Olaza regresa a Boca y Óscar se queda sin lateral zurdo

Se acabó la segunda etapa de Lucas Olaza en el Celta. La cesión del lateral uruguayo concluyó este miércoles y el indiscutible carrilero zurdo del conjunto vigués durante los últimos quince meses regresa a Boca Juniors. La directiva que preside Carlos Mouriño han decidido no ejercer la opción de compra de 4 millones de euros.

«Olaza abandona el club tras no alcanzar un acuerdo con Boca Juniors para la prórroga de 19 días que solicitó el RC Celta. El club agradece su esfuerzo y profesionalidad durante su etapa en Vigo y le desea la mayor de las suertes en su futuro personal y profesional«, publicó la entidad céltica en un breve comunicado.

El defensa charrúa de 25 años disputó este miércoles los 90 minutos en la derrota celeste por 5-1 en Mallorca. A la conclusión del encuentro Óscar García afirmó que «ojalá pueda participar hasta que finalice la temporada. No es una decisión que tenga que tomar yo, no tengo ese poder».

Agujero

El técnico catalán se queda sin lateral zurdo para lo que resta de temporada. David Juncà, el suplente de Olaza, está lesionado y no volverá a jugar hasta el próximo curso. Óscar también ha perdido este miércoles en la banda izquierda a Denis Suárez, que sufre una lesión en el bíceps femoral.

El Celta prescinde de Olaza por segunda vez en la carrera del uruguayo, que militó una temporada (2015-2016) en en el filial céltico. Tras ser pieza básica la pasada campaña en la reacción del equipo para lograr la permanencia, este curso ha sido titular en 30 ocasiones. Solo Iago Aspas y Rubén Blanco acumulan más minutos.

Los que sí seguirán en Vigo hasta el 19 de julio serán los otros cinco cedidos: Jeison Murillo, Pape Cheikh, Fedor Smolov, Filip Bradaric y Rafinha Alcántara.

Villar, paraguayo en Pucela

Ocupar la portería de Paraguay no es tarea sencilla. José Luis Chilavert fue dueño y señor de la meta guaraní durante más de 15 años y desde ese puesto se consolidó como la mayor leyenda de la historia del fútbol paraguayo. Desde su retirada en 2004, España nunca se había enfrentado a Paraguay, por lo que Justo Villar se iba a convertir en el duelo de cuartos de final del Mundial de Sudáfrica en el primer arquero paraguayo en jugar contra la Selección después del legendario portero goleador. Villar iba a ser la última barrera que separara a La Roja de las semifinales de la Copa del Mundo.

No era un desconocido para la afición española. Caminero le fichó para el Valladolid en 2007, procedente del Newells Old Boys argentino. La gravísima lesión de Asenjo le abrió rápidamente las puertas de la titularidad en el conjunto pucelano, donde rápidamente pasó a ser uno de los mejores jugadores de LaLiga en su posición.

En el choque ante España, tuvo un papel protagonista. Si la balanza final hubiese caído del lado paraguayo, Villar, y no Casillas, hubiera copado las portadas de los diarios al día siguiente. Justo un minuto después de que Iker detuviera el famoso penalti a Cardozo, Villa cayó derribado en el área contraria. Xabi Alonso lanzó el penalti a gol pero tuvo que repetir y Villar le detuvo el segundo lanzamiento. Por suerte para España, Villa terminó encontrado un resquicio para marcar.

Una semana decisiva: calendario del Real Madrid y el Barcelona

A los once días de reanudarse el campeonato, el Madrid recuperó el liderato; la siguiente semana aumentó a dos puntos su ventaja con el Barcelona y el empate de ayer del equipo de Setién contra el Atlético puede hacer que la renta blanca aumente si gana al Getafe el jueves. Esta semana el título puede quedar prácticamente visto para sentencia. Blancos y azulgranas afrontan los enfrentamientos ante los rivales más duros que les quedan en esta recta final de Liga. Con permiso del Villarreal, quinto clasificado y que visitará a los blancos en la penúltima jornada

Precisamente el Barça cerrará la semana rindiendo visita al conjunto groguet. Los cuatro partidos restantes para los azulgranas serán ante rivales de la mitad baja de la clasificación: Espanyol (20º), Valladolid (15º), Osasuna (11º) y Alavés (16º). Los cuatro podrían llegar, para bien o para mal, con su futuro resuelto.

Al Madrid la semana se le presenta contra otros dos rivales que pelean por Europa: Getafe (6º) y Athletic (9º). Luego vendrán Alavés (16º) y Granada (11º) y los de Zidane acabarán la Liga recibiendo a un Villarreal inmerso también en la lucha por los puestos europeos y visitando a un Leganés (19º), que puede estar condenado o apurando sus opciones de salvación.

Los descansos y el orden los partidos también serán importantes en este esprín final. Después de medirse con el Getafe (jueves 2 de julio, 22:00), el Madrid apenas tendrá 62 horas de reposo para preparar la visita ante el Athletic de la 34ª jornada (domingo 5, 14:00). Esa jornada será la única de las once de la reanudación liguera en la que los blancos jueguen antes que el Barcelona. Los azulgranas dispondrán de 118 horas para pensar en su respectiva visita al Villarreal (domingo 5, 22:00) después del partido de anoche ante el Atlético .

El Madrid disfrutará luego de su mayor período de descanso entre partidos: 126 horas. Aunque los horarios de la 35ª jornada aún no están confirmados, LaLiga ya ha comunicado a los clubes que el Real Madrid-Alavés se jugará el viernes 10 a las 22:00. Esto hará que, pese a ese prolongado descanso, a los de Zidane se les condensarán los últimos cuatro partidos de Liga en diez días. Mientras, el Barcelona, que recibirá al Espanyol el miércoles 8, tendrá doce días para afrontar sus últimos cuatro compromisos del campeonato.

Zidane echa el candado

Los ataques lucen, pero son las defensas las que dan los títulos. Ese axioma, tradicional en la NBA y el fútbol americano, se puede aplicar al Real Madrid y a esta Liga. Zidane le está echando el lazo al campeonato a base de tener el sistema defensivo más eficaz. Ese Madrid que casi miraba con pasividad los goles encajados porque pensaba ganar por aplastamiento es cosa del pasado. Un dato lo dice todo: este Real Madrid 2019-20 deja su portería a cero en la mitad de las jornadas que juega. De las treinta y dos disputadas dejó al rival sin marcar en dieciséis. Cerrojazo.

Un sistema basado en un diamante defensivo. Courtois, por delante Ramos y Varane, y por delante de esos tres, el tapón supremo, Casemiro. A eso se le añaden laterales en un gran estado de forma como Carvajal (evitó un susto en el RCDE Stadium sacándole un gol a Darder) y Mendy. Lo de Case se puede apreciar estadísticamente. Es el que combina más entradas (89) y despejes de cabeza (32) de toda la Liga. Un frontón brasileño.

Zidane ha tenido claro que esta Liga del Coronavirus, como la definió Ramos, es como jugar un Mundial. Mucho partido en pocos días y construir, sobre todo, desde no regalar nada atrás. El plantel le ha hecho caso a pies juntillas. En ninguna de las cinco jornadas disputadas tras el parón el equipo blanco comenzó perdiendo. El Eibar sólo pudo marcar cuando el Madrid ya vencía 3-0 y la Real se metió en el partido cuando la ventaja madridista era de 0-2.

El beneficiado inmediato es Courtois
Una mejoría que trasluce en el Madrid colocando a un aspirante al Trofeo Zamora. Ése es Courtois. El Madrid está moviéndose en las cifras de aquel de la 1987-88 en el que Paco Buyo terminó alzándose con el trofeo. La puja ahora se dirime entre el belga y Jan Oblak. Está reñida. El madridista ha encajado 18 goles en 28 partidos (0,64 por encuentro) y el cancerbero rojiblanco 22 tantos en 31 encuentros (0,71). Más motivos para redoblar la protección a Thibaut.

Carrasco se reengancha

Carrasco se reengancha al Atlético de Simeone. El jugador belga fue el mejor del Atlético en el Camp Nou y además del punto obtenido, la gran noticia para el conjunto madrileño es la aportación del extremo. Carrasco llegó en el mercado invernal como la apuesta rojiblanca para reforzar una plantilla que mostraba carencias ofensivas. La crisis provocada por el COVID-19 obligó a que la competición se parase y eso hizo que Carrasco no pudiera mostrar sus condiciones. Tras el parón, y el gran número de encuentros, Simeone ha ido rotando a su plantilla y Carrasco ya sí ha ofrecido un buen rendimiento. Su partido ante el Barcelona hace que dé un paso al frente. Simeone comentó al final del encuentro que «el Carrasco que se fue está volviendo a su mejor versión».

Carrasco ha jugado 11 partidos de competición oficial en lo que llevamos de temporada, todos en LaLiga. Debutó en el Bernabéu, ante el Real Madrid, el 1 de febrero. Ha jugado siempre y únicamente no disputó ni un minuto contra el Liverpool, en ninguno de los dos partidos de Champions, ni tampoco en el que enfrentó al Atlético ante el Villarreal. En los demás sí que ha gozado de minutos. Ha marcado un gol y dado dos asistencias.

Carrasco realizó cuatro regates (el que más del Atlético), hizo 23 de 26 pases buenos y recuperó cinco balones (que no es lo suyo) en el encuentro ante el Barcelona. Dio la impresión de ser un peligro constante para la defensa azulgrana. Provocó los dos penaltis que propiciaron los dos goles del equipo madrileño. Para Simeone es muy importante la punta de velocidad que tiene el extremo belga.

El futbolista del Atlético acaba su cesión esta temporada. El club rojiblanco ha hablado ya con él para que siga un año más y el belga ha respondido de manera afirmativa. El Atlético quiere hablar con el Dalian chino para que Carrasco esté en la plantilla rojiblanca 2020-21. Simeone ha tenido siempre una gran fe en el belga y partidos como el del Camp Nou le refuerzan. A sus 26 años, en septiembre cumplirá 27, sabe que está ante una de sus últimas oportunidades de volver a un gran nivel en un club que aspira a todo como el Atlético.

Empate a empate, el Atlético se complica mientras bate récords

El Atlético firmó ante el Sevilla su 12º empate en lo que va de Liga, el tercero en las últimas cuatro jornadas. Es su resultado más repetido (44,4%), porque ha ganado once partidos y sólo ha perdido cuatro. El equipo rojiblanco es, de hecho, el segundo equipo con menos derrotas, pues el Madrid lleva tres y el Barça, cinco. Es decir, que es entre tanta igualada donde a los del Cholo se les están complicando sus aspiraciones ligueras. Y en Primera es ya el rey del empate, por delante del Celta y del Valladolid, que han atado 11.

Este Atleti es al que más le está costando clasificarse para la Champions desde que está Simeone. La razón obvia es que es el que menos puntúa y, una causa de ello, es que nunca había empatado tanto como en esta 2019-20. A estas alturas, jornada 27, es el que más X ha sellado de su historia en Primera. En 1975 llevaba una menos. Y a falta de once fechas, el equipo ya ha batido el récord de la era Cholo, que abarca ocho temporadas desde el inicio.

Hasta ahora, los dos cursos en los que más tablas había firmado eran las dos últimas: en la 18-19 y la 17-18 se quedó en diez y en ambas quedó subcampeón con 76 y 79 puntos. Esta vez, con doce empates ya, sólo podría alcanzar los 78 si lo ganara todo de aquí al final de curso. Cuantitativamente, hay un contraste en el que el Atleti ha ido a peor. Y tantos empates tienen buena parte de la culpa…

Illarramendi recibe su mejor regalo de cumpleaños

Seis meses después de su grave lesión de peroné y tobillo, Asier Illarramendi volvió a entrenar con todos sus compañeros. Por fin. Porque ha pasado demasiado tiempo sin que la Real Sociedad haya podido contar con su capitán. Pero el mutrikuarra ya está de vuelta. Y su primer entrenamiento con el grupo después de completar su recuperación ha llegado en un día muy especial para él. Este domingo cumple 30 años, y en el día de su aniversario ha recibido el mejor de sus regalos: la vuelta con el grupo, lo que quiere decir que empieza su cuenta atrás definitiva para volver a los terrenos de juego.

Esta gran noticia para la familia txuri-urdin ha llegado en la habitual sesión post-partido de la Real Sociedad, en la que los titulares han trabajado con más suavidad que los demás jugadores para que puedan recuperarse en condiciones de cara al inminente encuentro en Ipurua contra el Eibar de este martes. Pero el resto de la plantilla ha completado una sesión muy exigente bajo la atenta mirada de su entrenador, Imanol Alguacil. Y con ese grupo de futbolistas ha estado Illarramendi, completando el entrenamiento con el grupo sin aparentes problemas, dando un paso más para su definitivo regreso a los terrenos de juego, y está ya con pinta de definitivo.

Illarramendi se lesionó en la tercera jornada en San Mamés contra el Athletic. Desde entonces ya no ha podido disputar ni un solo partido esta temporada. En principio tenía afectado el peroné izquierdo, pero los médicos realistas se temían que tuviera algo más grave, extremo que se confirmó cuando fue operado, así que su recuperación ha sido más larga, porque ha tenido que ser intervenido hasta en dos ocasiones en todo este tiempo de recuperación. Ha sido un proceso largo, pero el capitán realista ya ve la luz al final del túnel, para apuntarse de cara al tramo decisivo y más atractivo de la temporada. Con este regreso, Imanol recupera a todos sus jugadores y ya no tiene a ningún jugador lesionado, por lo que tiene la enfermería vacía por primera vez en toda la temporada.

El Fuenla, a vueltas con el arbitraje

Al Fuenlabrada le están creciendo los enanos jornada tras jornada. Males propios y males ajenos. Sin embargo, hay un ‘mal’ que es está repitiendo recurrentemente en el gris momento azulón, el arbitraje. El equipo del sur de Madrid está siendo uno de los mayores ‘afectados’ del VAR en su estreno en la categoría de plata, además de sufrir alguna decisión arbitral polémica.

Cristóbal, como protagonista principal, Granell, el VAR y el árbitro Díaz de Mera protagonizaron el primer momentum de los azulones. En el 67′ 10», Cristóbal cometía una dura entrada sobre el jugador del Girona, Granell, y el árbitro le mostró la roja directa al madrileño. Con el jugador ya en vestuarios, el VAR invitaba a revisar la acción al colegiado Díaz de Mera quien cambiaba la tarjeta roja por una amarilla. En ese momento, el disparate sólo acaba de comenzar.

Cristóbal, jugador experimentado, le recriminó a Granell algo de exageración. El catalán, quien en ningún momento rehusó la confrontación, se encaró con el centrocampista fuenlabreño. Díaz de Mera, tirando por el camino del medio, mostró amarilla a ambos jugadores. Ésto significaba la segunda tarjeta amarilla de Cristóbal y, por ende, su expulsión en el 71′ 03». Dos expulsiones en menos de tres minutos. Una escena donde faltó cabeza y poso a jugadores y colegiado.

El segundo momentum tuvo lugar en la visita del vecino Alcorcón al Fernando Torres. El VAR, otra vez, el colegiado Iglesias Villanueva y el capitán del Fuenlabrada Juanma Marrero, los protagonistas.

Juanma anotaba el segundo tanto de los suyos al cazar el rechace de un córner en el 63′ 57». Iglesias Villanueva daba primero gol para los azulones, pero el VAR haría su aparición minutos después. El balón había tocado la mano del central lo que habría facilitado el gol. El trencilla anuló, como es lógico, el tanto de Juanma y mostró amarilla al futbolista considerando voluntaria la acción en el 65′ 40». Esta amonestación suponía la segunda de Juanma y su consiguiente expulsión. Las imágenes no dejan claro en ningún momento que Juanma tuviese la voluntad de tocar el balón con la mano.

El último momentum tuvo lugar la pasada jornada. El Fuenlabrada vio como el árbitro Varón Aceitón anulaba el tanto de los azulones, en el 44′ 30», por un golpe a Mikel Rico. Para ello, el colegiado tuvo que consultar el VAR. Las imágenes mostraban el golpe de Ibán al jugador oscense, pero también un agarrón de Mikel en el inicio de la jugada. Agarrón que no vería el árbitro y que calentó los ánimos en el equipo fuenlabreño.

Mere, técnico del Fuenlabrada, no rehuyó el tema en la rueda de prensa posterior al encuentro en el feudo del Huesca, además de comentar la polémica acción contra el Alcorcón. «Esa jugada condiciona el partido. Ya nos pasó la anterior jornada contra el Alcorcón. He hablado con el árbitro al acabar el encuentro y tampoco he entendido su resolución de esa jugada. Se ve claramente que agarran a Ibán y él se lo quita de encima de una forma normal. Creo que el gol debería haber subido al marcador», afirmó el técnico.

El Leganés se ahoga como uno de los equipos con más remate

Las paradojas persiguen al Leganés. Los pepineros continúan en lo más profundo de la clasificación. Para colmo, sus dos referencias en ataque, Braithwaite y En Nesyri, han salido en las últimas semanas. Eso, sin embargo, no ha capado ofensivamente a los de Javier Aguirre. Más al contrario. El problema: la puntería. Los blanquiazules continúan con el acierto desviado.

El dato es llamativo. Por ejemplo, en la última jornada, frente al Alavés en Butarque, el Leganés remató hasta 19 veces. Fue, de todo el fin de semana, el equipo que más veces lo intentó por detrás de Atheltic (18) o Eibar (15). El problema es que, de esos 19 remates, apenas seis fueron a portería y sólo uno se convirtió en el gol que hizo Guido Carrillo. La efectividad en este encuentro para el Leganés fue del 5,2%, un porcentaje bajo. Muy bajo.

No es la primera vez que le pasa. Por ejemplo, el Leganés es uno de los equipos que más ha rematado en las últimas cinco jornadas con una media de trece tiros por partido. El dato, como el anterior, proporciona la cuenta especializada @StatsPrimeraEso lo coloca como el cuarto equipo más rematador de esta clasificación virtual por detrás de Real Madrid, Barça y Osasuna.

Sucede, sin embargo, que de esos remates sólo una media de 3,2 termina entre palos cada partido y apenas le han servido para anotar tres tantos en lo que llevamos de segunda vuelta. Desde que comenzó la segunda mitad del campeonato, hace siete partidos, el Leganés sólo ha marcado tres goles en los pies de Omeruo y Óscar (éste de falta) y la cabeza de Carrillo.

Con tan pobre acierto, el Leganés sólo ha logrado ir ganando un minuto en lo que llevamos de segunda vuelta y, en verdad, fueron sólo unos segundos, los que transcurrieron desde el gol de Óscar a la Real Sociedad (2-1) en el 94’ y el pitido final que se produjo justo tras su zambombazo a la escuadra.

La ausencia de goles preocupa, pero Javier Aguirre pide a sus delanteros que se empoderen. “Antes teníamos dos delanteros y ahora tenemos otros dos. Guido y Guerrero son matadores, pero no generamos mucho. Seguimos de pie. Hay que seguir, seguir… mientras haya vida, hay esperanza”, insistió el pasado sábado el técnico mexicano.

El Almería tiene el ascenso en una casa no blindada

El Almería luchará hasta el último momento por subir a Primera División si no la pifia en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, donde actuará en siete de la docena de jornadas que restan. Además, a pesar de que se trata de una de las Segundas más igualadas de las últimas temporadas, excepto el Alcorcón y el Rayo, el resto de los rivales que visitará el feudo de la Vega de Acá esta luchando a día de hoy por la permanencia.

Sin embargo, los de José María Gutiérrez no se están mostrando fiables en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, sobre todo, desde la llegada del madrileño. En concreto, con el ex del Real Madrid el cuadro indálico apenas ha ganado tres de los ocho encuentros que ha disputado como local. Echando un vistazo global a la clasificación de los encuentros disputados en casa, la UDA iría en novena posición.

El Almería apenas ha ganado la mitad de los encuentros que ha disputado en el Mediterráneo, donde tiene un balance de siete triunfos, tres empates y cuatro derrotas, con 21 goles a favor y trece en contra. Destaca lo último, puesto que en la pasada campaña los de Fran Fernández apenas encajaron un par de dianas más en toda la temporada. Una temporada pasada en la que los rojiblancos hicieron una media de 1’86 puntos por partidp, por el 1’71 de ahora.

El promedio lleva bajando cinco jornadas, ya que los almerienses apenas han vencido en uno de sus últimos cinco encuentros en el recinto de la Vega de Acá, perdiendo en tres ocasiones e igualadando en una. El próximo sabado (21:00 horas) el Almería recibirá al Deportivo; en la jornada 33, a Las Palmas; en la 35, al Alcorcón; en la 37, al Sporting; en la 38, al tenerife; en la 40, al Rayo; y en la última, al Málaga.