Berenguer: «Me gusta Benzema, no hace ruido y te mata»

Berenguer ha quitado el puesto a un Morcillo que fue la revelación en la pretemporada del Athletic. Tras su etapa en el Calcio, argumenta que se ve más maduro. Hoy tiene una prueba de fuego en Valdebebas.

En Valencia acabaron con un sentimiento agridulce.

Hicimos un buen segundo tiempo, conseguimos remontar y al final se nos escaparon los tres puntos. Bueno, uno más a la mochila y hay que seguir jugando como en el segundo tiempo.

En enero les espera un calendario terrible. Este compromiso ante el Madrid es un aperitivo.

Es un partido de fútbol de once contra once. Estamos trabajando día a día en Lezama para sacar los máximos puntos posibles.

¿Lo que está viendo en el Athletic es lo que se esperaba?

Me encuentro muy bien en el Athletic, todos me tratan superbién, he encajado perfectamente. Enseguida me he adaptado al equipo, a todos los compañeros, y estoy muy contento de haber vuelto a LaLiga.

Siempre habla maravillas de su etapa en Italia. Ha vuelto más maduro.

Sí, mis tres años en Italia me han servido para madurar como jugador, soy un futbolista más completo. Ha sido crucial en mi carrera para ser el futbolista que ahora ve todo el mundo.

Tiene hasta acento italiano. Ha perdido el suyo navarro…

Sí, me lo dicen mucho, ja, ja, ja.

Se fue a Turín por Sirigu, el meta con el que coincidió en Osasuna. Tenía ofertas de Sporting de Portugal, Fiorentina y Nápoles…

Sí, la llamada de Sirigu hizo decantarme por el Torino. Estoy muy agradecido al club por todo lo que ha hecho por mí. Crecí como jugador.

El Torino está fastidiado ahora, amenazado por el descenso.

Le sigo mucho. Tienen buen equipo. Ha habido un cambio de míster y tienen que adaptarse. Es un trabajo que costará, pero saldrán adelante.

La Serie A es diferente a LaLiga. Una vez comentó que allí te «muerden la oreja».

No tienen nada que ver ambas competiciones. El fútbol italiano es muy cerrado, es muy difícil meter goles, sobre todo a equipos pequeños que se cierran atrás con muchos defensas. Nunca tienes unos contra uno, allí te plantan dos o tres contra uno porque hay muchísimas ayudas defensivas. Es muy complicado brillar para jugadores como yo a los que nos gusta encarar.

El derbi con la Juve, ante Cristiano, sería grandioso.

Se crea un ambiente espectacular. La ciudad se pone a rebosar de gente. Nos esperaban en el estadio con bengalas. Se crea un marco precioso.

En Turín lo pasaron muy mal con el COVID en marzo.

Nos pilló de sopetón. Fueron meses duros, de estar casa sin poder hacer nada. Por suerte tenía a mi chica, Sofía. Hacíamos deporte, nos entreteníamos con juegos de mesa… A ver si poco a poco se va acabando esta maldita pandemia y el fútbol se normaliza. Y, sobre todo, la vida de la gente.

En efecto, de Italia también se trajo a una novia.

Llevo más de dos años con Sofía y estoy muy bien con ella, la quiero mucho.

Osasuna le puso una cláusula anti-Athletic.

Ya lo dije: si fuera anti-Athletic no estaría aquí, se hizo en los contratos y no hubo más opción.

Llegó a decir que si llega a irse de Osasuna al Athletic le habrían mirado mal en Pamplona.

¡No! No es para tanto, es una rivalidad sana de los equipos del norte, no pasa nada. Tengo que disfrutar aquí.

¿Le presionan los diez millones que costó? El cuarto más caro en Bilbao tras Íñigo Martínez, Yuri y Roberto Ríos.

No tengo ninguna presión por lo que hayan pagado. Yo tengo que hacer mi trabajo y nada más.

El ascenso con Osasuna le colmaría de felicidad.

Fue un año muy bonito, entramos en el playoff en el último partido… algo espectacular. Todos estábamos muy unidos, el grupo era increíble. Conseguimos el ascenso y era lo que se merecía el equipo por todo el trabajo de aquel año.

Estaba con Merino, ¿considera imperdonable no haberlo fichado en Bilbao?

No sé si fue un error. Conozco a Mikel desde que somos pequeños, he jugado toda la vida con él. Es un jugadorazo. Se está viendo, va a la Selección porque es espectacular y dará muchas cosas en el fútbol.

Y Torres y Neymar son sus espejos…

Si, con Roberto he estado varios años. Era el que jugaba en mi posición, maneja bien las dos piernas, es inteligente y tiene buen golpeo de balón. Neymar es otro mundo, es en el que me fijo para mejorar mi fútbol.

Y del Madrid ¿quién le gusta?

Me encanta Benzema, no hace ruido y te mata.

Raúl García le ha gustado siempre y ahora está a su lado…

Me hace mucha ilusión tenerlo cerca. Lo veía de pequeño, luego se fue al Atleti. Es estar cada día con un campeón, un señor capitán. Es increíble poder jugar con él.

Se medirá a Carvajal, que viene de hacer un golazo.

Ya lo ha demostrado en el Madrid y la Selección, es buenísimo. Pero yo también tengo mis cualidades, daré el máximo para ponérselo difícil.

Garitano ha dicho que no hay potencial para ganar de seguido. ¿Les molesta?

No hay que darle más vueltas. Confía en nosotros y así nos lo demuestra día a día.

¡Le llamaban ‘pollito’!

Y me siguen llamando los del equipo. Cuando subí al primer equipo de Osasuna estaba Enrique Martín, como era pequeñito y tenía 18 años, me dijo: «Tú vas a ser el pollito». Me empezaron a llamar así y ahora mis amigos y mi familia me lo dicen siempre.

Ontiveros emocionó a todos el otro día con sus lloros por su abuela con coronavirus. El lado humano de los futbolistas…

Somos personas normales, con un trabajo, como mucha gente. El nuestro es jugar a fútbol. Ontiveros demostró que nos afectan los problemas familiares, de amigos o pareja. Tenemos un trabajo que nos hace sentir unos privilegiados, pero somos personas normalísimas y nos afectan los problemas que tiene todo el mundo.

¿Ha jugado en el Bernabéu?

No me tocó. Estuve lesionado a principios de aquella temporada que pude hacerlo, cuando a Osasuna le tocó jugar allí. Y tampoco lo he hecho en Valdebebas,

¿Qué supondría ganarles tras esta semana perfecta para ellos?

Ganarles allí sería increíble, derrotar a uno de los mejores equipos del mundo, Estamos muy concentrados con la idea de sacar esos tres puntos adelante,

A Zidane le empezaban a cuestionar, de locos.

No me puedo meter en eso, pero con los resultados que tiene y lo que ha conseguido, ¿qué le vas a discutir?

Lemar acepta el reto del Cholo

«Lemar juega muy bien. No tenemos futbolistas en la plantilla que tengan velocidad y la construcción que tiene él. Ojalá podamos darle la confianza que él necesita para transmitirnos lo que tiene«. Eran las palabras de Simeone tras la victoria del Atlético en Mestalla, partido en el que comenzó el despertar de un Lemar que llevaba tiempo dormido.

El francés dio un gran paso hacia atrás durante la temporada pasada, cuando debía explotar como rojiblanco una vez completado su año de aclimatación. Sin embargo, fue al contrario. Timorato con balón, fue desaprovechando las oportunidades del Cholo hasta quedar relegado al banquillo, culminando la temporada sin ningún gol ni ninguna asistencia en 29 partidos. El Atlético le puso en el mercado durante el verano, pero ninguna oferta se acercó a la inversión realizada por el jugador de 25 años (70 millones por el 70% del pase).

Pero Simeone tenía claro que si Lemar se quedaba, seguiría contando con él. Y aunque en los primeros partidos su presencia fue testimonial, el francés está creciendo mucho en este periodo de la temporada. El punto de inflexión pudo estar contra el Salzburgo, cuando entró por Luis Suárez en el minuto 82 con el marcador empatado y la imperiosa necesidad de ganar y dio la asistencia para el tanto de João Félix que dejó los tres puntos al equipo rojiblanco. Acabó así con 18 meses sin participar con el último pase o la definición en un gol y sintió una liberación que puede ser determinante.

Porque una parte del bajo rendimiento de Lemar durante la temporada pasada parecía venir motivado por la falta de confianza en su juego. Un futbolista que necesita manejar el balón, conducir y sentirse determinante en el ataque colchonero. Y así se ha mostrado desde aquel día. El francés fue el mejor contra el Valencia y tuvo el premio del gol ante el Valladolid, jugando en la segunda mitad en la posición de carrilero izquierdo donde se le ha visto muy cómodo. Simeone siempre pide que sus jugadores expriman los minutos que tienen, calidad de minutos más allá de su cantidad.

Y ahí se está haciendo fuerte Lemar. Contra el Bayern entró en el minuto 87 acto seguido al gol del empate de Müller. Y en los instantes que estuvo sobre el césped puso un gran centro para el cabezazo de Hermoso y peinó el balón en una jugada que no pudo culminar Felipe. Poco más se le pudo pedir en el tiempo que tuvo. En el derbi contra el Real Madrid saltó al verde en el descanso para darle una marcha más al equipo. Su primera acción le costó la amarilla por un plantillazo sobre Casemiro, pero trató de echarse al equipo a la espalda ofreciéndose con continuidad y generando dos de las tres únicas ocasiones del equipo en todo el partido.

Cada vez más protagonista

No acertó a encontrar portería en una jugada parecida a la del gol ante el Valladolid, pero remató el gran centro de Llorente al segundo palo por fuera de la red. Un gol hubiese supuesto el empate y cambiar por completo el transcurso del partido. No llegó, pero no por ello dejó de mostrarse. La pedía e intentaba dar un paso más para estirar a un equipo muy replegado. Tras varios regates volvió a buscar portería en los últimos minutos con un disparo que se marchó por arriba. Su entrada fue una de las mejores noticias en el gris encuentro rojiblanco.

Ahora llega la Copa, un torneo donde aparentemente Lemar tendrá que ser protagonista. De momento ya se ha convertido en uno más en la rotación y ha ido ganando puestos entre las prioridades para Simeone. La confianza depositada por el Cholo se está viendo respondida y si recupera a un futbolista con tales características será un gran salto para el Atlético. Su calidad técnica es indudable. Lemar todavía está a tiempo, un campeón del mundo venido a menos, pero con ganas de demostrar que tiene mucho fútbol en sus botas para entregar a la afición del Atlético.

Koeman, la revolución puede esperar

Aunque luego el resultado le dio, sólo en parte, la razón, la alineación de Ronald Koeman contra el Levante sorprendió a un porcentaje altísimo del entorno del Barça. Cuando todos esperaban con cierta expectación una sacudida después del 2-1 contra el Cádiz y el 0-3 contra la Juventusel holandés no hizo una sola concesión y sacó su perfil más conservador. Hasta siete supervivientes del humillante 2-8 de Lisboa fueron titulares. A saber, Ter Stegen, Lenglet, Alba, Busquets, De Jong, Griezmann y Messi. Puede ser peor si se rasca un poco más. Probablemente, Sergiño Dest y Araújo jugaron porque Sergi Roberto y Piqué están lesionados y Braithwaite, porque ya Suárez se fue al Atlético. El titular número once, Coutinho, también pertenece a la generación del fracaso de Liverpool.

Más allá de análisis futbolísticos, ya que es posible que Koeman hiciera lo más prudente para asegurar el marcador en un partido decisivo, lo que quedó claro es que, para el holandés, que supuestamente había venido a darle al vestuario la vuelta como un calcetín, la revolución puede esperar. Es cierto que las circunstancias no le están ayudando. Uno de los líderes del cambio, Ansu, se lesionó de gravedad en el partido contra el Betis.

Hay, sin embargo, una situación que puede convertirse en peliaguda para Koeman. Hasta ahora, y al contrario que con Valverde o Setién, nadie le había exigido resultados, sólo valentía para poner a los jóvenes. Ese es su principal aval. El arrojo y el descaro para no casarse con las vacas sagradas. Sin embargo, Koeman prescindió de Pedri en el once contra el Levante. Trincao y Pedri (el único en el que realmente parece creer) salieron un ratito, Riqui y Aleñá ni aparecieron por el partido y, para colmo, acabó jugando con tres centrales después de la extravagante salida de Umtiti al campo, con posible penalti incluido.

Semanas después de gustar mucho en Kiev con un equipo en el que estuvieron Mingueza, Júnior, Aleñá o Pedri, Koeman ha dado un paso atrás por la razón que sea. Como buen conocedor del fútbol, es posible que la reflexión le haya hecho ver que después de cuatro derrotas en LaLiga y un palo como el de la Juventus, meter a los jóvenes con calzador podría suponer una manera de quemarlos. Sin embargo, Koeman se está jugando su credibilidad porque, de cara al exterior, todos esperaban cambios. Exigían cambios. Y van a menos. Será interesante comprobar cuáles son los próximos pasos del holandés contra Real Sociedad y Valencia. Si Koeman sigue poniendo a «los mismos cabrones de siempre» se le demandarán resultados. Y no están siendo los mejores.

 

Angeliño tumba a un United que rozó el milagro

Cuando el Manchester United quiso darse cuenta ya estaba hundidoEn un cuarto de hora el RB Leipzig había marcado dos goles. Dos golazos. Una exhibición de fútbol ofensivo que descolocó por completo a los ingleses. Y un protagonista: José Ángel Esmorís Tasende, de 23 años, nacido en Coristanco, Galicia.

Angeliño metió el primero nada más empezar y asistió en el segundo, apenas unos minutos más tarde. Los dos goles fueron cortados por el mismo patrón: balón largo al lateral, centro al segundo palo y remate de primeras. En el primero remató Angeliño, espléndido, y en el segundo lo hizo Haidara, haciendo añicos la defensa de cinco que había planteado Solskjaer. Además de los cinco defensas, Matic y McTominay completaban una alineación con siete futbolistas no ofensivos que en un suspiro perdió todo el sentido.

No contentos con el 2-0, los de Naggelsman hicieron un tercero obra de Orban que fue anulado por el VAR. No había pasado ni media hora. Cuando pasó una hora entera, es decir, en la segunda parte, se confirmó la tragedia. Otro centro de Angeliño, con un rebote incluido, fue a parar a los pies de Kluivert, que metió el tercero y tumbaba a los ingleses… o eso parecía.

El empujón del Manchester United ya había comenzado antes de recibir el 3-0 y fue gracias a Bruno Fernandes, como durante toda la temporada, como desde que llegó. Lanzó una falta al palo y después metió un penalti. Le acompañó Pogba, que entró en el descanso junto a Van de Beek, y el francés marcó de cabeza el 3-2 cuando quedaban poco más de 5 minutos. Tuvo una última, rozó el milagro, pero el desvío de Mukiele se lo encontró Gulacsi entre las piernas y los diablos rojos jugarán la Europa League a partir del mes de febrero.

El Basaksehir acusó al cuarto árbitro de racismo y se marchó del campo

El PSG-Istanbul Basaksehir, correspondiente a la última jornada de la Champions, ha sido suspendido debido a un supuesto caso de racismo. El exjugador del Mallorca, Pierre Webó, acusó al cuarto árbitro de haberle insultado de forma racista, lo que originó una protesta que llevó a parar el partido. La UEFA ya ha confirmado que el encuentro se reanudará este miércoles a partir de las 18:55 con un nuevo cuarteto arbitral. El holandés Danny Makkelie es el colegiado elegido por el organismo de fútbol europeo para dirigir la reanudación del choque.

Ambos equipos, de forma voluntaria, decidieron abandonar el terreno de juego en señal de protesta ante la acusación del camerunés hacia uno de los colegiados del partido. El incidente se ocasionó en el minuto 7, tras una durísima entrada sobre Neymar que posteriormente derivó en el supuesto acto racista.

Según las imágenes de TV, el cuarto árbitro, Sebastian Coltescu, del colegiado rumano Hategan se refirió a Pierre Webó con la expresión: «Ha sido ese chico negro». Lo que provocó el incidente con el banquillo del equipo turco. En TV se pudo observar como el futbolista Demba Ba le dijo al colegiado rumano: «Cuando señalas a un jugador blanco, no dices ‘ese jugador blanco’. Pero cuando te refieres a un jugador negro dices ‘ese jugador negro'». Varios miembros de la plantilla del Basaksehir se señalaron la palabra ‘respect’, serigrafiada en su pantalón.

Versión del cuarteto arbitral al delegado UEFA

El cuarto árbitro, el también rumano Sebastian Coltescu asegura que no le ha llamado «negro» en el sentido despectivo, si no «chaval negro»(black guy). Pero la explicación no convence a los jugadores del conjunto turco que, liderados por un miembro de su cuerpo técnico, reprochan al cuarto árbitro utilizar el color de la piel para identificar al jugador.

«¿Por qué cuando te refieres a un blanco no le llamas el chaval blanco?», le reprochaban. El cuarto árbitro se defendía asegurando que en su idioma la palabra «negro» no tiene connotaciones racistas. Frente al revuelo generado, y pese a la intervención del delegado de la UEFA, los jugadores de ambos equipos se dirigieron a los vestuarios.

Intento de reanudación por la UEFA

El delegado de la UEFA pidió a los dos equipos saltaran de nuevo al campo, después de que se amainaran los ánimos. El equipo turco estaba de acuerdo pero su petición era que se reanudara el partido pero sin el cuarto árbitroLa UEFA se negó porque no estaba probado el comentario y no podía acceder a esa petición del Basaksehir sin un informe de los incidentes. Incluso, se barajó que el cuarto árbitro fuera sustituido por uno de los miembros de la sala VOR. Miembros de la plantilla del PSG están del lado de los jugadores del Basaksehir y aceptan la decisión de no seguir con el encuentro.

El Istanbul ya ha condenado el incidente en las redes sociales, mostrando su apoyo a Pierre Webó y tuiteando en inglés «Say no to racism». El conjunto turco no ha dudado ni un segundo en abandonar el terreno de juego una vez que Pierre-Webó ha acusado al cuarto árbitro. El incidente fue de tal calibre que el director deportivo del PSG, el brasileño Leonardo, tuvo que bajar a pie de césped para hablar con el delegado de la UEFA y con los jugadores del equipo de París.

España busca rival en la Final a Cuatro de la Nations League

España conocerá hoy (17:30) su calendario para la Final a Cuatro de la Nations League (NL), que se disputará en las ciudades de Milán y Turín en octubre de 2021. La Selección tendrá como posible rival en semifinales a Italia, Bélgica o Francia, los otros tres países clasificados para la ronda final de la competición. Las semifinales de la segunda edición de la NL se jugarán los días 6 y 7 de octubre de 2021 y la final y el partido por el tercer puesto el domingo día 10 del mismo mes.

Dentro de cuatro días, el próximo lunes, 7 de diciembre, España volverá a entrar en los bombos del fútbol para conocer sus rivales en la fase de clasificación para el Mundial de Qatar-2022, que La Roja iniciará en marzo con una serie de tres partidos. Estar en la Final a Cuatro de la NL descomprime el calendario de La Roja, ya que la UEFA ha establecido que los cuatro combinados de la fase final (España, Italia, Bélgica y Francia) serán sorteados para el Mundial 2022 en un grupo de cinco selecciones para la fase de clasificación, en lugar de un grupo de seis selecciones al que irán el resto de países de la zona europea.

España se clasificó primera de su grupo tras una brillante goleada (6-0) ante Alemania y se encontrará con una Francia invicta en la fase de clasificación, con una Bélgica ya consolidada y que tiene al mejor goleador de la competición, Lukaku con cinco goles en cinco partidos, y con una nueva Italia que ha conseguido hacer un buen equipo tras un largo recorrido, como le ha ocurrido a la Selección.

En cuanto al Mundial, España estará incluida como cabeza de serie europea en el bombo 1 del sorteo de clasificación de la FIFA para Qatar 2022 junto a Francia, Inglaterra, Portugal, Italia, Croacia, Dinamarca, Alemania y Países Bajos. La fase europea de clasificación para Qatar 2022 se jugará entre marzo y noviembre de 2021. Las diez primeras selecciones de cada de grupo lograrán la plaza directamente.

La UEFA celebrará este jueves su último Comité del año. Además de los detalles sobre la Final a Cuatro de la NL, tras la reunión se darán a conocer también el país anfitrión de la fase final de la Conference League 2022, la tercera competición de clubes que la UEFA va a poner en marcha desde el año que viene y el país organizador del Campeonato de Europa Sub-21 de 2023.

Milik vuelve a ser objetivo prioritario del Atlético

La lesión de Diego Costa y la baja de Luis Suárez por Covid han evidenciado que el Atlético necesita otro delantero en su plantilla si aspira a disputar todas las competiciones. Antes de la preocupante dolencia de Costa, la dirección del Atlético de Madrid ya contemplaba distintos escenarios para el mercado de enero. Y no descartaba que Diego Costa se marchara, toda vez que concluye contrato el 30 de junio y podría adelantar su salida. Si el delantero hispano brasileño saliera, el delantero elegido es Arkadiusz Milik.

El delantero polaco ya estuvo en la agenda del Atlético el pasado verano. Interesaba para llegar junto a Luis Suárez para afrontar con tres nueves de primer nivel la temporada, toda vez que Simeone no considera a Iván Saponjic para jugar en su equipo a tenor de la utilización que ha hecho de él toda la temporada pasada y lo que se lleva disputada de la actual.

La situación financiera del Atlético impidió el fichaje de Milik, que estuvo a un paso de fichar por la Roma para sustituir a Dzeko, que se iba a ir a la Juventus, pero al final el bosnio se quedó en la Roma y el polaco y el Nápoles y Morata se fue del Atlético cedido a la Juventus.

Milik acaba contrato con el Nápoles en junio, por lo que el Atlético negociaría un traspaso a la baja por un jugador que queda libre en seis meses. El delantero polaco cuenta con más opciones como las del Everton y el Tottenham Hotspur, pero el Atlético competirá por hacerse con sus servicios.

En 2016, el Nápoles fichó a Milik del Ajax, donde llegó procedente del Bayer Leverkusen. Esta temporada no está jugando porque no accedió a ampliar su contrato en verano y De Laurentiis, el extravagante presidente del Nápoles, decidió no inscribirle en ninguna competición después de que las dos últimas temporadas fuera el máximo goleador del equipo. Lo normal es que Milik salga del Calcio en enero. Y el Atlético será uno de los equipos que intentará ficharle porque necesita un delantero.

Si Marcos André anota, el Real Valladolid gana

El Real Valladolid tiene nuevo jugador talismán. La confianza que se ha demostrado desde el club en el brasileño Marcos André, cedido en el Mirandés la temporada pasada, empieza a tener su compensación. El punta, que debuta esta temporada en Primera, es el máximo goleador del equipo, con dos tantos. El primero lo hizo ante el Athletic de Bilbao y el segundo en Granada, ante el conjunto de Diego Martínez, y aunque el equipo anotó otro gol ante los bilbaínos y dos más ante los andaluces, lo cierto es que cada vez que anota, el equipo pucelano gana. El brasileño marcó en dos partidos y son los dos encuentros en los que los pucelanos ganaron.

Llama la atención que entre los goleadores del equipo no se encuentre Shon Weissman, jugador por el que el Real Valladolid hizo el mayor desembolso de su historia, cuatro millones, aunque es cierto que apenas ha contado con minutos y, sin embargo, el brasileño, firmado en el verano de 2019 y cedido la campaña pasada al Mirandés, ha caído de pie en el equipo, siendo de los jugadores más destacados en los últimos dos partidos. Y todo ello a pesar de sus molestias en el pubis que no le permiten entrenarse con normalidad y que no tienen fácil solución a corto plazo.

Hay que recordar que los blanquivioletas están en la zona media de goleadores de la categoría (10). Marcos André anotó dos, mientras que hicieron uno: Jota, Plano, Orellana, Bruno, Waldo, Toni, Guardiola y Míchel, pero todavía está entre los equipos más goleados, con 15, sólo siete conjuntos han encajado más.

Los pecados del Valencia

Llegados a la jornada 10, las estadísticas dibujan las virtudes y los defectos de los equipos. Los del Valencia de Gracia están claros con los datos en la mano. A favor, su efectividad. Según los registros de Opta: ha marcado 17 goles en 79 remates (21,5%). Solo la efectividad del Elche (25,8%) y Atlético de Madrid (22,7%). Por el contrario, sus principales defectos son los goles que encaja antes de la media hora de partido y el número de remates a puerta que le hacen los rivales.

Jaume Domenech pasa por ser el portero de la Liga al que más veces le han rematado los equipos rivales en lo que llevamos de campeonato. En total, 151 remates a portería (48 de ellos entre palos). Jaume ha realizado 38 paradas y Opta califica a 8 de esas paradas como «grandes oportunidades». Ningún otro portero ha tenido que evitar tantos goles.

El Valencia ha encajado 16 goles. Once de ellos desde dentro del área, tres desde fuera, uno de falta directa y otro de penalti. Además contra el Alavés encajó su segundo gol tras saque de córner del rival. Pero, más allá del cómo, otra clave de los males del Valencia es el cuándo. El Valencia es el equipo que más goles ha encajado antes de la media hora de los partidos: ocho goles. Cinco entre el pitido inicial y el minuto 15; tres entre el minuto 15 y 30.

El Valencia solo ha dejado su portería a cero en una de las diez jornadas disputadas, contra la Real Sociedad en Anoeta, en su única victoria a domicilio; mientras que Levante, Celta, Betis, Villarreal, Elche, Real Madrid y Alavés se le adelantaron en el marcador. La mayoría de ellos, precedidos de errores propios: «Regalamos demasiado», dijo Gracia nada más concluir el partido de Mendizorroza.

No obstante, otra constante del Valencia, esta a su favor, es su capacidad de reacción. El equipo se sobrepuso a los golpes recibidos contra el Levante y el Real Madrid, partidos en los que logró los tres puntos, y también contra el Getafe y el Alavés. Al cuadro azulón le empató en el minuto 96 cuando iba perdiendo 1-2 y al Alavés le igualó los dos goles con los que llegaron los de Machín al descanso.

Partidos de hoy, 24 de noviembre, de Champions League y LaLiga Smartbank: horario y TV

Vuelve el balón de la Champions League a rodar con un martes cargado de adrenalina. En esta primera parte de la cuarta jornada comenzarán a decidirse grupos y el futuro de algunos equipos, para lo bueno y para lo malo. Ocho partidos con grandes nombres y necesidades que nos obligarán a tirar de multipantalla a aquellos que tengamos acceso a ella. Chelsea, Juventus, Borussia Dortmund, Manchester United o PSG son algunos de los actores que completan el elenco de hoy y acompañan a los protagonistas dentro de nuestras fronteras en esta superproducción: Sevilla y Barcelona.

Partidos más destacados:

Krasnodar-Sevilla (18:55 horas, Movistar Liga de Campeones)

Una victoria tacharía de la lista de Lopetegui el primer objetivo de la temporada, pasar de fase en la máxima competición continental. Siempre que el Rennes no le robe los tres puntos al Chelsea en el otro partido del Grupo E. Ya tiró el Sevilla de épica en la primera vuelta ante los rusos y lo hizo frente al Celta este fin de semana. En el Krasnodar Stadium, mejor dejar a un lado los sustos. Con Navas sancionado, Koundé puede ocupar el lateral derecho y dejar a Diego Carlos sin su socio habitual.

Dinamo de Kiev-Barcelona (21:00 horas, Movistar Liga de Campeones)

En cuadro, así llega el conjunto azulgrana a Kiev. Por las lesiones y por la convocatoria de Ronald Koeman, que ha dejado en Barcelona a Leo Messi y a Frenkie de Jong. La clasificación está encarrilada y la victoria en Turín pone a tiro la primera plaza, pero si ya se ha dado el paso adelante, mejor evitar dar dos atrás con un pinchazo inesperado. Hora de reivindicarse para Dembélé y Griezmann y de estrenarse para el canterano Mingueza, que acompañará a Lenglet en la zaga.

Resto de partidos de Champions de hoy:

Rennes-Chelsea (18:55 horas, Movistar Liga de Campeones)

Borussia Dortmund-Brujas (21:00 horas, Movistar Liga de Campeones)

Juventus-Ferencvaros (21:00 horas, Movistar Liga de Campeones)

Lazio-Zenit (21:00 horas, Movistar Liga de Campeones)

Manchester United-Basaksehir (21:00 horas, Movistar Liga de Campeones)

PSG-RB Leipzig (21:00 horas, Movistar Liga de Campeones)

Partidos de LaLiga Smartbank:

Castellón-Alcorcón (19:00 horas, Movistar LaLiga)

Girona-Málaga (19:00 horas, GOL y Movistar LaLiga)

Lugo-Oviedo (21:30 horas, Movistar LaLiga)