Illarramendi recibe su mejor regalo de cumpleaños

Seis meses después de su grave lesión de peroné y tobillo, Asier Illarramendi volvió a entrenar con todos sus compañeros. Por fin. Porque ha pasado demasiado tiempo sin que la Real Sociedad haya podido contar con su capitán. Pero el mutrikuarra ya está de vuelta. Y su primer entrenamiento con el grupo después de completar su recuperación ha llegado en un día muy especial para él. Este domingo cumple 30 años, y en el día de su aniversario ha recibido el mejor de sus regalos: la vuelta con el grupo, lo que quiere decir que empieza su cuenta atrás definitiva para volver a los terrenos de juego.

Esta gran noticia para la familia txuri-urdin ha llegado en la habitual sesión post-partido de la Real Sociedad, en la que los titulares han trabajado con más suavidad que los demás jugadores para que puedan recuperarse en condiciones de cara al inminente encuentro en Ipurua contra el Eibar de este martes. Pero el resto de la plantilla ha completado una sesión muy exigente bajo la atenta mirada de su entrenador, Imanol Alguacil. Y con ese grupo de futbolistas ha estado Illarramendi, completando el entrenamiento con el grupo sin aparentes problemas, dando un paso más para su definitivo regreso a los terrenos de juego, y está ya con pinta de definitivo.

Illarramendi se lesionó en la tercera jornada en San Mamés contra el Athletic. Desde entonces ya no ha podido disputar ni un solo partido esta temporada. En principio tenía afectado el peroné izquierdo, pero los médicos realistas se temían que tuviera algo más grave, extremo que se confirmó cuando fue operado, así que su recuperación ha sido más larga, porque ha tenido que ser intervenido hasta en dos ocasiones en todo este tiempo de recuperación. Ha sido un proceso largo, pero el capitán realista ya ve la luz al final del túnel, para apuntarse de cara al tramo decisivo y más atractivo de la temporada. Con este regreso, Imanol recupera a todos sus jugadores y ya no tiene a ningún jugador lesionado, por lo que tiene la enfermería vacía por primera vez en toda la temporada.