; estoy donde quería»

El jugador del Barcelona Pedri pasó este lunes por los micrófonos de El Larguero de la Cadena SER. El atacante analizó su irrupción en la primera plantilla azulgrana y repasó el pasado, presente y futuro de su carrera.

Humildad: «Yo creo que si pierdes la humildad y dejas de ser como eres se pierde al futbolista. Mis padres y mi hermano son los que me dan más consejos. Está muy bien porque te hace exigirte y estar con los pies en el suelo».

Posición en el campo: «Desde pequeño siempre me he sentido más cómodo de mediapunta pero en ambas bandas puedo aportar al equipo».

Messi: «No te acostumbras a ver las jugadas que hace Messi. Todos te sorprenden. Poder aprender de ellos es un lujo. Ver las cosas que hace Messi… hace lo que quiere y cuando quiere. Claro que impone Messi, lo ves en la TV y en la play y verlo en la vida real impresiona. Me impresionan todos. Jugar con Messi es un premio que me ha dado la vida».

Relación con el vestuario: «Sobretodo me llevo muy bien con Trincao, llegamos al mismo tiempo, empezamos a entrenar juntos…. con Ansu muy bien. Ahora ha tenido la lesión y tiene que trabajar para estar lo mejor posible. Hemos hecho buenas migas».

Ansu Fati: «Ansu tiene mucho gol. Mucha calidad, uno contra uno… tiene muchísimo futuro y lo tiene todo».

El Clásico: «Dos días antes del Clásico me dijeron que iba a ser titular y dije… hostia, ¡esto ya va en serio!».

Prueba en el Real Madrid: «Estuve una semana probando en el Madrid. Me dijeron que no tenía el nivel. Me llevaron a un despacho y me lo dijeron. Le doy las gracias, porque ahora estoy en el equipo que siempre he querido estar».

Selección: «Luis de la Fuente me dice que siga trabajando como lo estoy haciendo. Que busque los espacios, que tenga tranquilidad y que sea yo mismo. Ojalá pueda ir a las dos, a la Eurocopa y a los Juegos Olímpicos».

Aspiraciones: «No me gusta ponerme techos. Hay que ir paso a paso. Siempre he dicho que me gustaría jugar un Mundial con la Selección».

Positivo de Suárez: «No es una buena noticia el positivo de Luis Suárez. Los mejores tienen que estar en el campo y jugar en el campo»

Atlético de Madrid: «El Atlético tiene un gran equipo y saben a lo que juegan. Van todos a una y veremos lo que pasa».

Griezmann: «A Griezmann lo veo bien. Está teniendo la mala suerte de que no le acaban de entrar. Nos aporta mucho cuando juegan».

Braithwaite y Dembélé también pasan el test del coronavirus

A primera hora de la tarde de este lunes toda la plantilla blaugrana pasó el test PCR, paso previo a iniciar los entrenamientos. Incluso acudió a la cita el atacante Martin Braithwaite, fichado a finales de febrero fuera de la ventana de mercado tras confirmarse la lesión de la larga duración de Ousmane Dembélé, que se pudo inscribir para jugar LaLiga, pero no llegó a tiempo para la Champions, por lo que la temporada ya ha finalizado para el jugador a nivel práctico.

Sin embargo, Braithwaite seguirá ejercitándose con el equipo pese a su imposibilidad de jugar ningún partido más esta temporada. De hecho, el delantero fue de los primeros en acudir a las instalaciones blaugrana para someterse al test de coronavirus.

En el otro lado de la moneda se encuentra Dembélé. El atacante francés también pasó este lunes el test y lo hizo además en la misma franja horaria que el resto de sus compañeros. Hay que recordar que al no estar inscrito en LaLiga, el protocolo de seguridad era muy estricto, impidiéndole coincidir con sus compañeros incluso en el vestuario. Estos últimos meses han sido especialmente duros para el internacional al trabajar prácticamente en solitario, con la única compañía del fisio Xavi Linde.

El primero en pasar el test fue Clement Lenglet, que tendrá por delante unos días para recuperarse de sus molestias en la ingle derecha. Le siguieron, llegando de forma escalonada, De Jong, Braithwaite, Griezmann, Riqui Puig, Sergi Roberto y Piqué, en la primera hornada. Posteriormente, la segunda se inició con Dembélé, Busquets, Neto, Rakitic, Semedo y Ansu Fati. En la tercera, ya apareció Leo Messi, a quien le siguieron Junior, Alba, Umtiti, Rakitic y Arturo Vidal y Luis Suárez.

Los jugadores apenas coincidían cinco minutos en la Ciutat Esportiva, el tiempo suficiente para someterse al test rápido de PCR. Si no hay ninguna contraorden, están citados todos este martes a las 9.30 horas para iniciar la preparación de cara al regreso de la Champions.