Explosión de La Masia

El barcelonista de base tenía motivos para sacar pecho este lunes en la oficina por la explosión de su Masia contra el Levante. No fueron debuts para la galería. Fueron actuaciones brillantes como la de Gavi (17 años), convincentes como las de Nico (19), Mingueza (22) o Eric García (20), chispeantes aunque algo irregulares de Riqui Puig (22). Eso, más la memorable reaparición del elegido Ansu (18). Los seis, escoltados por dos capitanes en el césped, Gerard Piqué (34) y Sergio Busquets (33). Los otros dos, Jordi Alba (32) y Sergi Roberto (29), no pudieron jugar el partido. A esta explosión de cantera se suma Ronald Araújo (22), que llegó con 19 años al Barça y no puede ser considerado como tal, pero tuvo que ganarse su sitio desde el filial. Y lesionado está Alejandro Balde (17), otra bomba en la banda izquierda de la que se hablan maravillas y que ya debutó como titular, con lesión, en el partido ante el Granada.

Los datos hablan por sí solos. Según informe del CIES, el Barcelona es el segundo equipo de las cinco grandes ligas que más minutos le da a los menores de 21 años, con el 22,7%. El Bayer Leverkusen es el único que lo supera. En España, el segundo es el Mallorca, con un porcentaje mucho menor: 14,7%. Eso sí, la edad media del once titular blaugrana no es baja en relación a otros muchos otros clubes, debido al indiscutible rol de futbolistas de la talla de Gerard Piqué, Jordi Alba o Sergio Busquets. 26,78 años promedian los hombres de Koeman.

Este Baby Barça viene para quedarse y ha aparecido de la nada. La temporada pasada, Koeman ya demostró que su apuesta por los jóvenes es decidida. «Si es bueno y trabaja, jugará aunque sea joven», explicaba el domingo Alfred Schreuder, segundo entrenador de Koeman. El holandés no sólo apostó por Pedri y Mingueza el curso pasado. También le había dado ya galones a Ansu hasta que se lesionó y se la jugó con Araújo y, sobre todo, con Ilaix, a quien llevó del juvenil al primer equipo. Su adiós le dolió, tenía un gran futbolista en ciernes.

Pero donde crecía Ilaix, también lo hacían Gavi y Nico, que, a la espera de Balde, han sido los grandes descubrimientos del Barça 2021-22, especialmente el chico de Los Palacios, que tiene 17 años y un mes y juega con una variedad de registros que ha impresionado a cualquiera que no lo hubiese seguido su desarrollo en la ‘pedrera’ azulgrana. Gavi juega a dos toques, pero también se mueve, es capaz de romper al espacio y de chocar en defensa. Nico es un jugador más frío, muy posicional. Lee bien el juego y todos quieren ver en él, aunque son palabras mayores, al Busquets del futuro.

No hay vuelta atrás. Por las circunstancias que rodean al club, y por el rendimiento de los jugadores en los primeros minutos oficiales que han tenido con el Barça, esta generación ha llegado para quedarse.

Un SOS a Ansu Fati

Una de las conclusiones que se pudo sacar del partido ante el Bayern es que el nueva camiseta del Barcelona no muerdePor primera vez en su historia en la Champions League el equipo blaugrana acabó el partido sin disparar entre los tres palos. Ronald Koeman sólo pudo alinear a dos delanteros: Memphis y el recién llegado Luuk de Jong. ¿El motivo? Eran los únicos de que disponía. Al final del partido, tanto desde el banquillo como desde el vestuario se reclamó como fundamental el regreso de Ansu Fati.

Koeman afrontó el partido ante el gigante alemán con una nómina de lesionados en la línea atacante que mediatizaba la alineación. Braithwaite fue el último en caer y deberá ser operado y no se espera su retorno hasta el año que viene, Dembélé sigue de baja tras su lesión de la Eurocopa con Francia, Kun Agüero aún no ha debutado tras lesionarse en el sóleo el día antes de presentarse en el Gamper. Per por encima de todos ellos, el SOS se lanza en busca de Ansu Fati, el jugador que hace dos temporadas apareció como la luz a la que aferrarse en ataque y que después de una serie de malas decisiones médicas lleva ya 10 meses en el dique seco.

El jugador ha empezado ahora a hacer trabajo con el grupo, pero no se le espera hasta octubre después de sufrir un nuevo frenazo en su recuperación.

Quien más o quien menos dentro del club había puesto en rojo en el calendario la fecha el lunes 20 de septiembre, cuando el Barcelona juega en casa ante el Granada, como la ideal para volver a ver de nuevo al joven delantero en un campo de fútbol. En este sentido, TV3 el miércoles apostaba por esta circunstancia.

Según puso saber AS hace una semana, la prudencia que están gestionando tanto los médicos como los técnicos la recuperación del joven delantero se ha unido una ralentización de la rehabilitación en los últimos días, que ha obligado a poner el freno de mano sobre las expectativas iniciales.

La prueba irrefutable de que a Fati aún le queda camino por recorrer para recibir el alta es que no estuvo en el amistoso que jugó el equipo el pasado miércoles ante El Prat. Una ausencia justificada en el seno del vestuario porque Ansu «aún tiene que sumar muchos más entrenamientos para jugar».

Emerson ficha por el Tottenham

Ya es oficial. Emerson Royal cierra su traspaso al Tottenham inglés. De hecho, este martes no acudió al entrenamiento matinal en la Ciutat Esportiva al tener permiso del club para acabar de concretar su nuevo contrato con los ‘spurs’.

La operación es muy satisfactoria para todas las partes. Primero, para el Barcelona, ya que ingresa 25 millones de euros, después para el Tottenham, que estaba buscando un lateral derecho con garantías, y después para el propio jugador, porque en el Barcelona tendría una competencia de la que difícilmente hubiera salido airoso, con Dest, Mingueza y Sergi Roberto como máximos rivales en la banda.

En todo caso el montante del traspaso de Emerson no irán directamente a las arcas del club blaugrana, ya que el Betis tiene un 20% de los derechos de venta del jugador, por lo que le caerán entre cinco o seis millones. Teniendo en cuenta además que el Barcelona pagó ya al club verdiblanco este verano 9 millones para la compra del brasileño, la operación Emerson le ha salido francamente redonda a la entidad andaluza, que se llevará al saco casi 15 millones de euros.

Por su parte el Barcelona, también se llevará un pellizco importante, tras abonar los 5 o 6 millones que le correspondan al Betis, ya que aún tendrá una plusvalía de unos diez millones, teniendo en cuenta que pagó 9 millones ya al Betis.

Esperanza se dice Ansu

En el Barça de estos días, esperanza se dice Ansu Fati. No puede ser de otra manera por dos motivos. Para empezar, la institución está en una situación delicadísima que hace pensar en años de valle, difíciles de llevar siempre en los grandes transatlánticos del fútbol. Para seguir, Ansu ha sido una máquina de pulverizar récords de precocidad, llevándose por delante si hacía falta a Leo Messi. Ese cocktail lo convierte en la ilusión azulgrana del futuro.

Ansu se entrenó este martes con sus compañeros por primera vez después de caer lesionado el 7 de noviembre en un partido de Liga contra el Betis. Será, posiblemente, el penalti que jamás quiso forzar en su carrera. Mandi le entró y su menisco hizo crack en una acción fortuita que requirió de cirugía dos días después. Cuando se lesonó el menisco de la rodilla izquierda, el club, normalmente conservador en los pronósticos, anunció una baja de unos cuatro meses. Pero algo fue mal en la operación. El 4 de enero, se sometió a una segunda artroscopia al ver que no cicatrizaba la anterior. Tampoco fue una solución. Después de pedir consejo a los doctores Bernard Cottet, en Lyon, y Antonio Maestro, en Gijón, una tercera operación debía haber solucionado el problema. Pero no fue así. Ansu tuvo que recurrir al doctor José Carlos Pinto Noronha, médico de la Federación portuguesa y de Cristiano Ronaldo. Esta vez, después de una recuperación a medio camino entre Portugal y Madrid, Ansu, que se perdió Eurocopa y Juegos, al fin tuvo buenas sensaciones y ha visto cómo su rodilla izquierda vuelve a estar apta para el fútbol profesional.

Meses duros para Ansu, que ha tenido que trabajar en la oscuridad cuando más le iluminaba el foco. El jugador nacido en Bissau el 31 de octubre de 2002, estaba batiendo récords de precocidad. No sólo los de Messi en el Barça. También los del club, de las competiciones internacionales y de la Selección. Ansu se había convertido en el goleador más joven de la historia del Barça con su tanto a Osasuna a los 16 años y 304 días. Pero fue a más. El hispano-guineano también es, a día de hoy, el goleador más joven de la historia de la Champions (gol al Inter con 17 años y 40 días). Su trabajo en el Barça le llevó rápido a la Selección. Con 17 años y 311 días, Luis Enrique le dio la oportunidad ante Alemania y pulverizó un récord que tenía casi un siglo para convertirse en el goleador más joven de la historia de España.

Casi diez meses después, Ansu se viste de corto para entrenarse con el grupo. Su regreso se estima para después del parón, sea contra el Sevilla o en el primer partido de la fase de grupos de la Champions. No es una reaparición normal. El barcelonismo está huérfano de ídolos. Ansu es una cara que ilusiona. Fresca, joven, de La Masia. Y con un potencial que nadie conoce, seguramente ni él. Hacer un ejercicio de fe por la era Ansu es lo que toca en el Barça.

Dos semanas para dar salida a tres jugadores

En su rueda de prensa del pasado lunes, Joan Laporta mostró esperanza respecto a que el Barcelona pudiera todavía aligerar más su masa salarial antes de que cierre el mercado de verano el próximo 31 de agosto. Para esa fecha quedan exactamente dos semanas en las que al Barça se le va a acumular el trabajo y la presión con tres claros objetivos que tiene colocados en el escaparate: Samuel Umtiti, Miralem Pjanic y Martin Braithwaite.

Ninguno de los tres parece que vaya a poner las cosas sencillas para salir del club. De hecho, llevan todo el verano siendo ofrecidos a todos los equipos de Europa y ya sea por un motivo o por otro no se ha logrado concretar nada todavía. Los tres casos son diferentes.

Umtiti y Pjanic saben que no cuentan para el técnico bajo ningún concepto y que no entrarán ni en las listas de convocados. El caso de Braithwaite es más flexible. Mientras esté en la plantilla, se contará con él.

El central francés tiene asumido que se irá, pero valora las ofertas que tiene. O al menos, eso es lo que deslizan desde su entorno. De hecho, lleva al menos una temporada sin decidirse a salir. Suma dos temporadas con serios problemas de lesiones de los que dice estar recuperado. En pretemporada jugó algunos minutos más como reclamo a posibles compradores que como muestra de confianza por parte del entrenador.

Sobre él pende la amenaza de la rescisión unilateral del contrato con el futuro de dirimir el pago de la compensación en los tribunales. Le quedan dos años más de contrato y es una de las fichas más altas de la plantilla, pero aún así, en el club consideran que antes de que acabe el plazo le encontrarán un equipo. Probablemente con la carta de libertad.

Con Pjanic parecía que todos los caminos conducían a un retorno a la Juventus como cedido, pero que el equipo turinés cerrara ayer el fichaje de Locatelli complica la situación.

El bosnio mantiene aún opciones en Italia, donde rindió a un altísimo nivel antes de llegar al Barça, pero la más clara era la de la Juventus de Allegri.

Por su parte, el delantero danés sigue convencido de que puede triunfar en el Barcelona y el club está a gusto con él, a la espera de que llegue una oferta que convenza.

¿Cómo puede hacer frente el PSG al fichaje de Messi?

El PSG fue, sin duda, el equipo que más dinero perdió la temporada pasada en la Ligue 1. La LFP hizo en junio públicas las cuentas del conjunto parisino y en ellas se presentaban pérdidas de 124 millones. Un déficit que asciende a 250 a partir del 1 de julio, fecha en la que inició el presente ejercicio, según informó L’Équipe. La pregunta que se hace el aficionado en Francia es cómo puede hacer frente el club al fichaje de Messi, algo que, aunque deje dudas, es económicamente posible.

La DNCG, organismo encargado de las cuentas financieras de los clubes en Francia, tiene como objetivo velar por la supervivencia económica de los equipos de la Ligue 1. Es decir, que los clubes garanticen en sus cuentas que, a pesar de tener pérdidas, pueden cubrirlas con solvencia y no se ahogan financieramente a través de déficits inasumibles. Aunque obligan a equilibrar cuentas para evitar un libre albedrío, es sabido que Al-Khelaïfi tiene dinero de sobra para mitigar las pérdidas a corto plazo.

Sin embargo, la partida presentada por Leonardo en junio tiene que cumplirse en cierta medida. Según informó L’Équipe hace un mes, el PSG estaba obligado a vender para intentar alcanzar ese umbral de 180 millones, o al menos acercarse. No es una obligación que alcancen dicha cifra, pero la DNCG podría darle un toque de atención al PSG en caso de que aumente sus pérdidas considerablemente sin que haya ingresos en ventas.

¡Acuerdo Messi-PSG!

Messi y el camiseta de futbol Paris Saint-Germain barata han llegado a un acuerdo este martes por la mañana después de dos días de negociaciones y se espera que el astro argentino viaje en las próximas horas a la ciudad parisina para ser presentado.

De hecho, es el propio PSG quien ha querido volar en las negociaciones para poder anunciarlo cuanto antes para así complacer a todos los aficionados que se están dando cita estos días en el aeropuerto de París y en el Parque de los Príncipes.

En cuanto al acuerdo, este lunes se dio un acelerón y se cerraron aspectos importantes como la duración del contrato, que será dos años más uno opcional. Y hoy a primera hora se ha cuadrado el sueldo del jugador después de pactar previamente los derechos de imagen, comisiones y la forma de pago.

Jorge Messi, padre y agente del astro argentino, ha llegado al aeropuerto de Barcelona sobre las 12:00 horas y ha confirmado el acuerdo antes de coger un avión hacia la capital francesa. Ahí ha sido preguntado por quién es el culpable de su marcha: «Averigüen en el club». Sobre el estado de ánimo de Leo al dejar el Barça, añadió: «¿No lo habéis visto triste?».

Poco después ha sido el turno de Messi, que tras tomar tierra en París (a las 15:00 horas) pasará reconocimeinto médico en el Hospital Americano de París, situado en el centro de la ciudad, y esta tarde el club piensa hacer oficial su fichaje sobre las 20:00 horas. Mañana es cuando será presentado por todo lo alto en la Torre Eiffel, tal y como se hizo en su día con Neymar.

A falta de la firma, el Paris Saint Germain cierra un superequipo en este mercado veraniego con las contrataciones de Messi, Ramos, Achraf, Donnarumma y Wijnaldum y de esta forma se convierte en uno de los favoritos para ganar la Champions League.

Puerta abierta para Griezmann, pero no a cualquier precio

Antoine Griezmann es uno de los nombres del verano. El francés apunta a salir del Barcelona, debido a que su alto salario es una gran dificultad para inscribir a Messi y otros fichajes. Además, el club confía en que puede sacar por él una buena cantidad o conseguir a un jugador de nivel en un intercambio. Hasta el momento, esto no eran más que informaciones de medios de comunicación, sin que los mandatarios blaugranas se hubieran pronunciado sobre el tema. Pero en la presentación de Memphis Depay, Laporta y Mateu Alemany no han hecho más que confirmar, aunque con matices, todos los rumores publicados en las últimas semanas.

Laporta fue el primero en pronunciar su nombre. Lo hizo para confirmar que cuentan con él o, lo que es lo mismo, que no hay ningún problema más allá del económico. No obstante, aclara: «No podemos negar que hay intereses por el jugador«. Es entonces cuando le cede la palabra al responsable de fútbol, Mateu Alemany, que vuelve a confirmar la posibilidad de que salga, aunque también respalda públicamente al futbolista.

«Valoramos mucho a Antoine. Es nivel top, estamos contentos con él. No hay mucho margen para proponer intercambios. Estamos dispuestos a escuchar situaciones, pero no va a ser fácil que venga un club con una oferta importante que nos convenza para deshacernos de un jugador así. Se han dado por hecho situaciones que yo ni me había planteado», añade.

De sus palabras, se pueden sacar dos conclusiones. La primera es que parece señalar que nunca se planteó el intercambio directo por Saúl. De hecho, este periódico ha ido contando que la intención del Barça era sacar algo más que el centrocampista a cambio del francés. Por otro lado, deja claro que está en el mercado, pero también que tiene que llegar una oferta considerable para que estén dispuestos a dejar marchar al que ha sido un futbolista imprescindible en las últimas semanas.

No volvió a salir el nombre del francés, ni siquiera hablando de la posible renovación de Messi, hasta que un compañero de la prensa de Barcelona fue claro y directo: «Joan, ¿descartan un trueque Saúl por Griezmann?«. Y el presidente evadió una respuesta directa, lo que deja entrever que su contestación sería un no. Es más, sin nombrar al rojiblanco, hizo alusión a la pregunta del periodista para añadir un «estamos abiertos a todo».

Su respuesta íntegra fue la siguiente: «El mercado está empezando ahora. Apenas se ha movido nada, por el COVID y la restricción de los ingresos. Jugadores como Griezmann tienen mercado, hay clubes interesados. Estamos construyendo nuestra plantilla buscando el equilibrio financiero. Con Antoine no tenemos ningún problema, ni como persona, ni como profesional. Si el mercado se mueve en la línea que dices (¿descartan un trueque Griezmann por Saúl? fue la pregunta exacta del periodista), estamos abiertos a todo porque estamos en un momento delicado. Estamos buscando acuerdos con los jugadores. Estos equilibrios que se deben hacer los estamos haciendo. Estamos abiertos a estudiar todo, pero ninguna de ellas va a perjudicar a tener un equipo competitivo».

Si ‘Griez’ estaba viendo la presentación de su posible nuevo compañero Depay, al menos contará con la tranquilidad de saber que sí es considerado un futbolista de élite por su directiva. Eso sí, su futuro parece que será un tema de largo recorrido. Alemany y Laporta no descartan que se vaya, lo hablan abiertamente y piden una gran oferta. La de Saúl parecía interesante y no se descarta, pero con otras condiciones. Por el momento, que no es poco, más allá de las informaciones hay palabras. Y estas dicen que el francés puede ir pensando en hacer las maletas… O no.

Memphis: «Mi abuelo me regaló una camiseta del Barça y me dijo que jugaría en este equipo»

Memphis Depay fue presentado como nuevo jugador del Barça en un acto en el que el delantero no pudo esconder su felicidad. «Es un honor estar aquí, es un sueño hecho realidad desde que era pequeño. Quiero agradecer a la junta y a mi equipo todo lo que han hecho. Por fin estoy aquí. He visto mucha pasión por parte de todo el mundo. La ciudad es muy importante, el club es enorme, tuvo mucha repercusión en mi vida cuando era pequeño. Quiero jugar con el estadio lleno. Tengo muchas ganas de empezar. También especial agradecimiento al técnico, que siempre ha confiado en mí. A los cinco años mi abuelo me regaló la camiseta del Barça y me dijo que un día jugaría en este equipo. Lástima que no lo haya podido ver. la relación entre los Países Bajos y el Barça siempre ha sido especial”, dijo antes de someterse al turno de preguntas.

¿Qué ha cambiado en el Memphis del 2019 al de ahora?

No mucho, entonces vine a jugar contra el Barça y perdimos 5-1. he trabajado mucho desde entonces.

¿Le ilusiona jugar con Messi?

Es un sueño. he visto todos sus partidos. Es una leyenda, el mejor del mundo. La respuesta es fácil. Tengo muchas ganas de jugar a su lado. Haré lo que pueda para estar a su lado y a cualquiera le motiva jugar a su lado. Ayer estuve en el Museu y vi sus balones de Oro y ahora viene otro.

¿Hasta qué punto ha influido que esté Koeman en el banquillo para que fichara?

Nunca se le dice que no al Barça. Koeman es importante porque le conozco de la selección. Me encontró un sitio como punta izquierdo y también en el centro y me fue bien. Me hizo sentir seguro. Siempre estamos en contacto y ahora ha llegado el momento de coincidir, pero si no estuviera hubiera venido igual.

¿Teme no poder ser inscrito?

No me preocupa, me centro en el fútbol. La junta está trabajando en ese tema. No es mi responsabilidad. Confío totalmente en la junta.

¿Qué opina que Van Gaal sea el nuevo entrenador de los Países Bajos?

Lo veo positivo, un hombre experimentado. Lo conocí en el United y aprendí mucho de él. Tuve buenas experiencias y algunas no tanto porque era joven y tenía que aprender.

Messi ya no es del Barça

Desde las doce de la noche, Lionel Messi ya es un jugador sin equipo. A día de hoy ha quedado liquidada la vinculación de la estrella argentina con el Barcelona, que se inició en 2001 cuando tenía 13 años. A pesar de lo impactante de la noticia, en el club catalán se mantiene el optimismo y la confianza en que Messi firmará aceptando la propuesta del club. De hecho, el presidente Joan Laporta manifestó al entrar el miércoles a mediodía en las oficinas del club que estaba “tranquilo” respecto a esta cuestión.

Desde Argentina se apunta en la misma dirección. Se da por segura la continuidad de Messi en el Camp Nou, pero añaden que la escenificación de la firma y el compromiso se llevará a cabo una vez acabada la Copa América que Messi está disputando en Brasil y que acabará el próximo 11 de julio.

Para Messi esta competición y la selección albiceleste son cuestiones primordiales y no quiere que nada le distraiga en el camino de lograr un objetivo que persigue hace mucho tiempo.

Más allá de la inquietud que puede provocar el hecho de que el mejor jugador de la historia del club esté a partir de este jueves sin contrato, este hecho provoca algunas consecuencias mientras dure este estado de cosas.

La más destacada es el hecho de que si Messi tuviera la desgracia de lesionarse en el curso de la Copa América mientras está sin contrato, el argentino quedaría fuera de la cobertura médica del club y a su vez el Barcelona no recibiría por parte de la FIFA la compensación del seguro pactado por los días de baja.

Una situación diferente, por ejemplo, a la de Dembélé, lesionado con Francia en la disputa de la Eurocopa y que estará cuatro meses de baja durante los cuales el conjunto blaugrana recibirá por el Programa de Protección de la FIFA una compensación de 20.548 euros al día y hasta un máximo de un año.

Además, según informaba el diario Sport, mientras Messi siga sin firmar por el Barcelona, el equipo no podrá utilizar la imagen de Messi con la nueva camiseta o nada que sea de la futura temporada o vender camisetas de Messi de la temporada 2021/22 en su tienda oficial.

Pero más allá de cuestiones comerciales, existe una cuestión que afecta a la planificación de la próxima campaña respecto si la firma de Messi a partir del día uno de julio se considera una renovación o un fichaje. Hay opiniones para todos los gustos, pero dependiendo de la que se imponga en LaLiga puede tener consecuencias, pues si Tebas lo considera como fichaje afectaría al límite salarial del equipo.

La tranquilidad, también puede ser tensa y la situación contractual de Messi es un buen ejemplo de ello.