Mingueza, de Kiev a la élite

El Olimpiyskiy siempre va a estar en el corazón de Óscar Mingueza (13-5-1999, Santa Perpètua de Mogoda). Allí debutó hace casi un año, el 24 de noviembre de 2020, como jugador del Barça. Era un desconocido y nadie daba un duro por él porque había sido suplente de Jorge Cuencia y Ronald Araújo toda la temporada anterior en el filial. Pero Mingueza jugó con entusiasmo y sin miedo; el Barça ganó 0-4 y Koeman, que es un entrenador justo, le dio la oportunidad de su vida. Supo competir.

Un año después, Mingueza regresa a Kiev. Sobre él, sobrevuelan las mismas dudas que ante del debut. Pero hay importantes diferencias. Ya ha jugado 50 partidos oficiales en el Barça (gol en un Clásico incluido); amplió su contrato hasta 2023 y tiene una cláusula de 100 millones de euros y un valor de mercado de 15. Es internacional absoluto y medalla de plata en los Juegos de Tokio. Los futbolistas que superan las expectativas de los críticos son los mejores..