Deportiva y Girona empatan y siguen mirando al playoff

Ponferradina y Girona cerraron la primera vuelta de la competición con un empate que no sacia las aspiraciones de ninguno de los dos equipos, pero que les permite seguir acechando los puestos de playoff. Monchu adelantó a los catalanes en la primera parte y Amo, a la salida de un córner, hizo el gol del empate para el equipo local.

El Girona empezó mandando en el campo y pudo adelantarse en el marcador en una clara ocasión de Gumbau, que envió el balón fuera con todo a favor tras una buena internada de Pablo Moreno por la banda izquierda. La Deportiva reaccionó a balón parado en una falta de Curro que estuvo a punto de sorprender a Juan Carlos tras tocar en la barrera y en un robo de balón de Yuri tras una mala cesión que Juan Carlos logró tocar para evitar el tanto local.

En la recta final de la primera parte el Girona encontraría premio a sus esfuerzos cuando Monchu, completamente solo en el segundo palo, remató a la red un centro de Aday desde la derecha. Los de Francisco intentaron ampliar la ventaja antes del descanso aprovechando el desconcierto local, pero el marcador no se movería cuando terminó el primer tiempo.

Tras el paso por vestuarios el partido enloqueció y, aunque el Girona intentaba mantener el mando en el juego, la Ponferradina empezó a encontrar huecos por donde llegar a la portería rival. Doncel, muy activo en la banda izquierda, estuvo a punto de lograr el empate en un centro-chut que se envenenó y terminó sacando a córner con apuros Bernardo.

La igualada llegaría, no obstante, por la banda derecha. Paris, que había comenzado el partido como lateral izquierdo hasta la entrada de Adri Castellano, progresó por la banda diestra hasta sacar un disparo que Juan Carlos envió a córner. En el saque de esquina, Amo aprovechó que ningún defensa logró despejar un balón a media altura para rematar en el área pequeña el 1-1.

Con más de veinte minutos por delante, ninguno de los dos equipos se conformaba con el empate y ambos seguían buscando el gol de la victoria, que pudo caer del lado gerundense en los últimos minutos. Sin embargo, ahí apareció la figura de Caro para desbaratar primero una falta lateral de Monchu y después un duro disparo de Samu Saiz, dejando el marcador en tablas y a los dos equipos mirando de reojo a la zona noble de la clasificación.

Dos goles más de Djurdjevic para mantenerse entre los mejores

Otros dos goles de Uros Djurdjevic le sirvieron al Sporting para quedarse con los tres puntos de la última jornada de la primera vuelta, que le permiten mantenerse entre los mejores de la liga. El serbio aprovechó casi al cien por cien sus oportunidades para derrotar a un Fuenlabrada que sigue acusando su falta de pegada.

El Fuenlabrada fue el equipo que quiso mandar en el partido desde el inicio. El equipo de Sandoval se hizo dueño del balón en el primer cuarto de hora y llegó a marcar en el minuto 6 pero Kanté estaba en posición clara de fuera de juego para recoger un disparo que había repelido el poste.

El Sporting empezó a sacudirse el dominio visitante a partir de ese cuarto de hora y reclamó penalti en una caída de Cumic ante Glauder. Fue precisamente Nikola Cumic quien sacó provecho de un envío largo de Javi Fuego, que pilló a Iribas enganchado anulando el posible fuera de juego, para servir en bandeja el primero a su compatriota Djurdjevic.

El partido se fue la descanso con un equilibrio de fuerzas pero con el conjunto de David Gallego por delante en el marcador. La ventaja se amplió casi de salida en la segunda mitad, pese a que el Fuenlabrada volvió a llevar la iniciativa.

Djuka, en estado de gracia, aprovechó un error de Sotillos, en otro envío largo de Javi Fuego, para batir por arriba a Belman. Parecía sentenciado el duelo pero, en la jugada siguiente, un penalti de Christian Joel a Kanté devolvió el partido a la situación anterior. Mula marcó al recoger el rechace del lanzamiento de la pena máxima que había repelido el joven portero local.

Por delante quedaba más de media hora que avanzó con el Fuenla llegando y asediando poco a poco a un Sporting que intentaba contragolpear. El equipo de Gallego iba acusando el esfuerzo de una semana con nueve bajas, la mayoría de titulares. El partido casi se acabó con un gol anulado a Kanté, que necesitó la revisión del VAR, con un par de contras del Sporting que pudieron acabar en gol y con la última jugada del encuentro, un remate de Sotillos desde cerca que se fue por arriba al recoger el rechace de una falta que no pudo atrapar Christian Joel.