El Fuenla, a vueltas con el arbitraje

Al Fuenlabrada le están creciendo los enanos jornada tras jornada. Males propios y males ajenos. Sin embargo, hay un ‘mal’ que es está repitiendo recurrentemente en el gris momento azulón, el arbitraje. El equipo del sur de Madrid está siendo uno de los mayores ‘afectados’ del VAR en su estreno en la categoría de plata, además de sufrir alguna decisión arbitral polémica.

Cristóbal, como protagonista principal, Granell, el VAR y el árbitro Díaz de Mera protagonizaron el primer momentum de los azulones. En el 67′ 10», Cristóbal cometía una dura entrada sobre el jugador del Girona, Granell, y el árbitro le mostró la roja directa al madrileño. Con el jugador ya en vestuarios, el VAR invitaba a revisar la acción al colegiado Díaz de Mera quien cambiaba la tarjeta roja por una amarilla. En ese momento, el disparate sólo acaba de comenzar.

Cristóbal, jugador experimentado, le recriminó a Granell algo de exageración. El catalán, quien en ningún momento rehusó la confrontación, se encaró con el centrocampista fuenlabreño. Díaz de Mera, tirando por el camino del medio, mostró amarilla a ambos jugadores. Ésto significaba la segunda tarjeta amarilla de Cristóbal y, por ende, su expulsión en el 71′ 03». Dos expulsiones en menos de tres minutos. Una escena donde faltó cabeza y poso a jugadores y colegiado.

El segundo momentum tuvo lugar en la visita del vecino Alcorcón al Fernando Torres. El VAR, otra vez, el colegiado Iglesias Villanueva y el capitán del Fuenlabrada Juanma Marrero, los protagonistas.

Juanma anotaba el segundo tanto de los suyos al cazar el rechace de un córner en el 63′ 57». Iglesias Villanueva daba primero gol para los azulones, pero el VAR haría su aparición minutos después. El balón había tocado la mano del central lo que habría facilitado el gol. El trencilla anuló, como es lógico, el tanto de Juanma y mostró amarilla al futbolista considerando voluntaria la acción en el 65′ 40». Esta amonestación suponía la segunda de Juanma y su consiguiente expulsión. Las imágenes no dejan claro en ningún momento que Juanma tuviese la voluntad de tocar el balón con la mano.

El último momentum tuvo lugar la pasada jornada. El Fuenlabrada vio como el árbitro Varón Aceitón anulaba el tanto de los azulones, en el 44′ 30», por un golpe a Mikel Rico. Para ello, el colegiado tuvo que consultar el VAR. Las imágenes mostraban el golpe de Ibán al jugador oscense, pero también un agarrón de Mikel en el inicio de la jugada. Agarrón que no vería el árbitro y que calentó los ánimos en el equipo fuenlabreño.

Mere, técnico del Fuenlabrada, no rehuyó el tema en la rueda de prensa posterior al encuentro en el feudo del Huesca, además de comentar la polémica acción contra el Alcorcón. «Esa jugada condiciona el partido. Ya nos pasó la anterior jornada contra el Alcorcón. He hablado con el árbitro al acabar el encuentro y tampoco he entendido su resolución de esa jugada. Se ve claramente que agarran a Ibán y él se lo quita de encima de una forma normal. Creo que el gol debería haber subido al marcador», afirmó el técnico.