Atlético: desconexión, trabajo en Majadahonda y rumbo a Lisboa

Desconexión total hasta el domingo. Eso es lo que quiere Simeone para su plantilla hasta este domingo, fecha en la que los jugadores del Atlético regresarán a los entrenamientos. El cuerpo técnico ha planificado casi una semana de descanso en la que los futbolistas deben olvidarse del fútbol, desconectar y estar con sus respectivas familias. Posteriormente el equipo regresará al trabajo para cargar pilas de cara al partido del día 13 ante el Leipzig.

El equipo no realizará ninguna concentración en Los Ángeles de San Rafael. El Atlético se entrenará dos semanas en las instalaciones rojiblancas de Majadahonda. El conjunto madrileño se siente cómodo allí y se seguirá realizando todo el protocolo del COVID-19. Se valoró la opción de desplazarse hasta tierras segovianas, pero finalmente los técnicos descartaron esa opción.

El Atlético ya sólo piensa en el Leipzig. El Cholo tiene todos los informes del conjunto alemán. En el equipo hay máximo respeto por el rival de Champions, que no tiene el potencial de, por ejemplo, el Bayern, pero Simeone y los suyos saben que podrán las cosas muy complicadas.

El técnico ya ha empezado a transmitir a los suyos la ilusión por la opción que se le plantea al Atlético de llegar a una nueva final de Champions. Pero todos saben la gran responsabilidad que tiene el equipo. Hay mucho prestigio en juego, mucho dinero y llegar a la final puede ayudar a paliar las pérdidas económicas que la pandemia ha causado en el Atlético. Por eso el mensaje que lanzó el Cholo fue el siguiente: desconectar ahora y volver a tope para intentar ganar la Champions.

Carrasco se reengancha

Carrasco se reengancha al Atlético de Simeone. El jugador belga fue el mejor del Atlético en el Camp Nou y además del punto obtenido, la gran noticia para el conjunto madrileño es la aportación del extremo. Carrasco llegó en el mercado invernal como la apuesta rojiblanca para reforzar una plantilla que mostraba carencias ofensivas. La crisis provocada por el COVID-19 obligó a que la competición se parase y eso hizo que Carrasco no pudiera mostrar sus condiciones. Tras el parón, y el gran número de encuentros, Simeone ha ido rotando a su plantilla y Carrasco ya sí ha ofrecido un buen rendimiento. Su partido ante el Barcelona hace que dé un paso al frente. Simeone comentó al final del encuentro que «el Carrasco que se fue está volviendo a su mejor versión».

Carrasco ha jugado 11 partidos de competición oficial en lo que llevamos de temporada, todos en LaLiga. Debutó en el Bernabéu, ante el Real Madrid, el 1 de febrero. Ha jugado siempre y únicamente no disputó ni un minuto contra el Liverpool, en ninguno de los dos partidos de Champions, ni tampoco en el que enfrentó al Atlético ante el Villarreal. En los demás sí que ha gozado de minutos. Ha marcado un gol y dado dos asistencias.

Carrasco realizó cuatro regates (el que más del Atlético), hizo 23 de 26 pases buenos y recuperó cinco balones (que no es lo suyo) en el encuentro ante el Barcelona. Dio la impresión de ser un peligro constante para la defensa azulgrana. Provocó los dos penaltis que propiciaron los dos goles del equipo madrileño. Para Simeone es muy importante la punta de velocidad que tiene el extremo belga.

El futbolista del Atlético acaba su cesión esta temporada. El club rojiblanco ha hablado ya con él para que siga un año más y el belga ha respondido de manera afirmativa. El Atlético quiere hablar con el Dalian chino para que Carrasco esté en la plantilla rojiblanca 2020-21. Simeone ha tenido siempre una gran fe en el belga y partidos como el del Camp Nou le refuerzan. A sus 26 años, en septiembre cumplirá 27, sabe que está ante una de sus últimas oportunidades de volver a un gran nivel en un club que aspira a todo como el Atlético.