Emerson ficha por el Tottenham

Ya es oficial. Emerson Royal cierra su traspaso al Tottenham inglés. De hecho, este martes no acudió al entrenamiento matinal en la Ciutat Esportiva al tener permiso del club para acabar de concretar su nuevo contrato con los ‘spurs’.

La operación es muy satisfactoria para todas las partes. Primero, para el Barcelona, ya que ingresa 25 millones de euros, después para el Tottenham, que estaba buscando un lateral derecho con garantías, y después para el propio jugador, porque en el Barcelona tendría una competencia de la que difícilmente hubiera salido airoso, con Dest, Mingueza y Sergi Roberto como máximos rivales en la banda.

En todo caso el montante del traspaso de Emerson no irán directamente a las arcas del club blaugrana, ya que el Betis tiene un 20% de los derechos de venta del jugador, por lo que le caerán entre cinco o seis millones. Teniendo en cuenta además que el Barcelona pagó ya al club verdiblanco este verano 9 millones para la compra del brasileño, la operación Emerson le ha salido francamente redonda a la entidad andaluza, que se llevará al saco casi 15 millones de euros.

Por su parte el Barcelona, también se llevará un pellizco importante, tras abonar los 5 o 6 millones que le correspondan al Betis, ya que aún tendrá una plusvalía de unos diez millones, teniendo en cuenta que pagó 9 millones ya al Betis.

Oficial: Camavinga ficha por el Real Madrid

El Real Madrid y el Rennes han oficializado el fichaje relámpago de Eduardo Camavinga por la entidad blanca. El mediocentro francés de 18 años pasó a convertirse en objetivo prioritario una vez que se estancaron las negociaciones por Mbappé y el Madrid llegó a un principio de acuerdo con el club francés en la noche de ayer lunes que ha terminado de formalizar esta mañana. A falta de confirmarse las cifras exactas del traspaso, el Madrid paga 30 millones de euros fijos más diferentes bonus que podrían elevar el precio final hasta los 45 millones.

Camavinga firma hasta 2027 y será presentado la semana que viene como nuevo jugador madridista. Heredará el dorsal 19 que ha dejado libre Odriozola con su marcha mediante cesión a la Fiorentina y también la ficha que ocupaba el donostiarra, por lo que no tendrá problemas de cupo para ser inscrito. Camavinga llega para dotar al centro del campo de más profundidad tras la salida hace unas semanas de Martin Odegaard.

Una perla por terminar de pulir

El ya exfutbolista del Rennes se había convertido en una de las piezas más codiciadas del mercado toda vez que su irrupción hace dos temporadas le ha terminado llevado hasta la selección absoluta francesa. También sus particulares condiciones contractuales, ya que Camavinga terminaba contrato en 2022 y se había negado, como Mbappé, a firmar una renovación. De esa manera y a diferencia del PSG en el caso del delantero, el Rennes sí estaba interesado en sacar la mayor tajada posible ahora antes que verlo irse sin recibir ni un euro.

El Madrid sube a 200 millones su oferta al PSG por Mbappé

El ‘Caso Mbappé’ está llegando a su fin. El Real Madrid camsieta sigue tratando de fichar al futbolista francés antes de que se acabe el mercado de fichajes. Según adelantó Josep Pedrerol y confirmó la Cadena Ser, el club blanco ha realizado este mediodía una tercera oferta por Kylian Mbappé de 200 millones de euros. Sin embargo, el Paris Saint-Germain todavía no ha respondido a esta oferta.

El periodista catalán también ha afirmado que Mbappé está «hundido» y que si el PSG no contesta a la última oferta, la entidad madridista empezará a trabajar para traer al atacante francés el próximo verano. A partir del próximo 1 de enero de 2022, seis meses antes de que termine su vinculación con el club parisino, el Madrid y Mbappé ya pueden negociar su futuro contrato. Eso sí, el club madridista aún tiene preparado en la ciudad deportiva de Valdebebas todo el papeleo correspondiente y si hay una llamada a las diez de la noche aún se puede hacer, pero que a esta hora el Madrid no tenga respuesta es preocupante.

El Real Madrid ha hecho todo lo posible para traer al futbolista francés este verano, pero la entidad parisina nunca ha querido vender a su estrella y ha hecho todo lo posible para evitarlo. Los blancos lanzaron una primera oferta de 160 millones por el atacante galo a mediados de agosto. Sin embargo, el conjunto francés la rechazó al considerarla insuficiente e irrespetuosa. Aún así, Leonardo confirmó, durante una entrevista, que el PSG estaba dispuesto a vender al internacional francés, siempre y cuando se cumplieran las condiciones del conjunto parisino. Entonces, el Madrid puso sobre la mesa una segunda oferta de 170 millones de euros más 10 en variables. Pero la entidad parisina volvió a rechazar la oferta y se cerró en banda. Por eso, en la tarde de ayer, sobre las 19:00 horas de la tarde, se publicó a través de distintos medios que el Madrid se retiraba de las negociaciones. Sin embargo, como ya se ha comentado, este mediodía se volvieron a abrir las negociaciones y el club español lanzó una última oferta, que no ha sido respondida por el club francés.

Esperanza se dice Ansu

En el Barça de estos días, esperanza se dice Ansu Fati. No puede ser de otra manera por dos motivos. Para empezar, la institución está en una situación delicadísima que hace pensar en años de valle, difíciles de llevar siempre en los grandes transatlánticos del fútbol. Para seguir, Ansu ha sido una máquina de pulverizar récords de precocidad, llevándose por delante si hacía falta a Leo Messi. Ese cocktail lo convierte en la ilusión azulgrana del futuro.

Ansu se entrenó este martes con sus compañeros por primera vez después de caer lesionado el 7 de noviembre en un partido de Liga contra el Betis. Será, posiblemente, el penalti que jamás quiso forzar en su carrera. Mandi le entró y su menisco hizo crack en una acción fortuita que requirió de cirugía dos días después. Cuando se lesonó el menisco de la rodilla izquierda, el club, normalmente conservador en los pronósticos, anunció una baja de unos cuatro meses. Pero algo fue mal en la operación. El 4 de enero, se sometió a una segunda artroscopia al ver que no cicatrizaba la anterior. Tampoco fue una solución. Después de pedir consejo a los doctores Bernard Cottet, en Lyon, y Antonio Maestro, en Gijón, una tercera operación debía haber solucionado el problema. Pero no fue así. Ansu tuvo que recurrir al doctor José Carlos Pinto Noronha, médico de la Federación portuguesa y de Cristiano Ronaldo. Esta vez, después de una recuperación a medio camino entre Portugal y Madrid, Ansu, que se perdió Eurocopa y Juegos, al fin tuvo buenas sensaciones y ha visto cómo su rodilla izquierda vuelve a estar apta para el fútbol profesional.

Meses duros para Ansu, que ha tenido que trabajar en la oscuridad cuando más le iluminaba el foco. El jugador nacido en Bissau el 31 de octubre de 2002, estaba batiendo récords de precocidad. No sólo los de Messi en el Barça. También los del club, de las competiciones internacionales y de la Selección. Ansu se había convertido en el goleador más joven de la historia del Barça con su tanto a Osasuna a los 16 años y 304 días. Pero fue a más. El hispano-guineano también es, a día de hoy, el goleador más joven de la historia de la Champions (gol al Inter con 17 años y 40 días). Su trabajo en el Barça le llevó rápido a la Selección. Con 17 años y 311 días, Luis Enrique le dio la oportunidad ante Alemania y pulverizó un récord que tenía casi un siglo para convertirse en el goleador más joven de la historia de España.

Casi diez meses después, Ansu se viste de corto para entrenarse con el grupo. Su regreso se estima para después del parón, sea contra el Sevilla o en el primer partido de la fase de grupos de la Champions. No es una reaparición normal. El barcelonismo está huérfano de ídolos. Ansu es una cara que ilusiona. Fresca, joven, de La Masia. Y con un potencial que nadie conoce, seguramente ni él. Hacer un ejercicio de fe por la era Ansu es lo que toca en el Barça.

Atlético: alerta amarilla

Ni Ramón de la Cruz hubiese escrito un sainete mejor que el que Munuera Montero lleva tres días redactando con el acta del Celta-Atlético. Porque sí, el partido se jugó hace tres días, pero da igual, Munuera Montero siguió escribiendo el acta como si de una serie con varias temporadas por delante se tratara. Ni George R. Martin. Porque Munuera Montero sacó el bolígrafo y, ayer, de pronto, añadió a su acta el motivo por el que José María Giménez, el 2 rojiblanco, vio la amarilla en el minuto 98. «Permanecer de pie en su área técnica, tras haber sido advertido de que se sentase».

Curioso, porque Giménez fue de los futbolistas rojiblancos que completó el partido, los más de 100 minutos que se disputó, tras un llamativo añadido de siete, y sentarse, como que no. Poco después el colegiado, quizá alertado por lo surrealista de su añadido, volvió a coger el bolígrafo mientras le daba al Control+Z. La amarilla a Giménez no desaparecería pero sí cambiaría el motivo de su tarjeta. Ahora «por protestar».

Disparidad de castigos entre Atleti y Celta

Nada, por cierto, del dedo en el ojo de Aspas a Hermoso. Algo llamativo y que pone al Atlético en alerta. Primera jornada de Liga y ya perseguido por las tarjetas. Fue una constante la temporada pasada, en la que se proclamó campeón, a pesar de ello. Una carga llamativa de tarjetas que volvió a sentir sobre su camiseta el domingo en Balaídos. El Atlético cometió nueve faltas, el Celta, once.

Munuera Montero castigó las primeras con cinco amarillas y una roja directa. Lo segundo, con cuatro tarjetas amarilla, una doble para Mallo. Y ya no hablamos de ese penalti pitado a Llorente por una mano que el día anterior, siendo casi idéntica, no se le pitó a Lucas Vázquez, que, según se han encargado de explicar los árbitros, con una comparecencia pública y varias privadas, no sería penalti. ¿O para el Atleti sí? Lo escrito, ni Ramón de la Cruz.

Un Real Madrid ‘low cost’

El Real Madrid está firmando un mercado de fichajes veraniego sobrio y contenido, con sólo una incorporación (David Alaba, a coste cero) y varias salidas entre ventas (Varane, al United por 50 millones), contratos finalizados (Ramos, al PSG) y cesiones (Kubo, al Mallorca, y Brahim, al Milan). Hasta que finalice el mercado (el 31 de agosto), el Madrid lo apuesta todo a traer a Mbappé, siempre que el PSG acceda a negociar.

Y, mirando a largo plazo, el club espera poder repetir la táctica que ha seguido con Alaba: esperar a que finalizase su contrato con el Bayern, negociando antes con él un buen salario, gracias a no tener que pagar traspaso. Desde esa perspectiva, cuatro jugadores están en la agenda blanca para el verano de 2022: Rüdiger, Goretzka, Pogba y Camavinga. Todos finalizan contrato en el próximo mes de junio y no han renovado de momento. Obviamente, sus llegadas requerirían también de fuertes primas de fichaje, pero siempre inferiores al coste de sus hipotéticos traspasos. Con ellos, el Real Madrid espera construir un futuro equipo Premium, pero a bajo coste.

Goretzka

Ya se publicó en Alemania que el Real Madrid le ha trasladado al entorno del centrocampista del Bayern su interés en él si finalmente no renueva con el equipo bávaro. En el pasado mes de junio ya trascendió que Goretzka había rechazado la primera oferta de renovación que el Bayern le había ofrecido y que las posturas estaban muy lejanas, con el jugador queriendo embolsarse unos diez millones netos por temporada. El Bayern, un ejemplo de contención y de gestión solvente desde hace años, ya le ha respondido que no llegará a esas cifras y hoy por hoy todos apuestan en Alemania a que Goretzka abandonará Múnich en 2022. Para el Madrid es una oportunidad para renovar su centro del campo, cada vez más entrado en años: Modric roza los 36, Kroos tiene 31, Casemiro 29… A sus 26 años, Goretzka está en su madurez y ya fue fundamental para que el Bayern se llevase la Champions 2019-20. Su valor actual en Transfermarkt es de 70 millones.

Rüdiger

AS ya desveló el pasado 12 de agosto que el Madrid está muy atento a la situación del defensor alemán. El curso pasado, su mala relación con Lampard estuvo cerca de hacerle salir del Chelsea: fue suplente habitual hasta el cese de la leyenda blue y reconoció que tenía dos clubes detrás, uno de ellos el PSG. Sin embargo, la llegada de Tuchel encauzó el camino para el central, que recuperó el puesto y fue importante en esa solidez defensiva que llevó al Chelsea hasta la Champions League 2020-21. Sin embargo, su renovación sigue encallada y el Madrid piensa en él como solución de presente y futuro junto a Alaba, Militao y Nacho. Su valor de mercado es actualmente de 28 millones de euros.

Pogba

Un viejo sueño del Madrid, sobre todo de Zidane, que solicitó su fichaje en el verano de 2019; el club hizo todo lo posible, pero el United se negó a vender. Su paso por el equipo inglés ha sido irregular, perdió mucho peso en la etapa de Mourinho y se ha negado a ampliar su contrato. En Inglaterra dan por sentado que en 2022 cogerá las maletas en dirección a Madrid, un club que siempre le ha interesado. Pese a que Zidane no está ya en el club, el Madrid estudiará la opción si llega, por la incuestionable calidad del jugador y por su repercusión económica a nivel de patrocinios y marketing, una de las más potentes del mundo. Que su agente sea Mino Raiola no juega en su favor, pues siempre ha mantenido una relación tirante y distante con el Real Madrid. Su valor de mercado, 60 millones.

Camavinga

A sus 18 años, el mediocentro francés gusta muchísimo en el Madrid. Ya se estudió su fichaje el verano pasado, pero el Rennes pedía demasiado (en torno a 100 millones). Si en 2022 puede llegar gratis, el Madrid apostará fuerte para que su siguiente destino sea la capital de España. Sin embargo, el PSG anda detrás de él y podría hacer una oferta este mismo verano. Su agente es Jonathan Barnett, el mismo que Bale, que cuenta con una buena relación con el Madrid. Su valor es de 55 millones.

Mbappé

Es la opción más segura que maneja el club. La idea del Madrid es traerlo ya, pero si el PSG no vende sabe que llegará gratis en 2022.

¡Acuerdo Messi-PSG!

Messi y el camiseta de futbol Paris Saint-Germain barata han llegado a un acuerdo este martes por la mañana después de dos días de negociaciones y se espera que el astro argentino viaje en las próximas horas a la ciudad parisina para ser presentado.

De hecho, es el propio PSG quien ha querido volar en las negociaciones para poder anunciarlo cuanto antes para así complacer a todos los aficionados que se están dando cita estos días en el aeropuerto de París y en el Parque de los Príncipes.

En cuanto al acuerdo, este lunes se dio un acelerón y se cerraron aspectos importantes como la duración del contrato, que será dos años más uno opcional. Y hoy a primera hora se ha cuadrado el sueldo del jugador después de pactar previamente los derechos de imagen, comisiones y la forma de pago.

Jorge Messi, padre y agente del astro argentino, ha llegado al aeropuerto de Barcelona sobre las 12:00 horas y ha confirmado el acuerdo antes de coger un avión hacia la capital francesa. Ahí ha sido preguntado por quién es el culpable de su marcha: «Averigüen en el club». Sobre el estado de ánimo de Leo al dejar el Barça, añadió: «¿No lo habéis visto triste?».

Poco después ha sido el turno de Messi, que tras tomar tierra en París (a las 15:00 horas) pasará reconocimeinto médico en el Hospital Americano de París, situado en el centro de la ciudad, y esta tarde el club piensa hacer oficial su fichaje sobre las 20:00 horas. Mañana es cuando será presentado por todo lo alto en la Torre Eiffel, tal y como se hizo en su día con Neymar.

A falta de la firma, el Paris Saint Germain cierra un superequipo en este mercado veraniego con las contrataciones de Messi, Ramos, Achraf, Donnarumma y Wijnaldum y de esta forma se convierte en uno de los favoritos para ganar la Champions League.

El PSG teme una ofensiva final del Real Madrid por Mbappé

El PSG vive estos días con cierto nerviosismo a la espera de un movimiento final del Madrid por Mbappé. Los tiempos han cambiado y ahora Florentino, artífice de aquella sucesión galáctica de los Figo, Zidane, Ronaldo y Beckham, lucha contra un poder futbolístico diferente, el que ejercen los clubes-Estado. Pero en el caso de Mbappé, el presidente cuenta con la mejor arma posible, la voluntad del jugador. Con todo, este nuevo cambio de orden le obliga a trazar estrategias más a largo plazo y medidas. Sucedió así en el caso de Hazard (aunque las lesiones enterraran esa nueva ilusión galáctica), y ahora el club mantiene la esperanza con Mbappé hasta el último día de mercado.

De hecho, este lunes Le Parisien informa que Mbappé ya ha asumido que esta será, salvo sorpresa, su última temporada en el conjunto parisino. La decisión de no renovar es firme y ni todo el dinero del mundo puede hacerle cambiar de opinión.

Entre tanto, la pelota ahora está en el tejado de Al-Khelaïfi, que tiene que decidir si prioriza el orgullo de no dejarle salir para perderle gratis en 2022 o accede a negociar para sacar, como mínimo, un beneficio de 150 millones de euros por una de las estrellas del proyecto. Dejar salir gratis a Mbappé puede ser uno de los pocos errores que ha cometido el jeque en sus diez años de mandato.

Mbappé, por su parte, estará disponible el sábado en el debut del PSG contra el Troyes en la Ligue 1. Ayer, Pochettino no pudo confirmar su presencia durante la disputa de la Supercopa ante el Lille, pero todo indica a que el francés comenzará el sábado la que puede ser su última temporada con el PSG, a no ser que salga antes de finalizar el presente mercado.

El plan del Madrid

El plan del Madrid sigue su curso. Hay hechos consumados. Primero, el propio Mbappé dijo en el PSG, cuando terminó la Eurocopa que no pensaba renovar, aunque, para no forzar, asumía que tendría que jugar un año más hasta acabar su contrato. Después, el jugador mandó el mismo mensaje a su entrenador.

El Madrid confiaba en que el PSG se viera apretado por el Fair Play Financiero. Tenía informes que indican que la entidad francesa tiene que vender jugadores por valor de 150 millones para cuadrar las cuentas. Pero el contexto no favorece a los intereses blancos. La caída de ingresos generalizada por la pandemia ha obligado a la UEFA a abrir la mano. Más aún con el PSG, que no se sumó de inicio al gran proyecto de la Superliga Europea.

Según ha podido saber AS de fuentes próximas a Mbappé, el jugador comienza a sentir la presión. Ha recibido críticas muy importantes en su país tras caer Francia en la Eurocopa y siente que es él quien está llevando la mayor parte del peso de la operación. Esperaba, incluso, que el Madrid ejerciera más presión hacia el PSG para hacer entrar en razón a la propiedad qatarí: el jugador quiere ir al Madrid, el Madrid ha esperado pacientemente su momento siendo leal y no negociando con su jugador a destiempo, de otra manera, la estrella se irá gratis… Pero, aún así, con los argumentos muy a su favor, todo queda en manos de la voluntad del PSG de negociar un precio.

De momento, el jugador se mantiene firme en el plan trazado. Eso es vital. Lo hace por dos motivos. En primer lugar, porque sabe que en realidad tiene todas las opciones abiertas y que puede renovar en cualquier momento (incluso una vez iniciada la temporada). Y, en segundo término, porque firmando por el Madrid siendo libre se llenará el bolsillo (si la familia Alaba cobró más de 20 millones de prima de traspaso…). Y a pesar de eso confía Mbappé en que todo quede arreglado este mismo verano. Como el Madrid, que prefiere pagar un gran traspaso a arriesgarse a no fichar al que debe ser el galáctico de la próxima década.

Bale se queda sin dorsal

Bale se ha quedado sin dorsal en el Real Madrid haciendo bueno aquel dicho: quien se fue a Sevilla… El galés ha perdido el once, el dorsal que le ha acompañado durante toda su trayectoria en el equipo blanco, desde 2013, y también en la selección. Su número fetiche, aunque en el Tottenham tuviera que llevar el 9, que era el que estaba libre cuando fue cedido (Kane lleva el 10). En el Madrid, el 11 es propiedad de Asensio desde la pasada campaña, cuando Bale se fue de vuelta a Londres. Parece un detalle insignificante pero no lo es tanto, pues afecta a la mercadotecnia no sólo del jugador, sino también de la entidad.

En estos momentos todos los dorsales (del 1 al 25) están cubiertos en el Real Madrid excepto el 16, que fue el que dejó libre Mayoral el año pasado cuando fue cedido al Roma. No sólo Bale, sino Ceballos, Odegaard y Jovic, todos los que vuelven de sus respectivas cesiones, tienen que volver a coger dorsal esta campaña (si es que se quedan). El misterio quedó desvelado con Odegaard y Jovic en el partido de Glasgow ante el Rangers, en el que los futbolistas lucieron números en sus camisetas pero no nombres (pues siguen siendo provisionales). El noruego ha vuelto a coger el 21 y Jovic, el 18. Pero el 11 de Bale ya no está libre.

Hay una posibilidad. Tras la salida de Varane al Manchester United es muy posible que Casemiro coja el 5 que deja el francés. Ese es el dorsal con el que está jugando los últimos años en la selección brasileña. En ese caso quedará libre el 14 además del 16… Presumiblemente se los tendrán que repartir entre el galés y Ceballos.

Desde el entorno del galés ven el detalle de que haya perdido el dorsal como algo cómico. Le quitan importancia e incluso, en tono jocoso, barruntan que a lo mejor ser queda sin número alguno… «Pero seguro que en el Real Madrid», aseguran, confirmando la noticia adelantada por AS hace unos días según la cual Bale ha descartado salir cedido del Madrid para esta su última campaña de blanco. Descarta también Bale la posibilidad de ir a la MLS, aunque tiene varias ofertas. Eso lo deja para el verano que viene, dándose así la posibilidad de seguir en activo, compitiendo a buen nivel, para jugar el Mundial de Qatar 2022, uno de sus grandes objetivos a partir de ahora.

Para Ancelotti, que Bale esté en la plantilla es una especie de bendición. Más allá de los problemas físicos que suele arrastras es, de sobra, el jugador con mejores números de cara al gol que tiene a sus órdenes. El año pasado hizo 16 en 1.667 minutos (uno cada 104); Benzema hizo 30, pero en 3.884 (uno cada 129 minutos). El plan estratégico del propio club, además, confía en poder recuperar la mejor versión de Hazard y que forme un tridente con mucho nombre junto al propio galés y Benzema. Todo, a la espera de Mbappé. Pero, de momento, Bale tendrá que lucir el 14 o el 16… si Asensio no le devuelve el 11.

«No vine al Madrid por accidente»

Luka Jovic ha concedido una entrevista en el medio local Informer, en la que ha hablado de cómo ve su futuro en el camiseta de futbol Real Madrid barata y de todas las críticas que ha recibido en base a su rendimiento en las últimas temporadas. El delantero serbio no descarta otra cesión, si bien parece dejar claro que su intención es continuar en la capital y pelear por un puesto. Además, se defendió por aquellos que dudan de su nivel con esta sentencia: «No vine al Madrid por accidente«.

Se desconoce si finalmente el punta volverá a buscar un nuevo destino, en calidad de cedido, como ya hiciera en invierno con el Eintracht Frankfurt. No obstante, no parece demasiado preocupado sobre el tema: «No hablé con el nuevo entrenador Ancelotti sobre mi situación. El comienzo es prepararse y me toca dar todo lo que pueda en todo momento, intentar imponerme y estar lo más preparado posible para la nueva temporada».

De hecho, se marca nuevas metas y se definede ante aquellas insinuaciones de que no tiene nivel para jugar a las órdenes de Carlo Ancelotti: «Sé cuáles son mis objetivos. Intento dejar una impresión positiva y mostrar lo que es mejor. Han pasado muchas cosas en los últimos dos años. Seguro que podría haber sido mejor, pero quiero que al final todo sea mejor. No vine al Madrid por accidente«.

Aun así, Karim Benzema partirá de delantero indiscutible una temporada más, algo que pondrá en apuros al serbio. Preguntado por la posibilidad de salir otra vez, Jovic pone una serie de condiciones y vuelve a reivindicar su talento: «Algunas cosas serían importantes para mí: estar en una liga de calidad y tener hueco para jugar. Después de tanto tiempo en el que estuve más fuera del campo que en el campo, a mi edad, si hay una cesión, la prioridad es estar en un club que reconozca en mí la calidad suficiente para ser una opción constante comenzando en el once».

Vista su etapa y tras la proyección que mostraba antes de llegar al Bernabéu, no es una temeridad afirmar que ha dado un frenazo en la capital. Así se lo planteó el periodista, pero Jovic, convencido, le corrigió de inmediato: «No puedes perder nada estando en el Madrid, solo puedes ganar. Juegas con los mejores jugadores del mundo, el objetivo es ser siempre el mejor en cada competición. La organización del club es perfecta. No se puede ir hacia atrás estando en un entorno así».

Las cifras de Jovic, desde luego, no están al nivel de las expectativas. Pero en el proceso, ha tenido un grave problema: las lesiones. Los constantes problemas físicos no han dejado respirar al internacional serbio. «Por supuesto, jugar en el club más grande del mundo conlleva una gran responsabilidad. No tengo ningún problema con eso, ni tengo que lidiar con ningún tipo de presión. Creo en mí mismo, creo en mi calidad. Sé lo que valgo. Me espera una nueva temporada y oportunidades para nuevas pruebas. Lo único que espero es que después de mucho tiempo, evite las lesiones por completo. El resto se recuperará«, sentencia.

También hace alusión a los medios y a las críticas que ha recibido en ellos por su nivel. En este caso, se muestra comprensivo: «Respeto a los medios de comunicación y creo que hacen su trabajo de una forma profesional. El jugador del Real Madrid está bajo constante escrutinio público y es normal que se escriba sobre cada paso mío. No me molesta. Acepté eso como una parte de mi vida».

Por último, se mostró ilusionado ante el Mundial que está por venir: «Espero clasificarme para el Mundial de Qatar. Ese es nuestro objetivo común. No importa cuánto ni cuándo juego. Depende del seleccionador valorar quién merece un hueco en el campo en cada momento y nos toca aprovechar al máximo los minutos. Empezamos bien la clasificación, con la llegada de Stojkovic apareció una energía positiva».