El Basaksehir acusó al cuarto árbitro de racismo y se marchó del campo

El PSG-Istanbul Basaksehir, correspondiente a la última jornada de la Champions, ha sido suspendido debido a un supuesto caso de racismo. El exjugador del Mallorca, Pierre Webó, acusó al cuarto árbitro de haberle insultado de forma racista, lo que originó una protesta que llevó a parar el partido. La UEFA ya ha confirmado que el encuentro se reanudará este miércoles a partir de las 18:55 con un nuevo cuarteto arbitral. El holandés Danny Makkelie es el colegiado elegido por el organismo de fútbol europeo para dirigir la reanudación del choque.

Ambos equipos, de forma voluntaria, decidieron abandonar el terreno de juego en señal de protesta ante la acusación del camerunés hacia uno de los colegiados del partido. El incidente se ocasionó en el minuto 7, tras una durísima entrada sobre Neymar que posteriormente derivó en el supuesto acto racista.

Según las imágenes de TV, el cuarto árbitro, Sebastian Coltescu, del colegiado rumano Hategan se refirió a Pierre Webó con la expresión: «Ha sido ese chico negro». Lo que provocó el incidente con el banquillo del equipo turco. En TV se pudo observar como el futbolista Demba Ba le dijo al colegiado rumano: «Cuando señalas a un jugador blanco, no dices ‘ese jugador blanco’. Pero cuando te refieres a un jugador negro dices ‘ese jugador negro'». Varios miembros de la plantilla del Basaksehir se señalaron la palabra ‘respect’, serigrafiada en su pantalón.

Versión del cuarteto arbitral al delegado UEFA

El cuarto árbitro, el también rumano Sebastian Coltescu asegura que no le ha llamado «negro» en el sentido despectivo, si no «chaval negro»(black guy). Pero la explicación no convence a los jugadores del conjunto turco que, liderados por un miembro de su cuerpo técnico, reprochan al cuarto árbitro utilizar el color de la piel para identificar al jugador.

«¿Por qué cuando te refieres a un blanco no le llamas el chaval blanco?», le reprochaban. El cuarto árbitro se defendía asegurando que en su idioma la palabra «negro» no tiene connotaciones racistas. Frente al revuelo generado, y pese a la intervención del delegado de la UEFA, los jugadores de ambos equipos se dirigieron a los vestuarios.

Intento de reanudación por la UEFA

El delegado de la UEFA pidió a los dos equipos saltaran de nuevo al campo, después de que se amainaran los ánimos. El equipo turco estaba de acuerdo pero su petición era que se reanudara el partido pero sin el cuarto árbitroLa UEFA se negó porque no estaba probado el comentario y no podía acceder a esa petición del Basaksehir sin un informe de los incidentes. Incluso, se barajó que el cuarto árbitro fuera sustituido por uno de los miembros de la sala VOR. Miembros de la plantilla del PSG están del lado de los jugadores del Basaksehir y aceptan la decisión de no seguir con el encuentro.

El Istanbul ya ha condenado el incidente en las redes sociales, mostrando su apoyo a Pierre Webó y tuiteando en inglés «Say no to racism». El conjunto turco no ha dudado ni un segundo en abandonar el terreno de juego una vez que Pierre-Webó ha acusado al cuarto árbitro. El incidente fue de tal calibre que el director deportivo del PSG, el brasileño Leonardo, tuvo que bajar a pie de césped para hablar con el delegado de la UEFA y con los jugadores del equipo de París.