Hazard sigue a medias: empezó con el grupo y acabó en solitario

El Real Madrid ya mira fijamente a la cita del viernes ante el Alavés, entrenándose esta mañana en una suave sesión matutina. Sabe Zidane que el buen estado físico está dando sus frutos en el tramo final Liga y -a tras darle al equipo dos días de descanso- está decidido a meter la quinta marcha en la pelea por el título.

La noticia sigue siendo Hazard y su tobillo: el belga empezó la sesión con el grupo, aparentando normalidad, pero la acabó en solitario. Tras el partido ante el Espanyol ha vuelto a sentir dolor, sospechando una posible recaída de su lesión. El club, según ha podido saber AS, aún no le ha hecho pruebas, recetándole ejercicios específicos para recuperar elasticitad y sensaciones en el tobillo.

La nota más positiva la puso Nacho, que volvió a saltar al césped para ejercitarse de manera invididual en sus trabajos de recuperación. La sesión, muy suave, comenzó con series de carreras cortas, elasticidad y ejercicios de potencia. A continuación se hicieron dos grupos para realizar ejercicios de posesión y presión. Los porteros pasaron a hacer trabajo específico. Para último, se hicieron lanzamientos a puerta en carrera y varios partidos en espacios reducidos.

El próximo partido será el viernes, 10 de julio, a las 22:00 horas ante el Alavés. El Alfredo Di Stefano acogerá el choque correspondiente a la 35ª jornada de LaLiga Santander.