Benzema no se entrena y es baja segura ante el Valladolid

La enfermería del Real Madrid no deja de recibir nuevos inquilinos. El último es Karim Benzema. El francés no saltó al césped de Valdebebas junto al resto de los jugadores disponibles, por lo que atendiendo a la regla de Zidane, no viajará para estar mañana en el José Zorrilla contra el Valladolid.

El club no ha informado aún oficialmente de cual es la dolencia o molestia que puede sufrir el nueve madridista, pero las primeras informaciones indican que en estos momentos peligra también su viaje a Bérgamo. Hay que recordar que el pasado domingo contra el Valencia jugó buena parte del partido con un tobillo tocado por una acción en la que sufrió un golpe de Thierry Correia.

Sin Karim, otro revés para Zidane, que tendrá que ir a Pucela con la nómina de atacantes de muy mermada. Tampoco siguen sin estar listos ni Hazard ni Rodrygo. A ellos se suman Ramos, Militao, Valverde, Marcelo y Odriozola. Por lo que el único nueve disponible en estos momentos es Mariano y se abre la posibilidad de que entre en la lista Hugo Duro, el pichichi del Castilla y un futbolista al que ya ha citado antes Zizou aunque no le hizo debutar de manera oficial.

Medio Madrid es suficiente

Primer apunte: la mitad del Madrid es mucho mejor que todo el Getafe. Segundo: Marcelo, con tres centrales, aún está en buen uso. Tercero: no hay peligro de cantericidio por darle cancha a los jóvenes. Esas conclusiones quedaron en un partido en el que el equipo de Zidane se dio por aludido con el empate del Celta en el Wanda y tejió con paciencia e inteligencia su victoria. Este largometraje tuvo menos suspense de lo habitual por su trabajo y por el derrumbe del Getafe, hace tiempo dentista y hoy sin dientes.

Hubo un tiempo no tan lejano en que Isco fue alguien en la Selección. Y en el Madrid llegó sentar a Bale, esa cepa británica que mutó a inofensiva demasiado pronto, cuando Zidane aún se atrevía a hablar de innegociables. Ahora es farolillo rojo. Con nueve ausentes y Odegaard en Londres, Zidane le puso por delante a Marvin, como le había puesto por delante a Arribas ante el Mönchengladbach o el Levante. Su suplencia de este martes le cuelga el cartel de caso perdido. Y es que para evitarle tuvo que dar un paso más en su reciente papel de arreglista: Mendy de central izquierdo en una línea de tres con Nacho y Varane; Marcelo, de carrilero; Modric, de pivote, Asensio, de mediapunta… Una sacudida en toda regla.

Un Getafe clásico… y fallido

El Getafe, en cambio, regresó a su vieja fórmula, ese 4-4-2 que tanto molestaba al de enfrente. Su partido es que el rival no tenga partido. Y ahí sobraban Kubo y Aleñá. Así que el Getafe se volvió clásico sin conseguirlo. No le va hacerse el simpático; presiona, incordia, aburre y en sus buenos días mata con dos buenos puntas. Esta vez ni eso. Ese plan ha pinchado ante los grandes porque para escapar de él se necesitan futbolistas de un pie muy fino y entre los equipos alfa abundan. Y tampoco ha colado esta temporada ante otros de menor tamaño porque falla el segundo acto: meter goles.

La conclusión es que ni Madrid ni Getafe están a la altura de sus mejores días. El equipo de Zidane huye de los espacios, se repite en el juego al pie, no le da marcha a los partidos. Queda la sensación de que está demasiado visto, de que a este ritmo su recorrido será corto. Así que pone casi todo el foco en el balón parado. Ahí encontró sus dos primeras oportunidades: una pelota perdida en el área de esas que siempre buscan a Casemiro y un cabezazo de Benzema en un córner. El brasileño desaprovechó su magnetismo en la zona con un disparo a la décima fila de asientos y el francés topó con el larguero, del que se ha hecho íntimo enemigo.

Y mientras, el Getafe, de salida, incumplió sus dos grandes mandamientos: robar muy arriba y hacer de la segunda jugada su primera jugada. Pero sumando las imperfecciones de uno y otro estuvo muy por encima el Madrid. Marcelo, con gente a su espalda, vive más tranquilo y se suelta. Y Modric no está investigado en el proceso: sigue jugando como cuando levantó el Balón de Oro. También él tuvo el gol, en un remate sin oposición desde el borde del área que rechazó, en postura estrafalaria, David Soria con una rodilla.

A otros no les fue tan bien en la primera parte. Vinicius es tigre enjaulado, Benzema resulta demasiado esporádico y Asensio baja a menudo el volumen en muchas fases del partido.

El Getafe no pasó de bachear el encuentro en campo propio sin la agresividad de otros tiempos, se sintió extraño ante el cambio de dibujo del Madrid y no tuvo ninguna presencia ante Courtois en los primeros 45 minutos. Fue un equipo resistente en el peor sentido del término: ultradefensivo y sin respuesta.

Lluvia y goles

El descanso cambió el clima (llovió con ganas) pero no el paisaje. El Madrid siguió encogiendo al Getafe y perdiendo ocasiones. La primera de Benzema, cuyo remate sin oposición sacó con mano rápida David Soria. Así, al equipo de Zidane no le convenía al resultado ni al de Bordalás la dinámica. El Getafe cargó munición con Kubo, Aleña y Mata, sus dos fichajes de invierno y su nueve de gala. El Madrid cambió canterano por canterano, Arribas por Marvin, que no son lo mismo. Isco lo contempló con el cuerpo y la moral congelados en la grada. Más fantasía, menos velocidad y un papel nuevo para Vinicius: carrilero derecho. Una decisión de riesgo máximo con un buen principio. El primer centro del brasileño desde su nueva finca lo mandó a la red Benzema con la cabeza, la mejor arma ahora mismo de un compositor concienciado como rematador. El chollo que se prometía Cucurella acababa siendo la llave maestra del Madrid.

Aún quedaban por ver más fenómenos paranormales. Arribas, que lo primero que hizo en su debut europeo fue tirarle un caño a un defensa del Gladbach, abrió a Marcelo en la izquierda y su centro al primer palo lo remató como un ariete… ¡Mendy! Extrañan ya pocas cosas en un equipo tan golpeado por las lesiones que ha tenido cinco laterales en poco más de cuatro meses. Sólo entonces, con el partido archivado, entró Isco. Sus días parecen contados. Tiene sólo 28 años y su magia blanca se ha vuelto negra.

Neymar presiona a Mbappé

Neymar está cerca de cerrar su renovación con el PSG por cuatro temporadas, como informó TNT Sports esta misma semana, con lo que el equipo parisino deja atrás un pasado tormentoso de disputas con el brasileño y se asegura a uno de los atacantes más decisivos del mundo para seguir peleando por su gran objetivo: la Champions League, que ya rozó el curso pasado. La temporada 2021-22 tiene especial significado para el PSG: mediado el curso tendrá lugar el Mundial de Qatar (el club parisino es de propiedad catarí) y la idea es que esa temporada el cuadro de la capital francesa ya haya conseguido un título europeo o esté en vías de hacerlo para mayo de 2022. El PSG no reparará en gastos para componer una plantilla ganadora que cruce esa línea de meta.

El siguiente paso es la renovación de Mbappé, en principio más complicada que la de Neymar: el francés finaliza contrato en junio de 2022, por lo que el próximo verano le quedará un año para poder irse gratis y será para el PSG el momento de decidir. Si no renueva, tendrá que venderlo para sacarle rendimiento económico (le costó 180 millones de euros, procedente del Mónaco), con el Real Madrid y el Liverpool como los mejores colocados, llegado el caso.

Mbappé ha venido rechazando las ofertas de renovación que le hacía el PSG desde hace ya dos años, gracias a un contrato ya muy voluminoso (cobra unos 21 millones netos por curso) y con la cabeza puesta en no cerrarse vías de futuro; el Madrid, equipo por el que siente pasión desde la niñez (en concreto, por Cristiano Ronaldo), asomaba en el horizonte. Sin embargo, en las últimas semanas parece que las posturas se han acercado, como evidenció el propio Mbappé en una entrevista con L’Equipe: «Estamos negociando, me encuentro bien aquí. Si renuevo, será para estar muchos años aquí, estoy reflexionando. Quiero pensar en lo que quiero hacer los próximos años, dónde quiero estar…».

Neymar y Mbappé, de pronto inseparables

Unas declaraciones en las que mantiene la puerta abierta a buscar una salida que ya intentó en el pasado (Unai Emery, su entrenador dos años, ya explicó que tuvieron que frenar sus ganas de irse a Madrid tras sólo un año en París), pero en las que también valora la opción de quedarse y hacer carrera en el fútbol francés como trampolín para reinar en Europa. El primer paso que debía dar el PSG era asegurar compañeros de viaje de su nivel y con la renovación de Neymar han cumplido en ese sentido.

La relación entre ambos no siempre fue la mejor. No en lo futbolístico, faceta en al que se entienden a las mil maravillas, pero sí en cuanto al liderazgo del vestuario. Tras finalizar la temporada 2018-19, Mbappé soltó la bomba segundos después de ser reconocido como el mejor jugador de la Ligue 1 aquel curso: «Quizás sea feliz aquí, quizás en otro sitio. Creo que es el momento de tomar una mayor responsabilidad». No lo explicitó, pero desde todos los sectores se entendió el mensaje como una crítica al papel protagonista de Neymar, por encima de él mismo, pese a que ya había guiado a Francia hasta un campeonato del Mundo en Rusia 2018.

Ahora, sin embargo, las posturas están más cercanas que nunca. El propio Neymar lo dejó claro en Telefoot, hace apenas unos días: «Me quedo en el PSG, han cambiado bastante las cosas, quiero seguir y espero que Mbappé lo haga también». El francés le correspondió al día siguiente, en una entrevista a ‘France Football’: «Neymar es el mejor del mundo, sabe hacer de todo. Siempre he creído que los grandes jugadores deben jugar juntos. Los estatus estaban decididos desde el principio: él es el centro del proyecto, yo estoy aquí para ayudarle. Nunca olvidaré cómo me ayudó en mis inicios, es un buen chico». Toneladas de jabón entre ambos que revelan un posible futuro juntos en el PSG que antes no parecía cercano… y ahora tiene mejor pinta.

Pero no sólo de buenas palabras vive el hombre futbolista. El dinero es un asunto central en este caso, con el PSG proyectando pérdidas de 204 millones para este curso debido a la pandemia. El deseo ferviente de su presidente, Nasser Al Khelaifi, de formar un equipo de estrellas choca con la realidad financiera de la entidad, que le paga a Mbappé 21 millones netos al año y a Neymar, en torno a 35; son las cifras de sus contratos actuales, previsiblemente crecerían en sucesivas renovaciones, aunque no han trascendido detalles económicos del acuerdo del brasileño.

Pérdidas de 200 millones… y Messi

La renovación de Neymar, indefectiblemente, cerrará espacio salarial para Mbappé, con el PSG necesitado de recortar salarios para no saltarse el Fair Play Financiero de la UEFA. Y un nombre surge en el horizonte: Lionel Messi. El argentino sigue sin aclarar si renovará con el Barcelona o si se marchará libre a otro equipo. Si sucede lo segundo (opción muy factible, la situación económica del Barça es crítica y su salario de más de 70 millones limpios por curso, inasumible), el PSG ya dejó claro en boca de su director deportivo, Leonardo, que quiere competir por ese fichaje: «Un jugador así siempre está en la lista del PSG».

Y añadió: «¿Neymar o Mbappé? La situación es difícil, ¿qué equipo tiene los medios financieros para pagarles ahora mismo sus salarios? Creo que nadie…». Si Messi entra en la ecuación, obligatoriamente debe salir uno de los dos. Y Neymar ya ha dicho que se queda en París, donde quiere reunirse con su amigo Messi. El brasileño, con su renovación, quiere acercar que Mbappé siga el mismo camino pero, al mismo tiempo, constriñe ese camino económicamente y potencia su marcha. Una balanza de difícil predicción, a cuatro meses del cierre de la temporada.

Odegaard y la Real activan su plan de regreso a San Sebastián

No era una de sus prioridades en este mercado de invierno, pero los últimos movimientos pueden hacerle cambiar de idea. Porque la realidad es que desde que se marchó, la Real Sociedad nunca ha perdido de vista a Martin Ødegaard, con la esperanza de que en enero se pudiera volver a abrir la puerta a su regreso. El recuerdo que dejó en San Sebastián el noruego fue magnífico, y nunca se entendió que el Real Madrid lo recuperase en agosto, a dos días del comienzo de la pretemporada, con todo preparado para que jugara su segunda temporada cedido como txuri-urdin, que era el acuerdo al que se había llegado el año anterior.

Esa puerta de vuelta de Ødegaard a la Real se puede abrir en los próximos días. Porque ha solicitado al Real Madrid salir cedido de nuevo, y ya se ha puesto en contacto con gente de San Sebastián para regresar. Así que en las oficinas de Anoeta están muy pendientes de los movimientos que vaya a hacer Florentino Pérez con el noruego. El plan de su regreso a San Sebastián se ha activado.

Después de quedarse fuera de la lista de convocados para el partido de Copa del Rey en Alcoy contra el Alcoyano de Segunda B, Martín Ødegaard explotó, y solicitó formalmente al Real Madrid su salida cedido en este mercado de invierno, tal y como ha informado el Diario AS en las últimas horas. El jugador noruego está cansado de las pocas oportunidades que está teniendo con Zinedine Zidane, y ha pedido buscar una solución a su situación. No entiende que no vaya a jugar ni partidos de Copa contra rivales de inferior categoría. Desde club blanco se ha llegado a deslizar que el entrenador francés no está contento con su actitud y rendimiento en los entrenamientos, algo que sorprende por ejemplo en San Sebastián, porque en la Real tuvo una actitud intachable desde que llegó hasta que se fue. Ødegaard dejó una sensación fantástica en San Sebastián y también el noruego se marchó dejando abierta una muy buena relación con el club donostiarra. Por esa razón, tanto El Mundo como Noticias de Gipuzkoa han publicado que en las últimas horas ha llamado a la Real para decirle que quiere volver a jugar lo que resta de temporada en San Sebastián, algo que por supuesto se ve con muy buenos ojos en la entidad realista, que ahora va a estar muy pendiente de la decisión que tome el Real Madrid con Ødegaard en este mes de enero.

Ya ha habido llamada

AS ha podido confirmar que esa llamada de Ødegaard a la Real se ha producido, y que los términos de la conversación han sido los de pedirle que solicite al Real Madrid su cesión para la segunda parte de la temporada, señalando que cuenta con su aceptación y que ya lo ha solicitado al club blanco a través de sus representantes. Este diario también ha podido contrastar que la respuesta de la Real a Ødegaard ha sido positiva, señalando que activará los mecanismos necesarios para conseguir su vuelta a Zubieta. Esto quiere decir que las conversaciones entre ambos clubes podrían activarse en los próximos días, aunque los contactos han sido continuos en este tiempo debido a su buena relación, y que la Real no ha dejado de preguntar al Real Madrid por la situación del noruego. Podría decirse que hay trabajo avanzado, y que el acuerdo no debería ser complicado. En la entidad realista siempre se ha dejado abierta su vía de regreso, con la esperanza de que se abriera la posibilidad en enero. Y ahora está abierta, con Ødegaard totalmente receptible, que es lo que realmente lea preocupaba.

La Real, pendiente del Madrid

Falta ahora conocer la postura Del Real Madrid para solucionar este problema, aunque en la Real temen que a quien hay que convencer es a Zidane, que fue quien lo solicitó en verano cuando supo que no me iban a traer fichajes y quien se resiste a cederlo ahora en enero, por miedo a que pueda necesitarlo en algún momento de la temporada por culpa de las bajas que pueda tener. Pero Ødegaard quiere salir, y así se lo ha dejado ya claro tanto al entrenador como a la dirección deportiva del Real Madrid. Y quiere volver a la Real, es su destino preferente si le dejan salir.

En San Sebastián logró su mejor versión y se encontró con un vestuario en el que hizo alguno de sus mejores amigos que le ha dado el fútbol. Precisamente, AS ha confirmado también que las llamadas de Ødegaard a la Real no se han producido sólo a las más altas instancias (el agente ha hablado con el presidente Jokin Aperribay y el Director de Fútbol, Roberto Olabe), sino que el propio futbolista noruego también se ha puesto en contacto con algunos de sus ex compañeros para expresarles su deseo de volver a jugar con ellos y de ayudarles a superar los retos que tienen por delante, como la final de Copa del Rey para la que él mismo tuvo una importancia capital el año pasado.

El vestuario de la Real ya sabe que Ødegaard quiere volver, y también ve con buenos ojos su vuelta. De alguna forma, el noruego también ha pedido a sus ex compañeros que hagan fuerza de su lado para ayudar a que la Real de el paso definitivo y active su plan de regreso. Y ese paso puede no tardar en llegar.

Arteta quiere a Isco cedid

Habrá puja por Isco, que como él mismo desveló en los medios ha pedido al Real Madrid salir de la entidad por la falta de oportunidades que tiene con Zidane. Varios de los principales equipos de Europa andan tras la operación, que el Real Madrid quiere que sea en formato de venta (no de cesión), e incluso, como adelantó AS, el propio Isco ya ha elegido. Prefiere quedarse en España, en el Sevilla, cerca de su Málaga natal y de su familia. Esa es la idea inicial, jugar a las órdenes de Lopetegui la próxima temporada. Pero no le van a faltar más ofrecimientos. Según ha podido saber AS, hay un movimiento de última hora. Arteta le quiere cedido para el Arsenal y lo quiere ahora, en enero.

Isco encaja en la filosofía de juego del técnico español. La noticia ya es conocida en Londres e incluso Arteta fue preguntado por ello después del último partido del Arsenal ante el Brighton (victoria por 0-1). A pesar del buen resultado, el Arsenal está haciendo una mala campaña, situado en los puestos bajos de la tabla. “Los últimos resultados no van a cambiar nuestra manera de acercarnos al mercado”, dijo Arteta con rotundidad. “Y por supuesto no vamos a hablar de nombres propios o de jugadores individuales en los que pudiéramos estar interesados”, apostilló después cuando fue preguntado directamente por Isco.

Una fuente cercana al Arsenal no quiso afirmar ni desmentir a la prensa inglesa que hace la información diaria del equipo londinense que Isco esté o no en la lista de pretendidos para el mercado invernal. Sin embargo, horas antes sí había desmentido que Costa estuviera en esa lista (cuando saltó la noticia sobre el delantero del Atlético). Sea como fuere, el entorno de Isco todavía no tiene noticia de ese interés del Arsenal y el Real Madrid no está por la labor de que en este mercado de invierno salga ningún jugador y que la plantilla se vea debilitada.

Otra cosa es el verano que viene. Para el Madrid será una necesidad, una vez más, vender jugadores ante la situación de crisis. Espera recaudar por el malagueño una cantidad cercana a los 20 millones de euros. Si la situación se mantiene como hasta ahora el Sevilla será su destino. Para ello, sólo debe igualar los siete millones netos que cobra el jugador. Pero habrá puja por él. El interés del Arsenal de Arteta es real y podría desencadenar un cambio inesperado de guion en este mes de enero…

Berenguer: «Me gusta Benzema, no hace ruido y te mata»

Berenguer ha quitado el puesto a un Morcillo que fue la revelación en la pretemporada del Athletic. Tras su etapa en el Calcio, argumenta que se ve más maduro. Hoy tiene una prueba de fuego en Valdebebas.

En Valencia acabaron con un sentimiento agridulce.

Hicimos un buen segundo tiempo, conseguimos remontar y al final se nos escaparon los tres puntos. Bueno, uno más a la mochila y hay que seguir jugando como en el segundo tiempo.

En enero les espera un calendario terrible. Este compromiso ante el Madrid es un aperitivo.

Es un partido de fútbol de once contra once. Estamos trabajando día a día en Lezama para sacar los máximos puntos posibles.

¿Lo que está viendo en el Athletic es lo que se esperaba?

Me encuentro muy bien en el Athletic, todos me tratan superbién, he encajado perfectamente. Enseguida me he adaptado al equipo, a todos los compañeros, y estoy muy contento de haber vuelto a LaLiga.

Siempre habla maravillas de su etapa en Italia. Ha vuelto más maduro.

Sí, mis tres años en Italia me han servido para madurar como jugador, soy un futbolista más completo. Ha sido crucial en mi carrera para ser el futbolista que ahora ve todo el mundo.

Tiene hasta acento italiano. Ha perdido el suyo navarro…

Sí, me lo dicen mucho, ja, ja, ja.

Se fue a Turín por Sirigu, el meta con el que coincidió en Osasuna. Tenía ofertas de Sporting de Portugal, Fiorentina y Nápoles…

Sí, la llamada de Sirigu hizo decantarme por el Torino. Estoy muy agradecido al club por todo lo que ha hecho por mí. Crecí como jugador.

El Torino está fastidiado ahora, amenazado por el descenso.

Le sigo mucho. Tienen buen equipo. Ha habido un cambio de míster y tienen que adaptarse. Es un trabajo que costará, pero saldrán adelante.

La Serie A es diferente a LaLiga. Una vez comentó que allí te «muerden la oreja».

No tienen nada que ver ambas competiciones. El fútbol italiano es muy cerrado, es muy difícil meter goles, sobre todo a equipos pequeños que se cierran atrás con muchos defensas. Nunca tienes unos contra uno, allí te plantan dos o tres contra uno porque hay muchísimas ayudas defensivas. Es muy complicado brillar para jugadores como yo a los que nos gusta encarar.

El derbi con la Juve, ante Cristiano, sería grandioso.

Se crea un ambiente espectacular. La ciudad se pone a rebosar de gente. Nos esperaban en el estadio con bengalas. Se crea un marco precioso.

En Turín lo pasaron muy mal con el COVID en marzo.

Nos pilló de sopetón. Fueron meses duros, de estar casa sin poder hacer nada. Por suerte tenía a mi chica, Sofía. Hacíamos deporte, nos entreteníamos con juegos de mesa… A ver si poco a poco se va acabando esta maldita pandemia y el fútbol se normaliza. Y, sobre todo, la vida de la gente.

En efecto, de Italia también se trajo a una novia.

Llevo más de dos años con Sofía y estoy muy bien con ella, la quiero mucho.

Osasuna le puso una cláusula anti-Athletic.

Ya lo dije: si fuera anti-Athletic no estaría aquí, se hizo en los contratos y no hubo más opción.

Llegó a decir que si llega a irse de Osasuna al Athletic le habrían mirado mal en Pamplona.

¡No! No es para tanto, es una rivalidad sana de los equipos del norte, no pasa nada. Tengo que disfrutar aquí.

¿Le presionan los diez millones que costó? El cuarto más caro en Bilbao tras Íñigo Martínez, Yuri y Roberto Ríos.

No tengo ninguna presión por lo que hayan pagado. Yo tengo que hacer mi trabajo y nada más.

El ascenso con Osasuna le colmaría de felicidad.

Fue un año muy bonito, entramos en el playoff en el último partido… algo espectacular. Todos estábamos muy unidos, el grupo era increíble. Conseguimos el ascenso y era lo que se merecía el equipo por todo el trabajo de aquel año.

Estaba con Merino, ¿considera imperdonable no haberlo fichado en Bilbao?

No sé si fue un error. Conozco a Mikel desde que somos pequeños, he jugado toda la vida con él. Es un jugadorazo. Se está viendo, va a la Selección porque es espectacular y dará muchas cosas en el fútbol.

Y Torres y Neymar son sus espejos…

Si, con Roberto he estado varios años. Era el que jugaba en mi posición, maneja bien las dos piernas, es inteligente y tiene buen golpeo de balón. Neymar es otro mundo, es en el que me fijo para mejorar mi fútbol.

Y del Madrid ¿quién le gusta?

Me encanta Benzema, no hace ruido y te mata.

Raúl García le ha gustado siempre y ahora está a su lado…

Me hace mucha ilusión tenerlo cerca. Lo veía de pequeño, luego se fue al Atleti. Es estar cada día con un campeón, un señor capitán. Es increíble poder jugar con él.

Se medirá a Carvajal, que viene de hacer un golazo.

Ya lo ha demostrado en el Madrid y la Selección, es buenísimo. Pero yo también tengo mis cualidades, daré el máximo para ponérselo difícil.

Garitano ha dicho que no hay potencial para ganar de seguido. ¿Les molesta?

No hay que darle más vueltas. Confía en nosotros y así nos lo demuestra día a día.

¡Le llamaban ‘pollito’!

Y me siguen llamando los del equipo. Cuando subí al primer equipo de Osasuna estaba Enrique Martín, como era pequeñito y tenía 18 años, me dijo: «Tú vas a ser el pollito». Me empezaron a llamar así y ahora mis amigos y mi familia me lo dicen siempre.

Ontiveros emocionó a todos el otro día con sus lloros por su abuela con coronavirus. El lado humano de los futbolistas…

Somos personas normales, con un trabajo, como mucha gente. El nuestro es jugar a fútbol. Ontiveros demostró que nos afectan los problemas familiares, de amigos o pareja. Tenemos un trabajo que nos hace sentir unos privilegiados, pero somos personas normalísimas y nos afectan los problemas que tiene todo el mundo.

¿Ha jugado en el Bernabéu?

No me tocó. Estuve lesionado a principios de aquella temporada que pude hacerlo, cuando a Osasuna le tocó jugar allí. Y tampoco lo he hecho en Valdebebas,

¿Qué supondría ganarles tras esta semana perfecta para ellos?

Ganarles allí sería increíble, derrotar a uno de los mejores equipos del mundo, Estamos muy concentrados con la idea de sacar esos tres puntos adelante,

A Zidane le empezaban a cuestionar, de locos.

No me puedo meter en eso, pero con los resultados que tiene y lo que ha conseguido, ¿qué le vas a discutir?

«Doy las gracias al Madrid por no ficharme; estoy donde quería»

El jugador del Barcelona Pedri pasó este lunes por los micrófonos de El Larguero de la Cadena SER. El atacante analizó su irrupción en la primera plantilla azulgrana y repasó el pasado, presente y futuro de su carrera.

Humildad: «Yo creo que si pierdes la humildad y dejas de ser como eres se pierde al futbolista. Mis padres y mi hermano son los que me dan más consejos. Está muy bien porque te hace exigirte y estar con los pies en el suelo».

Posición en el campo: «Desde pequeño siempre me he sentido más cómodo de mediapunta pero en ambas bandas puedo aportar al equipo».

Messi: «No te acostumbras a ver las jugadas que hace Messi. Todos te sorprenden. Poder aprender de ellos es un lujo. Ver las cosas que hace Messi… hace lo que quiere y cuando quiere. Claro que impone Messi, lo ves en la TV y en la play y verlo en la vida real impresiona. Me impresionan todos. Jugar con Messi es un premio que me ha dado la vida».

Relación con el vestuario: «Sobretodo me llevo muy bien con Trincao, llegamos al mismo tiempo, empezamos a entrenar juntos…. con Ansu muy bien. Ahora ha tenido la lesión y tiene que trabajar para estar lo mejor posible. Hemos hecho buenas migas».

Ansu Fati: «Ansu tiene mucho gol. Mucha calidad, uno contra uno… tiene muchísimo futuro y lo tiene todo».

El Clásico: «Dos días antes del Clásico me dijeron que iba a ser titular y dije… hostia, ¡esto ya va en serio!».

Prueba en el Real Madrid: «Estuve una semana probando en el Madrid. Me dijeron que no tenía el nivel. Me llevaron a un despacho y me lo dijeron. Le doy las gracias, porque ahora estoy en el equipo que siempre he querido estar».

Selección: «Luis de la Fuente me dice que siga trabajando como lo estoy haciendo. Que busque los espacios, que tenga tranquilidad y que sea yo mismo. Ojalá pueda ir a las dos, a la Eurocopa y a los Juegos Olímpicos».

Aspiraciones: «No me gusta ponerme techos. Hay que ir paso a paso. Siempre he dicho que me gustaría jugar un Mundial con la Selección».

Positivo de Suárez: «No es una buena noticia el positivo de Luis Suárez. Los mejores tienen que estar en el campo y jugar en el campo»

Atlético de Madrid: «El Atlético tiene un gran equipo y saben a lo que juegan. Van todos a una y veremos lo que pasa».

Griezmann: «A Griezmann lo veo bien. Está teniendo la mala suerte de que no le acaban de entrar. Nos aporta mucho cuando juegan».

Raúl vs Helguera, un duelo que verán 450 aficionados en vivo

El fútbol de la nueva normalidad ya está aquí. Este fin de semana arranca la categoría de bronce del fútbol español con 102 equipos. Una categoría semi-profesional en la que el grueso de los presupuestos gira en torno a los ingresos de taquilla, y no a los de televisión. El protocolo del CSD recomendó en su día que no hubiera público y luego aconsejó que no fueran más de 1.000 espectadores, un criterio que no se aplica en Primera y Segunda, donde está prohibida la entrada de público. En Segunda B, categoría encuadrada en deporte no profesional, la competencia respecto al aforo es potestad de las distintas Consejerías de las Comunidades siguiendo las instrucciones del Ministerio de Sanidad. De este modo, en plena segunda ola por la COVID-19, veremos estadios en los que habrá unos 5.000 aficionados y otros en los que no habrá público, como es el caso de los equipos navarros, donde el Gobierno Foral no lo ha permitido en todo el territorio por la elevada tasa de contagio que registra la comunidad (444 por cada 100.000 habitantes reportaron ayer las autoridades).

En la Comunidad de Madrid, donde el Gobierno decretó el Estado de Alarma en la capital y en otras nueve grandes ciudades, el partido entre Las Rozas, dirigido por Iván Helguera, y el Castilla, de Raúl, podrá registrar una entrada de hasta 450 aficionados en Navalcarbón. El club roceño ha alcanzado esta temporada los 400 socios, las 50 localidades restantes se pondrán a la venta la misma mañana del partido (domingo 17 de octubre, a las 12:00 horas). Real Madrid, Atlético, Getafe, Leganés, Fuenlabrada, Rayo y Alcorcón juegan sus partidos en la Comunidad de Madrid a puerta cerrada, pero Raúl será el primero en disfrutar del sonido de los aficionados en las gradas. En Galicia, la Xunta ha tenido que recular y ampliar el aforo de 1.000 asientos en Riazor porque el Deportivo ya había vendido muchísimas más entradas, por lo que podrá rozar los 3.000 espectadores (las autoridades no han informado de una capacidad máxima, pero el club ha confirmado que entrarán todos los ya hubieran recogido su entrada). Algo similar pretende el Racing, que hasta ayer no había recibido el sí de la Comunidad para ampliar hasta los 6.600 espectadores. Una cifra que podrá registrarse sin problemas en el Estadio Romano porque la Junta de Extremadura aprueba el 50% del aforo. En Andalucía, las autoridades autorizaron el 12 de octubre una corrida de toros con 2.500 personas en Córdoba, pero ahora limita a 800 personas el público para el Nuevo Arcángel (mismo aforo al Recre, en el Nuevo Colombino, y al Algeciras, en el Nuevo Mirador).

En Cataluña, donde la Generalitat ha suspendido todo el deporte durante dos semanas, el Badalona espera abrir sus puertas, pero el Nástic ha confirmado ya que no habrá público en el partido de la segunda jornada tras pedirlo el Ayuntamiento. También el Cornellà decidió jugar este fin de semana ante el Olot a puerta cerrada tras la recomendación de las autoridades sanitarias. En el grupo 3B, el Hércules se ha quejado de que no pueda abrir las puertas para más de 1.000 aficionados cuando el estadio dispone de 30.000 asientos, mientras que en La Nucía (Alicante) se ha autorizado un cupo máximo de 800 aficionados cuando la capacidad del Olímpico Camilo Cano es sólo para 2.000. Eso sí, en los casos en los que hay puerta abierta, el denominador común del criterio básico de seguridad es respetar la distancia de un metro y medio entre espectadores (dos butacas libres por cada una ocupada), control del flujo de entradas y salidas, localidades nominales con reserva previa, obligatorio uso de mascarilla y control de temperatura en los accesos. Eso sí, luego hay clubes, como el Valladolid Promesas, que no necesitan prohibiciones para tomar la decisión de jugar a puerta cerrada, sino por iniciativa propia pese a que en su Comunidad sí permite la presencia de público en otros campos.

Encuentros suspendidos

De momento, la competición arrancará con algunos partidos aplazados por positivos por coronavirus: Alcoyano-Hércules (Grupo III), Tarazona-Osasuna B (Grupo II), Don Benito-Extremadura (Grupo V) y el Real Murcia-Recreativo Granada (Grupo IV). Se da la circunstancia, por ejemplo, que este último encuentro iba a estar permitida la presencia de hasta 6.000 espectadores en el Enrique Roca, pero la RFEF accedió ayer a la petición del equipo nazarí de suspender el partido, por la persistencia de positivos en el filial del Granada. Según el protocolo del CSD, los clubes tienen la recomendación (que no obligación) de hacer test PCR antes del regreso a los entrenamientos y 72 horas antes de la competición.

«La RFEF entiende que debe ser cada club que actúe como anfitrión en los partidos de las competiciones oficiales de ámbito estatal el que regule la afluencia de público en función de la normativa sanitaria dictada en el territorio donde se ubique y de su propia capacidad de cumplimiento de las exigencias de todo tipo», reza la Circular número 14 de la RFEF sobre el ‘Protocolo de Actuación de vuelta’, que contiene 80 páginas que bien podrían resumirse en «sálvese quien pueda» porque ningún estamento quiere quedar como el malo de la película en esta situación de crisis económica y sanitaria.

El Madrid también cambia el plan con Ceballos: quiere que vuelva

La eliminación del Real Madrid contra el Manchester City supuso una gran decepción en el club que empieza a tener consecuencias. No fue tanto por caer en Champions, algo que entraba en los planes tras el mal resultado de la ida. Lo preocupante fue la imagen, la falta de recursos cuando llegó el partido más importante del año. Por eso, el plan del Madrid con respecto a los refuerzos se mantiene debido a la crisis económica (no valoran fichar) pero la visión con los cedidos ha cambiado. Especialmente con dos: Odegaard y Dani Ceballos.

AS ya informó que ahora la intención es recuperar al noruego y la misma línea siguen con el internacional español. Hace apenas un mes las opciones de que permaneciera otro año en el Arsenal eran altas, pero el buen tramo final de temporada del utrerano ha cambiado la situación. A día de hoy la idea es que se incorpore a la pretemporada del Real Madrid. Los dirigentes blancos están convencidos de que es un futbolista que puede dar un salto de calidad a la plantilla después de haber demostrado que está preparado para jugar al más alto nivel al ser uno de los líderes de un Arsenal que fue campeón de la FA Cup tras eliminar al City y ganar al Chelsea en la final. Ceballos fue indiscutible y uno de los mejores futbolistas de su equipo en los encuentros decisivos.

Entre los dirigentes blancos nunca existieron dudas con respecto al andaluz. Creen que tiene calidad de sobra para triunfar en el Madrid. Por eso ahora, tras su gran año en Inglaterra, esperan que Zidane por fin cuente con él. Aunque se incorpore a la pretemporada será el francés quien tenga la última palabra cuando hable con Dani. Sus características son perfectas como recambio de Modric, que con 34 años comienza su último año de contrato en el Madrid. De hecho, en 2017 se fichó a Ceballos con la idea de que en un futuro se convirtiera en el recambio natural del croata. Ese momento ha llegado.

En un mercado tan golpeado por la crisis del coronavirus pocos equipos cuentan con la posibilidad de reforzar su plantilla a coste cero con dos futbolistas del nivel de Odegaard y Ceballos. Por eso, ante la debilidad mostrada en Champions, en el Bernabéu creen que deben mejorar su plantilla con dos futbolistas que hasta hace pocas semanas se contaba con que siguieran otra temporada más en la Real y el Arsenal, respectivamente.

Ceballos, por su parte, sigue a la espera de acontecimientos. Hace semanas que Arsenal y Madrid conversan para analizar la opción de que siga en Londres, pero ahora el club blanco ha frenado todo. El jugador ve con buenos ojos la idea de volver al Madrid, porque su sueño sigue siendo triunfar en el Bernabéu. Pero tiene claro que si vuelve debe ser para ser importante. Su gran objetivo es jugar la Eurocopa y los Juegos del próximo verano y para eso debe ser importante en el club en el que milite. Su objetivo al marcharse al Arsenal fue demostrar que está preparado para rendir en un grande. Lo ha conseguido. Ahora, si vuelve al Madrid, ya no es aquel Sub-21 que llegó en 2017 con la intención de ir entrando poco a poco en el equipo. Ya es un fijo en la Absoluta y una pieza clave en un Arsenal campeón. Su sueño es regresar… pero para jugar.

Ramos: alma de ‘nueve’

Las últimas once jornadas de LaLiga, las que llegaron tras el confinamiento por la crisis sanitaria del coronavirus, revelaron la versión más puntiaguda de Sergio Ramos: seis goles en once partidos, uno de los mejores artilleros del tramo final del campeonato, al mismo nivel que Messi y sólo un gol por debajo de Benzema. Obviamente beneficiado por su rol de lanzador de penaltis, pero no exclusivamente; también apareció como delantero centro improvisado (Eibar), como el experto cabeceador que es (Leganés) o como un estupendo lanzador de faltas directas (Mallorca). El capitán, que también ha mostrado su mejor tono en tareas defensivas, es un central con alma de ‘nueve’ y se ha mostrado vital para conquistar la Liga 34.

De momento lleva 13 dianas este curso, 11 de ellas en LaLiga; ha finalizado el campeonato doméstico en el Top-10 de goleadores, igualado con Roger, Willian José, Cazorla, Lucas Pérez, Joselu, Mata… Todos ellos más acostumbrados a tener una fluida relación con el gol. No es un fenómeno nuevo, ya acabó la temporada pasada con 11 goles y la 2016-17, con diez (esta última además, con el mérito añadido de que penaltis y faltas eran propiedad casi exclusiva de Cristiano). En sus primeras cuatro temporadas, su promedio de goles por curso fue de seis dianas; en las cuatro últimas, es de 9,75 tantos por curso.

Más goles de Neymar o Ronaldinho

Esta temporada se dio el gusto de superar a Ronald Koeman para convertirse en el defensa más goleador de la historia de LaLiga; de momento, la cuenta va por 72 goles (Fernando Hierro acumula 105, pero no puede incluirse en la lista al haber jugado varias temporadas como mediocentro, en una posición mucho más cercana al gol). Con sus 72 goles, Ramos ha visto más portería en LaLiga que Diego Costa (71), Ronaldinho (70), Neymar (68), Koeman (67), Figo (66)… Y muy cerca de él aparecen ya figuras como Schuster (74), Juanito (74), Agüero (74), Joaquín (76) o Bale (80).

Y le queda la Champions League, aunque para poder ampliar su cuenta de esta temporada necesita un milagro: vio la roja en la ida de octavos de final de la Champions ante el City en el Bernabéu, por lo que no podrá disputar la vuelta en la que el Madrid intentará revertir el 1-2 de aquel duelo. En su lugar jugará Militao, acompañando a Varane. Si los blancos logran la remontada, Ramos tendría hasta tres partidos de margen para ensanchar su muestrario de dianas de la temporada 2019-20. En la Champions golea menos (0,10 tantos por partido; 0,15 en Liga), pero siempre goles de gran importancia: Lisboa, Milán, el doblete en Múnich, Nápoles…